Buscar

El golpista Abdelaziz vence en las elecciones presidenciales de Mauritania

EFE
19/07/2009 - 22:10

Nuakchot, 19 jul (EFE).- Mohamed Uld Abdelaziz, el general que dio el golpe de Estado de agosto de 2008, ha sido el ganador de las elecciones presidenciales de Mauritania celebradas ayer, según anunció hoy el ministro del Interior, Mohamed Uld Rzeizim.

Pese a ello, los líderes de la oposición acusaron al ex jefe de la Junta Militar de haber orquestado un fraude electoral para convertirse en presidente.

En rueda de prensa, Rzeizim anunció que Abdelaziz obtuvo un 52,58 por ciento de los votos, por lo que será proclamado presidente sin necesidad de una segunda vuelta, que debía disputarse entre los dos candidatos más votados siempre que ninguno obtuviese más de la mitad de los sufragios.

El ministro del Interior -designado por la oposición dentro del Gobierno de unidad nacional- subrayó que no ha recibido ninguna queja oficial respecto a la limpieza de las elecciones.

Asimismo, destacó que los comicios, que registraron una participación del 64 por ciento, se desarrollaron "dentro de la disciplina y en buenas condiciones".

La proclamación de la victoria de Abdelaziz por parte del Ministerio del Interior debe ser refrendada ahora por el Consejo Constitucional del país.

El líder opositor, Mesaud Uld Buljeir, tras quedar segundo en las votaciones con el 16 por ciento de los votos, leyó un comunicado en su nombre y en el de otros tres candidatos en el que denunció una "mascarada electoral con el objetivo de legitimar el golpe de Estado".

Detrás de Buljeir se situaron el eterno aspirante a la Presidencia, Ahmed Uld Dadah , y el cabeza de lista de los islamistas, Mohamed Yemil Uld Mansur.

Los opositores acusaron a Abdelaziz de "manipulación del censo electoral, utilización de medios materiales y humanos del Estado, corrupción y compra de votos, y falsificación de tarjetas de identidad y de elector".

Sin embargo, las palabras del ministro del Interior, encargado de validar los resultados, arrojan sombras sobre estas acusaciones, ya que Rzeizim fue designado por la oposición, tras acordar con los golpistas en junio un gobierno de unidad nacional con la misión de organizar los comicios.

El propio Rzeizim fue detenido en las primeras horas del golpe de Estado del 6 de agosto del año pasado y puesto en libertad cinco días después.

El representante del Grupo de Contacto internacional para Mauritania, el chadiano Mohamed Saleh Nadiv, dijo hoy a Efe que no ha "recibido ninguna queja apoyada con pruebas" sobre un supuesto fraude electoral, aunque pidió esperar al informe definitivo de los observadores.

El Grupo de Contacto Internacional, que medió en la resolución de la crisis mauritana, está integrado por la Unión Europea, la Unión Africana, la ONU, la Liga Árabe, los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU y la Organización de la Francofonía.

Nadiv explicó que dos elementos constatados en los comicios por los observadores representan "índices positivos sobre la transparencia de la operación".

Por un lado, los votantes acudieron en gran número y con entusiasmo a las urnas, y, por otro, en los colegios electorales se encontraban interventores de los diferentes candidatos en liza, según Nadiv.

La Comisión Electoral Nacional Independiente (CENI), compuesta de forma paritaria por miembros designados por los golpistas y por la oposición, también tendrá que dar el visto bueno en su informe a las elecciones.

Ahora, Mauritania queda a la espera de conocer cuál será la reacción de los adversarios de Abdelaziz una vez que el ministro del Interior ha constatado la limpieza de las elecciones y la victoria del militar.


Otras noticias

Contenido patrocinado