Buscar

Las lluvias retrasan las obras del lago de la Casa de Campo hasta noviembre

EFE
13/07/2018 - 16:45
Más noticias sobre:

Madrid, 13 jul (EFE).- Las obras para restaurar el lago de la Casa de Campo se retrasarán hasta el mes de noviembre debido a que las fuertes lluvias han afectado e impedido algunos de los trabajos que está acometiendo el Ayuntamiento de Madrid.

Según ha adelantado hoy ABC, y han confirmado a Efe fuentes municipales, el Consistorio de la capital ha ampliado el plazo de ejecución desde agosto, cuando estaba previsto el fin de los trabajos, hasta noviembre, por lo que el lago se mantendrá en obras casi un año.

El área de Medio Ambiente y Movilidad explica que las lluvias han impedido ejecutar a tiempo la excavación de las cimentaciones, debido a la acumulación de agua en el terreno y la propia escorrentía.

Las precipitaciones han afectado asimismo a la retirada de fangos del fondo, que deben estar secos para ser eliminados y proceder al al vaciado completo del lago.

También la ejecución de los muros se ha visto perjudicada por la climatología, que ha impedido hormigonar con continuidad.

Desde el Consistorio subrayan que de acuerdo a la información de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) este año ha sido atípico en Madrid, con un mes de enero húmedo, un febrero muy húmedo, marzo extremadamente húmedo y abril muy húmedo.

El Ayuntamiento de la capital comenzó en el mes de diciembre las obras para reparar el lago de la Casa de Campo, con una extensión de ocho hectáreas y más de 158.000 metros cúbicos de agua, y construir un nuevo muro en su perímetro ya que el existente sufría desprendimientos, así como limpiar el lodo del fondo.

Además de restaurar el dique de contención, el Consistorio madrileño aprovechará las obras para dar una nueva imagen paisajística al entorno, con pasajes accesibles, una 'playa' y un mobiliario urbano renovado y adaptado a la vegetación.

Las obras, con un presupuesto de 2,6 millones de euros, también empezaron con demora al arrancar en diciembre y no en otoño para finalizar en primavera, como estaba previsto inicialmente para no afectar a los quioscos de hostelería del entorno, perjudicados por los trabajos.

Contenido patrocinado

Otras noticias