Buscar

Los niños del Colegio Vicente Ferrer celebran con los Reyes 600 aniversario

EFE
7/07/2008 - 22:30

Madrid, 7 jul (EFE).- Una representación de los niños del Colegio Imperial de Huérfanos de San Vicente Ferrer de Valencia han entregado hoy a los Reyes la medalla de honor del centro, en una audiencia celebrada en el Palacio de la Zarzuela, con motivo del 600 aniversario de la institución.

Los niños, que también les han obsequiado con una estatuilla de San Vicente Ferrer, han acudido a la Zarzuela acompañados por los miembros del Patronato de la Fundación del Colegio, encabezados por su presidente, Juan Miguel Rodiles.

Durante el encuentro se ha invitado a Don Juan Carlos y a Doña Sofía a presidir los actos conmemorativos del 600 aniversario de la creación del centro por Vicente Ferrer, que se cumple en 2010.

Durante esos 600 años, el colegio ha funcionado ininterrumpidamente, por lo que es el internado de niños huérfanos más antiguo de Europa.

El Colegio ha acogido a lo largo de su historia a más de 30.000 niños valencianos. En la actualidad tiene a 240 escolares que cursan estudios desde Educación Primaria hasta cuarto curso de Educación Secundaria Obligatoria.

Además, otros 75 huérfanos, niños, adolescentes y jóvenes, que han perdido a los dos progenitores o a uno de ellos, así como niños de familias monoparentales son recibidos en las clases del Centro.

La Fundación ha organizado desde hace diez meses, para conmemorar el aniversario, diversas actividades como la presentación de un libro sobre los primeros 3 siglos de historia del Colegio, una entrega de Premios Honoríficos y la edición de una Memoria anual.

Durante los próximos meses continuarán las manifestaciones artísticas, culturales y sociales para dar a conocer el legado del Colegio de Huérfanos decano de Europa, mediante exposiciones, concursos, conferencias y nuevas publicaciones.

Las relaciones entre el centro y la Familia Real española se remontan a 1549, cuando el emperador Carlos I ordenó desde Bruselas que se atendiese a la institución, según fuentes del colegio.

Los sucesores del hijo de Juana de Castilla se ocuparon también de la obra de San Vicente Ferrer y en 1620 Felipe III les concedió el edificio del Colegio del Emperador en la ciudad de Valencia.

Otras noticias

Contenido patrocinado