Buscar

DESTACAMOS
Joaquín Sabina, ingresado en un hospital de Madrid por un problema circulatorio

El caso Bárcenas "cansa" en el PP

EFE
19/07/2009 - 17:26

Ángel A. Giménez

Madrid, 19 jul (EFE).- La situación de Luis Bárcenas tiene cansadas y hartas a las bases del partido y a muchos dirigentes, que no obstante confían en que la comparecencia del tesorero en el Tribunal Supremo suponga el principio del fin del caso.

Éste es el diagnóstico que hacen muchos integrantes del partido cuando se les pregunta por unas circunstancias sobre las que planean muchos interrogantes.

Para las fuentes consultadas por Efe, todas ellas bajo anonimato porque así lo han pedido, las dudas inciden en la gestión del presidente, Mariano Rajoy; en el modo de proceder de la dirección del partido y en las razones que llevan a Bárcenas a agarrarse al cargo.

Respecto a lo primero, la gestión, y así lo ha constatado el PP en público, las decisiones que haya que tomar las tomará sólo Rajoy, lo que la plana mayor ha acatado.

Sin embargo, hace unos días se produjo una conversación entre la secretaria general, María Dolores de Cospedal, y el propio Bárcenas en la que éste amenazó con difundir información comprometedora si se le instaba a dimitir.

Una fuente de la dirección del PP confirmó el cruce de palabras entre ambos, pero matizó que la número dos del partido únicamente transmitió al tesorero el malestar de una nutrida representación del partido, del "95 por ciento de las bases", como puntualiza otra fuente.

En otras palabras, que la conversación no resultó tan virulenta como se publicó.

La demostración de que en Génova cunde la preocupación la personificaron aquellos dirigentes que, por cuenta propia, hablaron con el tesorero para comentarle que el desgaste al partido es incuestionable y que, quizá, la mejor solución, acaso la única, sea la renuncia.

Un miembro de la cúpula del PP plantea esta reflexión: "En el partido estamos hartos de todo esto, pero tampoco podemos hacer mucho. Rajoy ha decidido que él gestionará el caso y lo aceptamos. Yo creo que sabe lo que hace, porque, ¿y si efectivamente Bárcenas no ha hecho nada?".

El presidente del PP, respaldado por dos de los más destacados dirigentes, Javier Arenas y Ana Mato, ha optado por mantener al tesorero en el puesto hasta que, si se da el caso, el Supremo pida el suplicatorio al Senado, es decir, una autorización para investigarle por los presuntos delitos que se le atribuyen: cohecho y fraude fiscal.

Es una decisión que encierra el riesgo de que, según discurre el tiempo, se levanten presiones, aparezcan informaciones; en suma, de que engorde un malestar que nadie discute, ni siquiera la dirección del PP.

Pero el Supremo decidió esta semana atender las peticiones de comparecencia de dos implicados, el propio Bárcenas y el diputado Jesús Merino, y el PP respiró aliviado -también el tesorero- porque ya tenían fecha para confiar en la resolución del caso: el miércoles que viene los dos cargos mencionados podrán explicar todo.

Bárcenas está convencido de que no ha cometido ningún delito, y con toda la documentación que ha acumulado, podrá demostrarlo, afirman en su entorno.

Con todo, una de las fuentes consultadas, en la cúpula del partido, se pregunta: "¿Y si Bárcenas no dice la verdad? Estamos preocupados, y sinceramente, estamos también cansados del tema".

Otras noticias

Contenido patrocinado