Buscar

Un edil de Leganés: La financiación de las europeas de Cs en 2009 huele a Gürtel

EFE
15/02/2018 - 19:43

Madrid, 15 feb (EFE).- El concejal de Unión por Leganés Carlos Delgado Pulido ha asegurado hoy en el Senado que la financiación de la campaña de Ciudadanos de las elecciones europeas de 2009 "huele a Gürtel por todos los lados".

Delgado Pulido, autor del libro 'Rivera es un lagarto V', que hace referencia a la famosa serie de ciencia ficción de los ochenta, ha explicado que Ciudadanos recibió entre dos y tres millones de euros para sufragar su campaña al Parlamento Europeo, pero, como no obtuvo ningún representante, no tuvo que dar cuenta de la procedencia de ese dinero.

Con una argumentación sostenida en informaciones periodísticas, el concejal ha señalado en la comisión de investigación de la financiación de partidos que la "madre de todas las financiaciones oscuras" fue precisamente esa campaña del partido naranja.

Según ha señalado, Cs recibió esa cantidad de dinero del millonario irlandés Declan James Ganley a cambio de poner su marca electoral al servicio del movimiento conservador Libertas para los comicios europeos de 2009.

De acuerdo con la versión de este concejal, actuaron como intermediarios, entre otros, el grupo Intereconomía, y personas como Luis Balbás, a quienes ha vinculado con el 'tamayazo', como se conoce la espantada que protagonizaron el 10 de junio de 2003 los diputados socialistas Eduardo Tamayo y María Teresa Saiz al abandonar la sesión de constitución de la Asamblea de Madrid, impidiendo a Rafael Simancas ser presidente de la Comunidad.

Y esta operación para aupar a Albert Rivera, que ha definido como' Operación Roca 2.0', aludiendo al proyecto reformista del expolítico catalán, fue promovida -ha dicho- por la banca y determinados grupos de comunicación, llegando a decir incluso que el grupo Bildenberg estaba también detrás.

Todo lo que ha contado en la comisión ha sido ya publicado, como le ha hecho notar el portavoz del PP, Luis Aznar, que hasta ha llegado a perder un poco la paciencia con el compareciente por sus vaguedades e inconcreciones.

Como los otros tres intervinientes que le han precedido hoy, ha acusado a Ciudadanos de financiarse en parte a través de sus grupos institucionales y de haber actuado como una franquicia "de Burguer King" al captar a partidos independientes para incorporarlos al proyecto naranja y "cobrar" por ello.

La comisión, en la que solo ha interrogado el senador del PP porque el resto de grupos declinó participar, volverá a reunirse el próximo jueves para escuchar de nuevo al secretario de Finanzas de Cs, Carlos Cuadrado, y a las dos técnicas del Tribunal de Cuentas responsables del informe contable sobre Ciudadanos.

Otras noticias

Contenido patrocinado