Buscar

El PSOE elegirá 'a dedo' al candidato por falta de tiempo

Silvia Zancajo
8:11 - 13/02/2015
Más noticias sobre:
Imagen: EFE

Todas las quinielas apuntan a que será Ángel Gabilondo y que la decisión se tomó antes de la expulsión de Tomás Gómez.

El día después de la gran tormenta tocaba poner orden en la casa socialista, o al menos intentarlo, y llamar a filas a los barones. La gestora que ha tomado las riendas del Partido Socialista de Madrid (PSM) tras ser suspendida su anterior directiva se estrenó ayer en sus funciones y anunció a través de su presidente, Rafael Simancas, que el nuevo candidato del PSOE a la Comunidad de Madrid será nombrado en un plazo máximo de dos semanas.

Sobre el nombre elegido, desde el partido evitan dar nombres -"no vamos a empezar por el final", apuntan- aunque sigue sonando el exministro de Educación, Ángel Gabilondo, al que toda esta historia le ha pillado en México. En una rueda de prensa celebrada en Ferraz y no en Callao (sede del PSM), "porque la resolución de montar una gestora se ha tomado aquí", Simancas justificaba esta designación a dedo y por la vía rápida asegurando que el elegido "tendrá el respaldo de la mayoría de los militantes" porque se tendrá en cuenta su opinión, que se hará llegar a la gestora a través de la "interpretación" que hagan las federaciones madrileñas de las preferencias de sus militantes. Un procedimiento "excepcional" que justifican porque no hay tiempo para primarias. La democracia del proceso, sin embargo, es cuando menos cuestionable, ya que preguntados por la posibilidad de que los militantes escojan de nuevo a Tomás Gómez aseguran que no se ponen en "situaciones de hipótesis".

La nueva gestora también defendió la decisión del secretario general el partido, Pedro Sánchez, de expulsar al dirigente de la federación madrileña, Tomás Gómez: "Para eso hemos elegido a Sánchez, para tomar decisiones, no para leer la prensa en su despacho", remarcó Simancas, que insistió en que no hay dos direcciones madrileñas: "La dirección es una y esta aquí".

Mientras, Gómez, que aseguraba sentirse al frente del PSM después de su expulsión, parece que tira la toalla, al menos de momento. Tras presentar ayer un recurso ante los órganos internos del partido, tal y como había asegurado que haría, abandonó su puesto como portavoz de la Asamblea de Madrid y no se presentó al pleno autonómico. Su número dos, Maru Menéndez, entregó su acta de diputada, algo que hará también el propio Gómez la próxima semana, según aseguró el portavoz adjunto, José Quintana.

La toma del PSM se consumó simbólicamente con el cambio de cerradura ayer por la mañana de la sede de Callao. Según cuentan los trabajadores, no pudieron acceder a su puesto de trabajo y les han emplazado a volver cuando se lo comunique la gestora.


Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0