Buscar

El general hondureño Romeo Vásquez dice que "nadie está por encima de la ley"

EFE
1/07/2009 - 17:58

Miami (EE.UU.), 1 jul (EFE).- El jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas hondureñas, Romeo Vásquez, dijo que "no se proponía dar un golpe de Estado, sino defender la Constitución", porque "nadie está por encima de la ley".

En una entrevista publicada hoy en el diario The Miami Herald, Vásquez dijo sentirse "mal sobre lo ocurrido" y aseguró que hizo todo lo posible por "aconsejar" al depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, que "buscara una salida legal a esta situación".

"Nadie está por encima de la ley", subrayó.

Zelaya fue detenido y sacado por la fuerza del país por comandos militares el domingo pasado de madrugada, una medida que fue condenada unánimemente por la comunidad internacional y por la Organización de Estados Americanos (OEA).

Honduras vive una situación de crisis política desde que las fuerzas armadas se negaron a colaborar en una consulta popular promovida por Zelaya con el fin de iniciar un proceso para reformar la Constitución del país, que le abriría el camino a su reelección.

El plebiscito había sido declarado ilegal por el Tribunal Supremo y el Congreso.

"Yo no le dije que me negaba a hacerlo", expresó Vázquez al periódico en una entrevista. "Los jefes militares y yo fuimos a verlo y le dijimos que estábamos listos, pero que había un problema porque se trataba de algo ilegal", subrayó.

El general argumentó que no respaldó la iniciativa del presidente porque un tribunal de justicia la había declarado ilegal.

Zelaya destituyó a Vásquez como jefe del Estado Mayor, aunque posteriormente tuvo que reintegrarlo en su puesto debido a una orden emitida por los tribunales.

El general hondureño agregó que el sábado pasado fue convocado a otra reunión donde se enteró de que el depuesto presidente planeaba crear una Asamblea Constituyente, recogió el diario, algo que, en palabras de Vásquez, habría sido un "acto de traición".

"Zelaya es un jefe excelente. Es una buena persona. Yo traté de establecer una amistad con él, pero la amistad termina donde empieza el deber", señaló Vásquez.

En cuanto a la operación que llevó a la detención y expulsión de Zelaya a Costa Rica, el general dijo que se realizó para "evitar cosas peores".

"Consideramos que si se hubiera quedado en el cargo hubieran sucedido cosas peores y habría habido derramamiento de sangre", resaltó.

El pasado domingo el presidente del Parlamento de Honduras, Roberto Micheletti, prestó juramento como nuevo presidente del país.


Otras noticias

Contenido patrocinado