Buscar

Aragonès eleva a 7.600 millones la deuda pendiente del Estado con Cataluña

EFE
13/07/2018 - 13:57

Barcelona, 13 jul (EFE).- El vicepresidente catalán y conseller de Economía, Pere Aragonès, ha advertido que "la solución al problema" en Cataluña no se resolverá con una nueva financiación, sino "reconociendo la autodeterminación", mientras ha elevado a 7.600 millones las deudas del Estado con la Generalitat.

En declaraciones a Rac1, según un comunicado del Govern, Aragonès ha asegurado que, "si lo que queremos es un diálogo de fondo que conduzca a una negociación posterior alrededor del derecho a la autodeterminación, empezar ahora con una negociación de financiación autonómica puede parecer un poco contradictorio".

"La solución política al problema que tenemos no se resolverá con un nuevo modelo de financiación. Se resolverá con el reconocimiento de que el futuro de Cataluña lo deciden sus ciudadanos, con el reconocimiento de la autodeterminación", ha aseverado.

Tras su reunión de ayer con la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, y con la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, Aragonès ha explicado que puso sobre la mesa las deudas pendientes por "deslealtades" del Gobierno e "incumplimientos" del actual modelo de financiación y acuerdos derivados del Estatut, que ha cuantificado en 7.600 millones de euros.

Aunque Aragonès cifró esas deudas en 6.000 millones en su primera comparecencia como conseller en el Parlament, ahora el importe se ha elevado a esos 7.600 millones al incluirse deudas antiguas relacionadas con la Ley de la dependencia que no se habían computado en el primer cálculo, han precisado a Efe fuentes de la vicepresidencia del Govern.

Por otra parte, Aragonès ha avanzado que la Generalitat, en la reunión de la Comisión Bilateral que podría convocarse este mes, planteará la retirada de los recursos que el Ejecutivo central tiene interpuestos ante el Tribunal Constitucional en leyes de ámbito social.

"Creemos que esta predisposición del Gobierno español de solucionar el conflicto político con medidas políticas ha de empezar a concretarse con la retirada de recursos ante el TC", ha confiado.

Por último, sobre el fallo de la justicia alemana respecto a la extradición de Carles Puigdemont por presunto delito de malversación, y no por rebelión, Aragonès ha considerado que se pone de manifiesto que el delito de rebelión "es una construcción jurídica" y "se va demostrando que no se aguanta por ningún lugar".

Por ello, ha avisado de que "quien se equivoca es (el juez Pablo) Llarena y tendrá que corregir", y ha emplazado a la nueva Fiscal General del Estado a "deshacer" el camino de su antecesor: "La Fiscalía ahora tiene una oportunidad de oro y la deberá aprovechar", ha sentenciado el vicepresidente de la Generalitat.

"La rebelión no ha existido, es un delito inventado sobre el cual se ha articulado toda la instrucción del juez Llarena para condicionar al Parlament. Y ha tenido que venir un tribunal alemán a decir lo que todos sabemos: que en el 1-O no hubo violencia ni rebelión armada", ha concluido.

Contenido patrocinado

Otras noticias