Buscar

Jamenei dice que Irán ha superado los "intentos vanos" de sus enemigos

EFE
21/03/2010 - 11:18

Teherán, 21 mar (EFE).- El líder supremo de la Revolución iraní, ayatolá Ali Jameneí, ha afirmado que la República Islámica ha logrado sobrevivir a las amenazas y a los intentos vanos de sus enemigos por doblegarla.

En un discurso con motivo del año nuevo persa o Nooruz, la máxima autoridad de Irán alabó las controvertidas elecciones presidenciales del pasado 12 de junio y subrayó que su país "emergió triunfante" de un proceso que la oposición iraní ha calificado de "fraudulento".

"La nación ha conseguido neutralizar la gran conspiración gracias a su sabiduría, la fuerza interior y una perseverancia sin precedente, que le ha permitido ganar experiencia", afirmó Jameneí, cuyas palabras reprodujo la agencia oficial de noticias local Irna.

Al hilo de este argumento, subrayó que "los enemigos de Irán y de la República Islámica hicieron lo posible para destruir el régimen pero fue en vano".

Jameneí calificó el nuevo año como el de "el doble esfuerzo y el doble trabajo" e instó a todos los responsables del país a proseguir la senda del progreso y "dar pasos más grandes para acercarse a los grandes objetivos".

Irán está sumido en la peor crisis política y social de sus historia reciente desde que el pasado 13 de junio cientos de miles de personas salieran a las calles para protestar por la polémica reelección del presidente, Mahmud Ahmadineyad.

Las movilizaciones no han cesado desde entonces pese a la violenta represión de las Fuerzas de Seguridad y el encarcelamiento de miles de personas, de las que más un centenar han sido condenadas ya por diferentes tribunales revolucionarios.

El régimen iraní ha acusado a naciones como Estados Unidos o el Reino Unido de fomentar las protestas postelectorales y apoyar a la oposición para causar un cambio de régimen.

Además, en los últimos meses se ha enconado aún más el conflicto con gran parte de la comunidad internacional a causa del controvertido programa nuclear iraní.

Países como Estados Unidos, el Reino Unido, Francia, Alemania o Israel acusan al régimen iraní de ocultar bajo su programa nuclear civil otro de naturaleza clandestina y ambiciones bélicas cuya meta sería adquirir armas atómicas, alegación que Teherán rechaza.

Desde el pasado febrero, Washington, apoyado por Londres, París y Berlín tratan de consensuar nuevas sanciones internacionales contra Irán, aunque de momento chocan con la reticencia de gobiernos como el de Pekín.


Otras noticias

Contenido patrocinado