Buscar

CiU toma nota de las críticas de los bomberos pero no se siente aludida

EFE
23/02/2010 - 19:58

Barcelona, 23 feb (EFE).- El portavoz de CiU en el Parlament, Oriol Pujol, ha afirmado hoy que "toma nota" de las críticas de los bomberos a la comisión de investigación sobre el incendio de Horta de Sant Joan (Tarragona), ante su posible utilización electoralista, pero ha dicho que su grupo no se siente aludido.

Oriol Pujol, al igual que los demás portavoces de los grupos de la oposición del Parlament, se ha mostrado esta tarde en rueda de prensa "comprensivo" ante los duros reproches lanzados ayer por bomberos del Graf, que acusaron a políticos y medios de comunicación de estar provocando "un incendio electoral".

"No valoraré estas críticas", ha dicho Oriol Pujol, aunque "tomamos nota" de las mismas y "creemos que nuestra acción en la comisión es rigurosa y seria".

"Podemos entender el dolor de la gente que ha comparecido, o el de las familias de los bomberos fallecidos -ha señalado el portavoz convergente-, y siempre les hemos manifestado nuestro apoyo, a ellos y al Graf (cuerpo de elite), pero el trabajo de la comisión se hace con rigor y con el propósito de tratar de rectificar errores".

Después de apuntar que las palabras de los Graf tienen que ser sometidas a una "reflexión dura y rigurosa" por parte de todos los partidos y medios de comunicación, Oriol Pujol ha dicho que CiU no se siente aludida de forma directa y que la comisión tiene que seguir cumpliendo con su labor.

En sentido parecido se ha expresado la portavoz del grupo del PPC, Dolors Montserrat, al señalar que su partido "siempre ha demostrado estar al lado de los servidores públicos, de los Mossos, de los Bomberos de Cataluña, y también al lado de su profesionalidad y de la labor importantísima que realizan".

Sobre la acusación de los mandos del Graf de estar convirtiendo la tragedia del incendio del pasado julio en Horta de Sant Joan, donde murieron cinco bomberos, en una batalla política y mediática con tintes electoralistas, la portavoz de los populares ha indicado que entendía "su estado emocional" pero que la comisión ha sido creada "para buscar la verdad" ya que "detrás de un accidente siempre hay responsables políticos".

Desde el grupo mixto, Albert Rivera, ha considerado comprensible que los bomberos "puedan sentirse ofendidos", es algo "normal", ha afirmado, teniendo en cuenta que la muerte de sus compañeros les provoca "una situación sentimental" muy difícil "aunque tampoco tenemos que sacar de contexto sus palabras".

Desde el gobierno tripartito de la Generalitat, Carme Figueras, se ha limitado a señalar que la comisión de investigación realiza un trabajo riguroso, y que las comparecencias de los bomberos "ayudan a aclarar los hechos" si bien "es lógico que expresen opiniones críticas ante temas delicados".

La portavoz del grupo de ERC, Anna Simó, ha querido ir más allá de la simple "comprensión" hacia los bomberos, y ha asegurado que los miembros del Graf "dieron una lección de modos a todos los grupos parlamentarios", y entiende que "también a algunos medios de comunicación".

"Se vivieron momentos de muy alta tensión emocional", ha admitido, y los bomberos "dieron un toque de atención a todos los partidos, pero especialmente a los de la oposición, al cuestionar los objetivos por los que habían querido crear la comisión".

"Fueron muy claros al advertir a los políticos que los bomberos no estaban dispuestos a apagar un incendio electoral", ha recalcado.

En sentido casi idéntico, la portavoz de ICV-EUiA, Dolors Camats, ha señalado que entendía muy bien la reacción de los bomberos "que han visto como durante varios meses ha sido cuestionada día a día su actuación, sin posibilidad de réplica", en un país "que se ha convertido en experto en la extinción de incendios".

"Cuando aceptamos que se creara la comisión ya advertimos del peligro de que CiU la pudiese convertir en un circo o en un espectáculo", ha recordado Camats.

Otras noticias

Contenido patrocinado