Buscar

Nacionalistas búlgaros bloquean la participación de votantes turcos en los comicios

EFE
4/07/2009 - 15:58

Sofía, 4 jul (EFE).- Más de 800 activistas del partido nacionalista búlgaro "Orden, legalidad y justicia",(RZS) bloquearon hoy la frontera entre Turquía y Bulgaria para evitar la entrada en el país de votantes turco-búlgaros para las elecciones generales de mañana.

Según datos no oficiales, en Turquía viven más de 120.000 personas con doble ciudadanía, búlgara y turca, y una considerable parte de ellos acuden a dar su voto al partido de la minoría turca en Bulgaria, el Movimientos de Derechos y Libertades (DPS).

Los activistas de RZS exigieron hoy al Gobierno de Sofía que impida lo que consideran es la intervención de Ankara en los asuntos internos de Bulgaria.

"Hay que inmediatamente bloquear el apoyo externo, financiero e institucional al DPS por parte de Turquía", declaró en un mitin, Dimitar Abadzhiev, candidato de ese movimiento nacionalista.

La protesta, que transcurrió sin incidentes, repitió el intento ayer de varios activistas del también nacionalista Ataka, de bloquear el paso fronterizo.

Según los medios locales, pese al corte de carretera durante una hora, el tráfico de autobuses desde Turquía hacia las regiones de Kardzhali y Razgrad es muy intenso y hasta el momento llegaron más de 30 vehículos. Varios medios locales predicen que esos votos asegurarán no menos de cuatro escaños para el DPS.

Bulgaria celebra mañana sus primeras elecciones legislativas desde que accedió a la Unión Europea (UE) en 2007, tras una campaña electoral dominada por las acusaciones de corrupción contra el Gobierno socialista, la crisis económica y el crónico problema de la compraventa de votos.

Pese a que todos los partidos advierten en sus mensajes electorales que la compra de votos es un delito, varias investigaciones periodísticas han desvelado que emisarios de los partidos han llegado a ofrecer a los ciudadanos entre 25 y 50 euros por voto.

La Policía arrestó ayer a dos hombres en la región de Pleven que privaron de las tarjetas de identidad a más de 28 habitantes de una aldea, prometiéndoles que les devolverán los documentos más 10 euros para cada uno si mañana votan a un partido determinado.

Otras tres personas han sido arrestadas en otras regiones, acusados de negociar la compra de votos.

Mientras tanto un tribunal regional de la ciudad de Nova Zagora, en Bulgaria Central, condenó a 10 meses de prisión condicional al alcalde de la aldea de Banya, Murad Kemal Ibrjam, por ofrecer a siete vecinos 5 euros para que votaran a su partido en las pasadas elecciones europeas.

En total, 20 partidos y coaliciones concurren a unos comicios en los que los favoritos son el opositor derechista Ciudadanos para Desarrollo Europeo de Bulgaria (GERB), encabezado por el alcalde de Sofía, Boiko Borisov, y el Partido Socialista Búlgaro (BSP), liderado por el primer ministro, Serguéi Stanishev.

Otras noticias

Contenido patrocinado