Buscar

El Gobierno de Chávez y Santander formalizan la compra-venta del Banco de Venezuela

EFE
2/07/2009 - 22:44
Cotizaciones relacionadas
SANTANDER 5,57 +1,20%

Caracas, 2 jul (EFE).- El Gobierno venezolano entregará mañana al Grupo Santander un primer pago, de 630 millones de dólares, por la compra-venta del Banco de Venezuela, y asumirá el control operativo de la entidad, según lo acordado por las partes en mayo pasado.

El Ejecutivo del presidente venezolano, Hugo Chávez, convino con el grupo español en pagar 1.050 millones de dólares por el Banco de Venezuela, a través de tres desembolsos: el primero mañana, por el 60 por ciento del monto, y otros dos por 210 millones de dólares el 3 de octubre y el 30 de diciembre próximos.

Fuentes oficiales venezolanas informaron a Efe que mañana se realizará un "acto oficial" para concretar la entrega del primer pago, en un lugar y hora aún por determinar, aunque no pudieron precisar si al mismo asistirá el mandatario venezolano.

El ministro de Finanzas, Alí Rodríguez, y el presidente del Banco de Venezuela, Michel Goguikian, firmaron el pasado 22 de mayo en Caracas un acuerdo de "compra-venta", que estableció que con la entrega de los primeros 630 millones de dólares, el Gobierno venezolano asumiría de inmediato el control operativo de la entidad.

El Banco de Venezuela concentra el 25 por ciento del movimiento financiero del sistema local, por lo que se ubica como el tercero más grande del país suramericano.

El acuerdo de compra-venta incluyó, además, la orden oficial a la oficina administradora de divisas Cadivi de entregar al SANTANDER (SAN.MC)304,7 millones de dólares correspondientes a dividendos que aún no había repatriado.

En Venezuela rige desde febrero de 2003 un férreo control de cambios, con una tasa de 2,15 bolívares por dólar.

El Banco de Venezuela reportó al Santander, al cierre de 2008, unos 443,8 millones de dólares en dividendos, y Chávez ha destacado que en el primer trimestre de 2009 acumuló por el mismo concepto otros 100 millones de dólares.

Es decir, remarcó el jefe de Estado el pasado 26 de mayo, la última vez que aludió al asunto, que su Gobierno hará una "inversión provechosa" que desmiente señalamientos de detractores de estar "lanzando dinero al barranco".

El Banco de Venezuela es la primera institución financiera en ser alcanzada por el vigoroso proceso nacionalizador que Chávez impulsa desde 2006, y que desde entonces ha involucrado a los sectores petrolero, eléctrico, telefónico, cemento, siderúrgico y cerámica.

La compra de la entidad fue anunciada por Chávez el 31 de julio de 2008, cuando la incluyó en su estrategia de "fortalecer la economía socialista", y se materializó después de casi diez meses de negociaciones, calificadas de "cordiales" por ambas partes.

La estatización de la institución financiera busca "fortalecer el sector financiero público, que está en proceso de reestructuración", según el vicepresidente venezolano, Ramón Carrizales.

Esa reestructuración de la banca pública incluyó la intervención, a mediados de mayo pasado por parte de la Superintendencia de Bancos (Sudeban), del estatal Banco Industrial de Venezuela (BIV), que centraliza las operaciones financieras del Estado y que registra una pérdida del 311% en el último año, según datos de analistas privados.

"Estamos empeñados en depurar la banca pública", dijo Carrizales el pasado 22 de mayo, cuando también aseveró que los usuarios del Banco de Venezuela "pueden tener tranquilidad de que no van a ser afectados de manera alguna" con la estatización de la entidad.

El grupo español pagó 301,1 millones de dólares en diciembre de 1996 cuando adquirió en una subasta el 80 por ciento de las acciones del Banco de Venezuela, participación que amplió con posteriores compras de acciones, hasta el control actual del 98,42 por ciento que ha acordado vender al Gobierno de Chávez.

Otras noticias

Contenido patrocinado