Buscar

Destacamos
Alejandro Sanz cierra el Calderón con un histórico concierto a 20 voces

Israel estudia gestos para reconstruir la confianza con los palestinos

EFE
20/05/2010 - 18:06

Jerusalén, 20 may (EFE).- El enviado de EEUU para Oriente Medio, George Mitchell, se reunió hoy con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, para impulsar el proceso de paz y lograr gestos que permitan reconstruir la confianza con los palestinos.

Aunque ninguna de las partes comentó de manera oficial acerca del contenido del encuentro, la radio del Ejército israelí informó de que Israel está preparado para adoptar una serie de medidas destinadas a mejorar el clima de confianza con los palestinos, entre las que se incluyen la remoción de puestos de control en Cisjordania y la liberación de presos palestinos.

"En el marco de las conversaciones, Israel está preparado para adoptar medias recíprocas para el restablecimiento de la confianza", precisaron a Efe fuentes de la Oficina del Primer Ministro, sin especificar en qué consistirían esas medidas.

La Casa Blanca ha pedido a israelíes y palestinos que muestren su compromiso con el nuevo diálogo bajo su mediación iniciado recientemente tomando pasos que permitan restablecer la confianza y evitando provocaciones que puedan oscurecer el proceso.

Fuentes diplomáticas citadas por medios locales completan ese paquete de medidas con la suspensión de las actividades militares israelíes y el traspaso de la responsabilidad en materia de seguridad a la Autoridad Nacional Palestina (ANP) en Cisjordania.

Otro de los temas que según los medios podrían haber analizado Mitchell y Netanyahu se refiere a la posibilidad de que tropas de la OTAN sean destacadas para vigilar las fronteras del futuro Estado de Palestina, una opción que en principio la ANP respaldaría.

La posición del jefe del Gobierno israelí, sin embargo, es la de que Israel debería mantener su presencia al este de la frontera del futuro Estado palestino para garantizar que no lleguen armas a manos de milicias palestinas, como ha sido el caso de la franja de Gaza, procedentes de Egipto, o al grupo chií libanés Hizbulá de Líbano y Siria.

La visita de Mitchell es la primera a la región desde que el pasado 9 de mayo se anunciara oficialmente el lanzamiento de las denominadas "conversaciones de proximidad", que han puesto fin a 16 meses de parón negociador entre israelíes y palestinos, aunque sea de forma indirecta.

Ayer, el mediador se entrevistó en la ciudad cisjordana de Ramala con el presidente de la ANP y de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Mahmud Abás, así como con el jefe del equipo negociador, Saeb Erekat, entre otros dirigentes palestinos.

Abás pidió a Mitchell que presionase a Israel para que este país suspenda lo que los palestinos consideran "prácticas provocadoras", tales como la construcción en "los asentamientos judíos, incursiones (en territorio palestino) y asesinatos de palestinos".

El presidente palestino también instó al mediador a que haga que el Estado judío deje de "imponer hechos sobre el terreno".

Los palestinos aspiran a que tratando las cuestiones fundamentales del conflicto, entre las que se están abordando seguridad y fronteras, "pueda llegarse al establecimiento de un estado palestino en los territorios ocupados por Israel en 1967".

Fuentes oficiales israelíes han insistido en que los asuntos del estatuto definitivo de paz como fronteras, refugiados o Jerusalén deberán ser negociados cara a cara entre las partes.

Este nuevo proceso de diálogo impulsado por la Casa Blanca tendrá un período máximo de duración de cuatro meses, tras los cuales, deberán iniciarse las conversaciones cara a cara .

Los contactos bajo mediación de Mitchell ponen fin a dieciséis meses de parón en el proceso de paz, resultado de la ofensiva militar israelí en la franja de Gaza entre diciembre de 2008 y enero de 2009, que enterró las negociaciones lanzadas en Annapolis (EEUU) a finales de 2007.

La ANP exigía la completa paralización de la construcción en las colonias judías en Cisjordania y Jerusalén Este para regresar a la mesa de negociación, condición que Israel rechaza.

Con el encuentro de hoy celebrado en Jerusalén, Mitchell puso fin a su última visita a la región y emprendió su regreso a Washington.

Otras noticias

Contenido patrocinado