Buscar

La Generalitat asume Cercanías con el reto de mejorar la calidad del servicio

EFE
1/01/2010 - 11:56

Barcelona, 1 ene (EFE).- La Generalitat es desde esta pasada medianoche la nueva responsable de la gestión de Cercanías de Renfe, una competencia que el gobierno catalán asume con el reto de mejorar el servicio y la mala imagen que los usuarios tienen actualmente del mismo.

En una entrevista con Efe, el conseller de Política Territorial y Obras Públicas (DPTOP), Joaquim Nadal, ha asegurado que la Generalitat se pondrá a trabajar "desde el primer día" para cambiar "el fondo y la apariencia" del servicio de Cercanías y solventar los problemas que desde hace años sufren los usuarios, como los retrasos, las averías o la falta de información.

Ha advertido, no obstante, de que los cambios no se percibirán de la noche a la mañana.

"Probablemente el primer día los usuarios no notarán nada, pero queremos que la gente se dé cuenta de manera gradual de que se van haciendo cosas", ha apuntado el titular del PTOP.

Y es que, pese a que la Generalitat es desde hoy la nueva responsable del servicio, Renfe continuará siendo, al menos hasta 2011, la operadora del mismo, en tanto que las vías y catenarias seguirán estando en manos del gestor de infraestructuras Adif.

Lo que ha asumido el gobierno catalán, pues, es la regulación, planificación y gestión de las Cercanías, es decir, la capacidad para imponer sanciones, garantizar los derechos y deberes de los usuarios, modificar frecuencias o fijar horarios y precios.

La Generalitat, no obstante, ha decidido mantener la subida del 6% en el precio de los billetes de Cercanías acordado por la dirección de Renfe para este 2010.

El objetivo de cara a próximos años, ha indicado Nadal, es que haya una "correspondencia" entre el precio del billete y la calidad del servicio ofrecido.

El conseller es consciente de la "mala imagen" que tiene actualmente el funcionamiento de Cercanías por las múltiples incidencias que registra, aunque confía en que los cambios y mejoras que introduzca la Generalitat contribuyan a cambiar la percepción de los usuarios.

La propia Renfe Operadora, ha añadido, es la principal interesada en cambiar a positivo su imagen, ya que "antes que nada es una empresa" y de la satisfacción que tengan los clientes del servicio dependerá la renovación de su contrato por parte de la Generalitat.

"Sabemos que la compañía es capaz de ofrecer un buen servicio y pretendemos que aquello que ha demostrado en otras partes de España lo haga también aquí en Cataluña", ha afirmado Joaquim Nadal.

El ejecutivo autonómico, por su parte, prestará una especial atención a la mejora de la información a los viajeros, siguiendo una política de proximidad al ciudadano.

Así, está previsto que el gobierno catalán traslade a Barcelona el centro de atención telefónica que actualmente está en Sevilla y que actualice la web de Renfe, posibilitando el acceso a la misma a través de la página de la Generalitat.

Nadal ha avanzado también que se analizará la posibilidad de modificar las frecuencias y horarios de los trenes para evitar aglomeraciones, y se creará una nueva marca de Cercanías vinculada a la Generalitat.

Para dar a conocer al conjunto de la ciudadanía sus nuevas competencias en materia ferroviaria, la Generalitat iniciará a partir de mañana una campaña informativa en los medios de comunicación.

Logrado este traspaso, la Generalitat tiene intención de empezar a trabajar para asumir también la gestión de los trenes Regionales, pues el Estatut recoge que los convoyes que inician y acaban su recorrido en Cataluña pueden ser asumidos por el ejecutivo autonómico.

Aunque aún no se ha fijado un calendario de negociación de este traspaso, tanto el Gobierno como la Generalitat han coincidido en destacar que la experiencia alcanzada con las Cercanías servirá para acelerar este proceso.

Otras noticias

Contenido patrocinado