Buscar

Richardson renuncia a secretaría de Comercio por una investigación judicial

EFE
4/01/2009 - 22:18
Cotizaciones relacionadas
Comercio 83,95 1,16%

Washington, 4 ene (EFE).- El gobernador de Nuevo México, Bill Richardson, se convirtió hoy en la primera baja del equipo de Gobierno del presidente electo de EE.UU., Barack Obama, al renunciar a su designación como secretario de Comercio a raíz de una investigación que podría salpicarlo.

Richardson está en pleno centro de una investigación judicial que trata de determinar cómo una compañía que realizó contribuciones a sus actividades políticas logró un lucrativo contrato con el Gobierno de Nuevo México.

"Déjenme decir claramente que tanto yo como mi administración hemos obrado debidamente y que esta investigación lo pondrá de manifiesto", aseguró Richardson en un comunicado divulgado por el equipo de transición de Obama.

Aun así, dijo haber concluido que la investigación obligaría a un "insostenible retraso en el proceso de confirmación", ya que podría prolongarse, afirmó, durante semanas o incluso meses.

Añadió que, dada la gravedad de la crisis económica en el país, considera inoportuno pedir al presidente electo que retrase "el importante trabajo que hay que hacer".

El diario The Washington Post informó el mes pasado de que un jurado de la ciudad de Albuquerque investiga si la compañía en cuestión obtuvo contratos del estado de Nuevo México por valor de más de 1,4 millones de dólares de forma irregular poco después de realizar contribuciones políticas a Richardson.

La pesquisa buscaría determinar si la oficina del gobernador instó a contratar los servicios de la firma CDR Financial Products.

Obama señaló en el citado comunicado que acepta la decisión del gobernador de Nuevo México con "profundo pesar".

"El gobernador Richardson es un excelente funcionario público", indicó el próximo inquilino de la Casa Blanca, quien insistió en que habría sido un valioso activo en su equipo económico.

"En una muestra de su voluntad de poner la nación por delante se ha retirado como candidato para el Gabinete con el fin de evitar cualquier retraso a la hora de cubrir este importante puesto económico en momentos críticos", subrayó.

Obama dijo que será necesario actuar "con rapidez" para llenar la vacante que deja la decisión de Richardson, pero insistió en que confía en que el gobernador continúe su labor pública y sirva en su administración.

Richardson indicó que planea seguir en sus funciones de gobernador.

"Aprecio la confianza que el presidente Obama ha depositado en mí y aprecio su amistad (...). Le dije que estoy ansioso de servir en el futuro en la forma que él considere más útil", comentó.

Richardson, de 61 años, fue embajador ante Naciones Unidas y secretario de Energía durante la presidencia de Bill Clinton. Además, sirvió como legislador por Nuevo México en la Cámara de Representantes entre 1983 y 1997.

Se trata del demócrata latino más destacado del país y su designación a principios de diciembre fue recibida con entusiasmo entre los grupos hispanos.

El político, que compitió sin éxito este año por la candidatura presidencial demócrata, fue uno de los primeros gobernadores en dar su apoyo a Obama.

Lo hizo, además, en un momento crítico, en marzo, cuando el ahora presidente electo se encontraba inmerso en una acalorada polémica por unos polémicos comentarios de su ex reverendo, Jeremiah Wright.

El apoyo a Obama le valió duras críticas de los asesores de Hillary Clinton, quien mantuvo una reñida pelea por la candidatura demócrata con Obama y quien aspiraba también a recibir el respaldo de Richardson.


Contenido patrocinado

Otras noticias