Buscar

El embajador de Honduras en EE.UU. regresa y dice que no hubo golpe de Estado

EFE
1/07/2009 - 21:42

Tegucigalpa, 1 jul (EFE).- El embajador de Honduras en Estados Unidos, Roberto Flores Bermúdez, que regresó hoy al país para "consultas", afirmó a su llegada que la "remoción" de Manuel Zelaya de la Presidencia "no es un golpe de Estado".

El diplomático proclamó su reconocimiento al nuevo Gobierno que preside Roberto Micheletti, elegido por el Parlamento el domingo, cuando los militares sacaron a Zelaya del cargo y del país.

"Reconozco a la Cancillería y a las autoridades que están en estos momentos", expresó Flores Bermúdez, un diplomático de carrera que fue ministro de Relaciones Exteriores en el Gobierno de Carlos Flores (1998-2002).

Preguntado sobre cómo considera el derrocamiento del anterior gobernante, el embajador respondió: "las instancias que han participado en la remoción del presidente Zelaya han sido muy claras, no es un golpe de Estado, y es un proceso que se ha seguido en acatamiento de (el ordenamiento) jurídico nacional".

Tras señalar que "el Gobierno estadounidense está reconociendo al presidente Zelaya como el presidente constitucional hasta el momento", consideró que, en general, hay falta de información sobre los hechos ocurridos en Honduras.

"Hay mucho interés en conocer por parte del mundo exterior qué es lo que está aconteciendo en el país y hay oportunidad para poder ofrecer información a la comunidad internacional sobre los detalles", apuntó el diplomático hondureño.

Flores Bermúdez explicó que regresó "cumpliendo con una instrucción de la Cancillería para venir a Tegucigalpa en consultas" con el fin de preparar información para la comunidad internacional sobre la crisis política que vive Honduras.

"Se van a hacer esfuerzos para dar a conocer la sucesión de eventos, la fundamentación jurídica", adelantó.

Flores Bermúdez es el primer alto representante diplomático de Honduras en el exterior que reconoce al Gobierno de Micheletti, quien el martes desautorizó a los embajadores en las Naciones Unidas y la Organización de Estados Americanos (OEA), Jorge Arturo Reina y Carlos Sosa, por no acatar su orden de "no hablar contra" su administración, sometida al aislamiento internacional.

Otras noticias

Contenido patrocinado