Buscar

DESTACAMOS
El Real Madrid no pasa del empate en casa ante el Tottenham y se complica el primer puesto de grupo en la Champions

Cameron logra una victoria clave para tapar las voces disidentes en su partido

EFE
20/05/2010 - 16:40

Londres, 20 may (EFE).- El primer ministro y líder conservador británico, David Cameron, logró hoy una victoria clave para tapar las voces disidentes dentro de su partido, donde algunos sectores dudan del Gobierno de coalición con los liberaldemócratas.

Cameron sacó adelante su propuesta de permitir que los miembros del Gobierno puedan formar parte y votar en el llamado "Comité 1922", un influyente grupo formado hasta ahora por parlamentarios "tories" de segunda fila para controlar al partido cuando llega al poder.

La reforma fue aprobada, pero con una fuerte oposición: 168 votos a favor y 118 en contra.

Hasta ahora, la pertenencia al "Comité 1922" estaba restringida a los "backbenchers" (los parlamentarios de segunda fila) en las legislaturas de Gobiernos "tories", como un órgano independiente del liderazgo del partido, que se servía de este grupo para estar al tanto del estado de ánimo de las bases del partido.

El primer ministro explicó que el objetivo de su reforma es "acompasar al conjunto del grupo parlamentario" y añadió: "no estoy buscando pelea con nadie. Creo profundamente en que tener un único grupo del partido, que juntar al partido, es lo correcto".

El grupo toma su nombre del comité que fue creado en 1922 con el objetivo de discutir cuestiones parlamentarias y de expresar las quejas del partido a su equipo dirigente, así como de convertirse en vigilante de las propuestas programáticas de los "tories".

Los conservadores no lograron la mayoría absoluta en las elecciones del pasado 6 de mayo, lo que les obligó a buscar un pacto de Gobierno con los liberaldemócratas de Nick Clegg y a renunciar a algunos elementos clave de su programa de Gobierno, como una fiscalidad más favorable para las herencias de los más ricos.

Las cesiones fueron criticadas por el ala derecha del partido, que consideró que no se consultó lo suficiente al grupo parlamentario y que las concesiones eran excesivas.

Christopher Chope, parlamentario "tory", declaró a la BBC que los cambios en el Comité 1922 "pueden tener implicaciones a la hora de votar por los miembros de las comisiones especiales (del Parlamento), que representan la oportunidad de los parlamentarios de segunda fila de exigir responsabilidades al Gobierno".

Su colega Peter Bone criticó el procedimiento asegurando: "nadie nos avisó de esto, no hubo debate y la votación se llevó a cabo horas después de que se anunciara. Ningún sindicato de este país conseguiría salirse con la suya si procediera de esta manera".

Otro parlamentario, Bill Cash, declaró la medida "una gran tragedia" y advirtió de que junto "al tsunami de cambios que se están produciendo" -en referencia al pacto con los liberales-, la reforma causará "un alto grado de incertidumbre y tensión".

Otras noticias

Contenido patrocinado