Buscar

Correa se reúne con padres de las víctimas mexicanas del ataque colombiano

EFE
23/02/2010 - 18:42

Playa del Carmen (México), 23 feb (EFE).- El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, se reunió hoy con familiares de las víctimas mexicanas del ataque de Colombia contra un campamento de las FARC en Ecuador, entre ellos el padre de Lucía Morett, que sobrevivió y es buscada por la justicia de los dos países.

Jorge Morett confirmó a Efe que la reunión tuvo en el hotel donde se alojan los presidentes participantes en la Cumbre del Grupo de Río que se celebra hoy y mañana en Playa del Carmen (sur de México) y fue "muy gentil y cordial".

"Correa se ha comprometido a continuar la investigación", dijo Morett en relación al ataque colombiano del 1 de marzo de 2008, que causó la muerte a 26 personas, la mayor parte guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), aunque también cuatro jóvenes mexicanos que se encontraban en el campamento.

Morett agregó que Correa intentará "convencer al poder judicial de que no tiene sentido ni razón legal para que Lucía sea enjuicida en Ecuador", afirmación que no coincide con lo informado por la Presidencia ecuatoriana acerca de la reunión de hoy.

Según un comunicado de la Secretaria de Comunicación de la Presidencia de Ecuador, Correa le hizo saber a Morett que no puede detener el proceso de extradición que la Fiscalía ha abierto en contra de su hija Lucía.

"El Gobierno no puede interferir en esta decisión judicial, pues en el país existe plena división e independencia de funciones", señala la nota sobre las palabras de Correa a Morett.

Correa se entrevistó con los familiares de la víctimas del ataque al campamento guerrillero situado en la zona de Angostura (provincia de Sucumbíos) porque le escribieron una carta, en la que entre otras cosas le solicitaron que no se reuniera con su homólogo colombiano, Álvaro Uribe.

La entrevista Correa-Uribe tuvo lugar ayer en Playa del Carmen y, según dijo a su término el presidente ecuatoriano, sirvió para ratificar la voluntad de ambos gobiernos de normalizar las relaciones, rotas desde el bombardeo por decisión de Ecuador.

El comunicado de Presidencia ecuatoriana señala que al comienzo de la reunión con los familiares, "el Presidente explicó que la carta en cuestión lo conmovió y ratificó que si le hubiera llegado antes, seguramente se habría replanteado la fecha y el lugar de la reunión que mantuvo ayer con Uribe".

"Esto principalmente porque se acerca el segundo aniversario del mencionado bombardeo y porque México es la tierra natal de varias de las personas que fallecieron a consecuencia de la acción armada colombiana que además supuso la violación de la soberanía de Ecuador", agrega el comunicado.

En 2008, después de ser rescatada por militares ecuatorianos del lugar del bombardeo y recuperarse de las heridas que sufrió, Morett viajó a Managua, donde las autoridades nicaragüenses le otorgaron asilo político, y posteriormente se trasladó a México.

Morett aseguró a las autoridades ecuatorianas que ella y los cuatro universitarios mexicanos que murieron en el ataque estaban en el campamento de las FARC porque realizaban una investigación académica sobre la guerrilla.

Desde mayo de 2008, existe en Ecuador una orden de prisión preventiva contra Morett, ya que, según dijo el fiscal de Sucumbíos en ese momento, tanto sobre ella como sobre las dos colombianas que también sobrevivieron al ataque existen "argumentos para imputarlas por delitos en contra de la seguridad interior del Estado".

Además, al no encontrarse en el país, la Corte Nacional de Justicia de Ecuador expidió en abril de 2009 una petición de extradición sobre las tres.

Jorge Morett informó también hoy de que están recogiendo todas las pruebas necesarias para llevar el caso a los tribunales internacionales y acusar al presidente colombiano de crímenes de lesa humanidad.

Los padres de Lucía Morett solicitaron recientemente a Colombia que anule el proceso penal en contra de su hija porque, según ellos, no hay pruebas "que acrediten" su responsabilidad en el delito de terrorismo.

En julio pasado la Interpol giró una primera ficha roja para la localización y detención de Lucía Morett a solicitud del Gobierno colombiano, quien también pide su extradición.

Otras noticias

Contenido patrocinado