Buscar

Zapatero pide al PP que no haga con la lengua de todos lo que con la bandera

4/07/2008 - 19:57

El secretario general del PSOE y presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, reclamó hoy a los 'populares' que "no hagan con la lengua de todos lo que tanto tiempo han hecho con la bandera de todos". "Sí --apostilló--, la lengua de todos y las lenguas de todos, porque todas las lenguas están en las banderas de todos".

MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

El secretario general del PSOE y presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, reclamó hoy a los 'populares' que "no hagan con la lengua de todos lo que tanto tiempo han hecho con la bandera de todos". "Sí --apostilló--, la lengua de todos y las lenguas de todos, porque todas las lenguas están en las banderas de todos".

"Siempre he tenido la convicción de que si preservamos la diversidad y la pluralidad, fortaleceremos la unidad de nuestro país", manifestó en su discurso ante el plenario del 37 Congreso Federal.

El dirigente socialista partió de esta afirmación para criticar a la derecha por entender que utiliza los "símbolos de todos contra otros españoles" y "como si fueran sólo suyos". Pidió que dejen de usarlos porque cree que con eso harán un "gran servicio a la unidad de nuestro país".

Se refirió en concreto a la bandera para reprochar al PP el haberse dado cuenta estos días, con la victoria de España en la Eurocopa de fútbol, de que "la bandera es de todos". La bandera, dijo, es un "símbolo que sólo debe ser usado cuando nos representa a todos y eso es lo que han hecho con alegría los españoles", exclamó.

Zapatero, quien en su discurso dedicó un recuerdo al último socialistas asesinado por ETA, Isaías Carrasco, defendió que el PSOE se parece a España porque es parte de esa España que, "teniendo un pasado duro y difícil ha sabido construir un futuro con libertad y generosidad". Zapatero quiso dejar claro que esa es la posición de los socialistas y cree que es lo que quieren la mayoría de los ciudadanos.

Afirmó, en este sentido, que España es "diversa y plural" y que "lo es en su conjunto y en cada una de sus partes". Por ello, en este punto advirtió que "la integración es una tarea de todos, del conjunto y de las partes".

DEFENSA DE AÍDO Y SU MINISTERIO

Zapatero dedicó tiempo a defender su gestión y su proyecto y también a criticar al PP y acusó a los que se han opuesto al Ministerio de Igualdad de no querer perder su poder sobre las mujeres, para que estas no sean independientes y estén sometidas a ellos. "No daremos un paso atrás", exclamó.

Mencionó también al ministro de Exteriores, Miguel Angel Moratinos, y rechazó las críticas de "buenismo" que lanza el PP a su política exterior y arremetió contra la "alternativa" que ellos ofrecen: "Nos proponen es olvidar quienes somos, olvidar qué nos tocó vivir, olvidar todo lo que aprendimos de nuestra historia".

"Perder nuestras raíces para poder jugar mejor a la política especulativa, para servir al mejor postor, para gastar todo nuestro crédito en cualquier operación de riesgo", dijo en velada referencia a la guerra de Irak, y advirtió de que. "eso fue lo que hicieron en el pasado, y eso es lo que volverían a hacer en el futuro si pudieran". "Aunque no van a poder", remachó.

UN PROCESO DE PAZ "YA NO ES POSIBLE"

Zapatero subrayó que todas las políticas del PSOE se sostienen en la misma base, los valores del socialismo. "Cuando hay que asumir retos difíciles son los valores los que nos guían", proclamó, subrayando que así fue "durante el intento del proceso de paz". Sobre este punto, tras recalcar que hizo lo que creía correcto, remachó diciendo "ya no es posible".

A continuación, señaló que se espera de los socialistas que demuestren valor para afrontar riesgos "cuando algo tan importante como la vida y la libertad de las personas está en juego" y por ello expresó su admiración por el "valor de los socialistas vascos" y la tarea del ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Zapatero destacó además que el apoyo de los militantes del PSOE es lo que le da fuerza para asumir riesgos y pidió a los delegados que traten de dar respuestas a los nuevos desafíos manteniéndose "a la altura" de los ideales del partido que fundó Pablo Iglesias. "Se espera queseamos valientes al pensar y al actuar, que nos atrevamos", afirmó.

El líder del PSOE proclamó con orgullo que el partido "ha preservado los principios y la coherencia". "Qué tranquilidad poder decir que hemos sido, somos y seremos un partido socialista, un partido de izquierda, Sin tener que buscar ningún disfraz, sin tener que girar, o dar vueltas, o saltar", manifestó.

Y no olvidó referirse al lema del Congreso, 'la fuerza del cambio'. "Cambiamos las cosas porque nosotros no cambiamos, esa es la clave, porque somos leales a los ideales del socialismos democrático", señaló.

EL PP "GIRA Y SALTA" PERO "ESTÁ EN EL MISMO SITIO"

En la misma línea, contrapuso este carácter al del PP, afirmando que cuando se reúne "en lugar de dar un impulso (a su proyecto político) da un giro o un salto" pero por mucho que se mueva "siempre están en el mismo sitio". "Es verdad que de vez en cuando cambian de nombre, ese es su único cambio", apostilló.

Tras acusar a los 'populares' de querer impedir con un argumento u otro que el PSOE celebre sus victorias, Zapatero pidió a los delegados que lo hagan, pero también que usen el congreso para "pisar el acelerador del cambio".

El secretario general agradeció el trabajo de la Ejecutiva Federal y en particular de su secretario de Organización, José Blanco, que cosechó un largo aplauso del auditorio. Por último, recordó que hace ocho años presentó su candidatura a la Secretaría General convencido de poder ofrecer al partido "un tiempo de victorias electorales". "Como hoy estoy convencido de que lo tendremos en el futuro", remachó. Zapatero cerró su discurso expresando su confianza en España y en el PSOE por su unidad y su "fuerza como proyecto".

Otras noticias

Contenido patrocinado