Buscar

El Pentágono identifica al soldado que fue secuestrado y grabado en un vídeo

EFE
19/07/2009 - 17:30

Washington, 19 jul (EFE).- El Departamento de Defensa identificó hoy al militar de EEUU capturado en Afganistán y cuyas imágenes se han difundido en vídeo como el soldado raso Bowe Bergdahl, de 23 años y nativo de Idaho.

En un comunicado, el Pentágono precisa que Bergdahl, que había desaparecido de su base el 30 de junio, quedó clasificado como "en paradero desconocido" el pasado 1 de julio y dos días más tarde se le declaró "desaparecido o capturado".

El soldado integra el I Batallón del regimiento 501 de la Infantería de Paracaidismo, en la 25 División de Infantería, que tiene su base en Fort Richardson, en Alaska.

Sus imágenes en cautividad se han grabado en un vídeo difundido por la cadena qatarí Al Yazira y colgada en internet en una página utilizada por grupos islamistas.

En ellas el soldado, con la cabeza rapada y una corta barba, dice ser originario de Idaho y tener 23 años, y cuenta detalles sobre cuándo fue capturado, mientras quedó rezagado durante una patrulla en la provincia afgana de Paktika.

Una persona sentada a su izquierda, y que se oculta en todo momento, enseña a la cámara las chapas de identificación del militar, que se presenta sentado en una alfombra, vestido con lo que parece ser una galabiya (camisa larga hasta los tobillos) gris, primero hablando a la cámara y después comiendo.

Respondiendo a unas preguntas, el soldado cautivo ofrece su punto de vista sobre el estado de la guerra de Afganistán y, entre otras cosas, sostiene: "La historia ha demostrado que esta guerra va a ser extremadamente dura para cualquiera".

El soldado dice que "todos los días echa de menos" a su familia (sus padres, su hermana y su novia, entre otros) y asegura que está siendo bien tratado por sus captores, aunque admite que tiene "miedo de no poder volver a casa. Es muy desconcertante ser prisionero".

Al tiempo que ha salido a la luz el vídeo, el secretario de Defensa, Robert Gates, asegura que las fuerzas internacionales deben ganar terreno a los insurgentes en Afganistán de aquí a un año para evitar que entre la opinión pública cunda la sensación de que no se puede ganar esa guerra.

En una entrevista que publica hoy el diario "Los Angeles Times", Gates reconoce que "después de la experiencia en Irak, nadie está dispuesto a pasar una larga temporada en la que no esté claro que se logren progresos".

"Nuestras tropas están cansadas. El público estadounidense está bastante cansado", admite el secretario de Defensa.

El Gobierno estadounidense anunció el pasado marzo una nueva estrategia para Afganistán, que prevé dar prioridad a esta guerra que dura ya ocho años.

Dentro de estos planes se incluye el envío de 21.000 soldados adicionales, lo que dejará en cerca de 56.000 el número de militares estadounidenses destacados en el país centroasiático, y se ha nombrado a un nuevo comandante del contingente, el general Stanley McChrystal, que reemplaza al general David McKiernan.

"Aquí es donde volvemos de verdad a meternos de lleno en la lucha", sostuvo Gates en la entrevista.

Otras noticias

Contenido patrocinado