Buscar

Calma en el sur de Siria tras el control del Gobierno en la capital de Deraa

EFE
13/07/2018 - 19:15

El Cairo, 13 jul (EFE).- La calma regresó hoy a la provincia meridional siria de Deraa, cuya capital homónima cayó ayer en poder de las fuerzas del régimen de Damasco, que continúan progresando en su ofensiva para recuperar la totalidad de la región.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos indicó hoy que el Gobierno del presidente sirio, Bachar al Asad, ha empezado a preparar a funcionarios y técnicos para reactivar las instituciones gubernamentales dentro de la ciudad de Deraa.

La urbe tiene dos distritos principales: Deraa al Balad, que se corresponde con los barrios antiguos, y Deraa al Mahata, que servían de división entre la zona bajo el dominio de las autoridades y la de los grupos islamistas y rebeldes que operaban.

En virtud de un acuerdo de reconciliación mediado por Rusia, aliada de Damasco, y los rebeldes, las tropas sirias leales a Al Asad continúan izando la bandera nacional en varias localidades de Deraa.

Unidades del ejército regular sirio entraron hoy en la ciudad de Enyil, situada en el norte de Deraa, tras cumplir el pacto entre los representantes de la localidad para darles vía libre al régimen para que tome de nuevo el control de la población.

Esta vía libre para las tropas se celebra con actos patrióticos en las diferentes poblaciones de Deraa, en las que se iza la bandera nacional y los ciudadanos se concentran para levantar imágenes del presidente Bachar al Asad, como ha mostrado hoy la agencia oficial estatal, SANA, en la localidad de Al Sanaein.

El Ejército sirio controla casi el 84% de la superficie de la provincia de Deraa, que linda con Jordania y los Altos del Golán, ocupados por Israel desde la Guerra de los Seis Días, de 1967.

Cientos de desplazados están regresando a sus hogares, según SANA, aunque todavía quedan decenas de miles atrapados en zonas fronterizas a Jordania e Israel, países que han adoptado una postura firme de mantener cerradas sus fronteras por "motivos de seguridad".

Estos avances se producen en paralelo a un aumento de los saqueos a las propiedades de los civiles en las localidades y pueblos recuperados por parte del régimen y sus aliados en Deraa, un extremo que suele suceder -denuncia el Observatorio- después de expulsar a las facciones armadas de las zonas que dominaban.

Asimismo, la ONG, cuya sede está en Reino Unido pero que cuenta con una amplia red de colaboradores en el terreno, aseguró que las tropas sirias están llevando a cabo "detenciones de decenas de ciudadanos de Deraa que no han huido de las zonas donde las fuerzas del régimen han llegado a acuerdo para tomar el control".

Esto contradice a las garantías que pedían las facciones insurgentes para cumplir el pacto de reconciliación, ya que estipulaba que las tropas sirias no podrían arrestar a los opositores en la región.

Igualmente, indicaba que se tendría que abrir un corredor por el cual los civiles, que han rechazado el acuerdo, puedan ser evacuados hacia el norte de Siria, último bastión rebelde en el país árabe.

Todavía no se ha llegado a un acuerdo sobre el proceso de evacuación de los insurgentes.

Por otro lado, en el oeste de la provincia, los combates entre el grupo Ejército Jaled bin Walid, vinculado a la organización terrorista Estado Islámico (EI), y otras facciones rebeldes se han detenido después de que los radicales recuperaran ayer el control de la localidad de Hit.

No obstante, las tropas leales a Al Asad preparan una ofensiva terrestre para expulsar a los yihadistas del Ejército Jaled bin Walid, que controla una superficie del 6,6 por ciento, en el oeste de Deraa.

En el octavo año de guerra en Siria más de 353.000 personas han perdido la vida, según datos del Observatorio.

Otras noticias

Contenido patrocinado