Buscar

Londres está dispuesto a negociar con Argentina, pero no sobre la soberanía ni el petróleo de Malvinas

EFE
23/02/2010 - 21:26

Londres, 23 feb (EFE).- El Gobierno británico se declaró hoy dispuesto a "reabrir" negociaciones con Argentina, pero no sobre la soberanía de las Malvinas, ni sobre la explotación de los hidrocarburos que hay bajo el mar en torno a las islas.

Así lo manifestó en declaraciones a Efe el secretario de Estado para Europa y Latinoamérica del Foreign Office, Chris Bryant, quien recordó que "nosotros hemos negociado con los argentinos durante años hasta 2007, cuando ellos salieron de las negociaciones".

"Estamos dispuestos a negociar -insistió el político laborista-, pero no vamos a negociar la soberanía sobre las islas, porque, como han dicho todos mis predecesores y diría cualquier político británico, no tengo ninguna duda de nuestra soberanía sobre las Falkland (Malvinas)".

Bryant recordó que ambos Gobiernos han negociado en torno a "los hidrocarburos en otras partes del Atlántico, salvo en aguas de las las Malvinas, y hasta ahora no he entendido la razón por la cual (los argentinos) abandonaron esas negociaciones".

El secretario de Estado defendió el derecho de autodeterminación y dijo creer que "todos los países de Latinoamérica pueden decidir qué tipo de Gobierno quieren".

"También lo creo para el Gobierno de las Malvinas, que deben poder decidir por sí mismos si quieren ser británicos o cualquier otra cosa y yo sé que ellos quieren seguir siendo británicos", agregó Bryant.

Preguntado por las declaraciones del presidente venezolano, Hugo Chávez, que en su habitual programa radiofónico recordó a la reina Isabel II que "ya se acabaron los imperios", el político británico se negó a mantener una "lucha retórica con mi compañero Chávez".

"Le diría solamente una cosa -dijo-, que él habla mucho del derecho latinoamericano de autodeterminación y de que el resto del mundo, especialmente EEUU y el Reino Unido, no deberían decirles cómo forjar su futuro, pero yo le diría lo mismo a él en el asunto de las Malvinas, porque creo en la autodeterminación" para los isleños.

Bryant, un buen conocedor de la realidad latinoamericana y que habla un español perfecto desde su etapa de misionero anglicano en aquella región, rechazó el argumento de que la composición de la población de las Malvinas sea ajena a la región.

"¿De dónde vino la población de Buenos Aires? -preguntó el secretario de Estado-. Vinieron de España, de Italia, de muchos otros países, hasta británicos. Yo soy galés, no soy inglés, pero vivo dentro del Reino Unido. La mitad de los galeses fueron ingleses, irlandeses o escoceses, y en algunos casos italianos también. A mi eso no me parece un argumento con mucho peso".

Sobre el eventual impacto medioambiental de la explotación de los hidrocarburos en el Atlántico Sur, se mostró dispuesto a negociar con Argentina, pero "no en la parte que cae bajo la soberanía de las islas porque eso le corresponde al Gobierno de las islas".

"No es el Gobierno británico el que quiere explotar los hidrocarburos que pueden existir bajo el mar en esa zona, es el Gobierno de las islas Malvinas el que lo está intentado", argumentó.

Bryant trató de quitar hierro a la polémica actual y cuestionado sobre las informaciones según las cuales Argentina está negociando con otros países latinoamericanos y caribeños, incluidos los de la Commonwealth, una declaración en defensa de "los legítimos derechos de Argentina" sobre el archipiélago, dijo que "no es algo que me preocupe".

"Para mi lo más importante -añadió- es que Gran Bretaña y Argentina son países aliados en otros muchos asuntos. Yo no temo que haya grandes problemas entre nuestros países. Hemos trabajado mucho en el pasado en el tema de la crisis financiera como miembros del G-20 y ahora trabajamos juntos en el tema de la no proliferación nuclear. Siempre seremos países aliados".

Siguiendo con el tono conciliador, apuntó que "no hay nadie que quiera regresar a los años 80", en alusión a la guerra entre los dos países, y descartó que la situación pueda empeorar por el lado británico.

A la pregunta de si será más difícil para Argentina negociar con un Gobierno conservador si los "tories" ganan las elecciones generales de este año, tal y como indican las encuestas, el político y parlamentario laborista pronosticó: "no tendremos un Gobierno conservador en este país. Estoy seguro de que el Partido Laborista va a ganar las elecciones".

Otras noticias

Contenido patrocinado