Buscar

La Guardia Revolucionaria admite que hay división en la sociedad iraní

EFE
5/07/2009 - 23:30

Teherán, 5 jun (EFE).- Los responsables políticos del cuerpo de elite de la Guardia Revolucionaria admitieron hoy que existe una división en la sociedad iraní y que ante la nueva fase que se abre en la Revolución Islámica todo el mundo debe posicionarse.

"Hoy en día, nadie es imparcial. Hay corrientes: quienes defienden y apoyan la revolución y el régimen, y quienes tratan de derrocarla", afirmó el general Yadolah Javani, jefe de la oficina política de los guardianes, en alusión a la situación en Irán tras los comicios del 12 de junio en los que fue reelegido el presidente Mahmud Ahmadineyd, entre las protestas de fraude de la oposición.

"Aquellos que perseguían derrotar al régimen cometieron un error de cálculo. Han ignorado que el pueblo está alerta y olvidado el papel que desempeña el líder" supremo de la Revolución, ayatolá Ali Jameneí, detalló el militar, a quien cita la agencia estatal de noticias local Irna.

En este sentido, el general acusó a los líderes de la oposición y a los "provocadores" de tratar de hacer estallar lo que el régimen iraní denomina "revolución de terciopelo".

"Animando la ola verde (color del candidato opositor Mir Huseín Musaví), intentaban presionar al líder al ponerse en la oposición; luego aquellos que querían amenazar el régimen a través de los disturbios quedaron al descubierto", agregó.

Irán ha sido en las últimas semana escenario de disturbios y protestas contra la polémica reelección de Ahmadineyad, que la oposición ha denunciado como fraudulenta.

En las manifestaciones han muerto al menos una veintena de personas y más de un millar han sido detenidas, según cifras oficiales.

El régimen iraní ha acusado a algunos líderes opositores de alinearse con países occidentales -en particular a EEUU, Francia, Alemania y Reino Unido- para provocar la citada "revolución de terciopelo".

Javani sugirió que este domingo las protestas estaban preparadas incluso antes de que tuviera lugar los controvertidos comicios, pero que la Guardia Revolucionaria estaba preparada para evitarlo.

"Emprendimos la lucha contra los maliciosos durante la elección. Una malicia que ha dado a luz nuevas divisiones. Hemos conseguido dañar ese ojo malicioso, pero no lo hemos cegado", explicó.

"Ahora ese ojo malicioso debe ser cegado para siempre y destruido. Y eso se conseguirá revelando lo que ha pasado entre bambalinas", añadió.

En la misma línea se expresó su colega Mohamad Ali Jafari, comandante de la poderosa Guardia Revolucionaria.

"Estamos convencidos de que el Cuerpo va a tener un papel decisivo en la preservación de los principios de la revolución y en su continuidad", afirmó.

"Estos sucesos suponen el punto de partida de una nueva fase de la revolución y de las disputas políticas, y todos deben ser consciente de sus dimensiones", apostilló.

Otras noticias

Contenido patrocinado