Buscar

Ban Ki Mon recuerda en Ramala la ilegalidad de los asentamientos israelíes

EFE
20/03/2010 - 15:24

Ramala, 20 mar (EFE).- El secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, inició hoy su visita de dos días a Israel y los territorios palestinos ocupados recordando la ilegalidad de todas las colonias israelíes en Jerusalén Este y Cisjordania.

"Permitidme ser claro. Toda la actividad en los asentamientos es ilegal en cualquier parte del territorio ocupado y debe detenerse", dijo Ban en una breve rueda de prensa tras ser recibido por el primer ministro palestino, Salam Fayad, en la ciudad cisjordana de Ramala.

El máximo representante de las Naciones Unidas llegó esta mañana a Israel desde Moscú, tras participar en la reunión del cuarteto de mediadores de Oriente Medio (ONU, EEUU, UE y Rusia), y se desplazó inmediatamente después a Ramala.

Allí, Fayad le llevó a un alto desde el cual se podía observar el muro israelí en Cisjordania, que en la mayor parte de su trazado es una alambrada pero que a su paso por los núcleos urbanos se convierte en un muro de hormigón de hasta ocho metros de altura.

Fayad desplegó varios mapas y explicó a su invitado el trazado del muro, del que Israel ha construido algo más de 400 de sus 710 kilómetros previstos.

El 85 por ciento del muro, que Israel cree imprescindible para su seguridad, estará construido dentro del territorio cisjordano y sólo un 15 por ciento seguirá la Línea Verde, la frontera imaginaria aceptada internacionalmente tras la primera guerra árabe-israelí de 1948-49.

Desde el puesto elevado también se veían varios asentamientos israelíes en torno a Jerusalén oriental, donde los palestinos aspiran a establecer la capital de su futuro Estado.

El anuncio de ampliación de una de esas colonias la pasada semana durante la visita del vicepresidente de EEUU, Joe Biden, frustró el inicio de conversaciones indirectas de paz entre israelíes y palestinos, que no se sientan en la mesa de negociaciones desde que en diciembre de 2008 Israel lanzó una ofensiva en Gaza que causó más de 1.400 palestinos muertos, en su mayoría civiles.

Ban pidió hoy el inicio "cuanto antes" del diálogo indirecto de paz con mediación de Washington (el primero entre israelíes y palestinos en dos décadas que no sería cara a cara) y afirmó que la colonización israelí supone un obstáculo para ello.

El secretario general pidió además al Estado judío que levante el bloqueo que mantiene sobre la franja de Gaza desde hace más de cuatro años y que libere a parte de los más de 10.000 presos palestinos que mantiene en sus cárceles como un "paso positivo" para restablecer la confianza entre las partes.

"También nos preocupan las prácticas sobre el terreno que lleva a cabo Israel en Jerusalén Este", agregó.

En esta visita Ban pretende impulsar la reanudación del proceso de paz entre israelíes y palestinos y, por ello, se reunirá por la tarde con el presidente israelí, Simón Peres, en su residencia de Jerusalén.

Mañana viajará a la franja de Gaza, donde pasará apenas unas horas en entrevistas con representantes de las distintas agencias de la ONU y visitas a proyectos humanitarios.

"Iré a expresar mi solidaridad con el sufrimiento de los palestinos que allí viven", explicó hoy.

El secretario general no mantendrá encuentro alguno con el Gobierno del movimiento islamista Hamás, que rechaza los principios del Cuarteto: la renuncia a la violencia, el reconocimiento del Estado de Israel y la aceptación de los acuerdos firmados con éste por la Organización para la Liberación de Palestina (OLP).

Esa misma mañana Ban volverá a Jerusalén para reunirse con el ministro israelí de Defensa, Ehud Barak, con el número dos de la diplomacia israelí, Dany Ayalón, (el ministro estará de gira en Europa) y con Netanyahu.

Ban ya estuvo en la franja de Gaza en enero de 2009 para evaluar la destrucción provocada por la citada ofensiva militar israelí.

Ayer, el Cuarteto de Oriente Medio abogó en Moscú por el comienzo de las negociaciones indirectas entre israelíes y palestinos que conduzcan en un plazo de 24 meses a la creación de un Estado palestino e instó a Israel a detener la ampliación de sus asentamientos.

El presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, calificó la declaración de "muy importante", mientras que el ministro israelí de Asuntos Exteriores, Avigdor Lieberman, consideró que "aleja" las posibilidades reales de paz al imponer un calendario "irrealista".

Otras noticias

Contenido patrocinado