Buscar

ÚLTIMA HORA:
La Audiencia Nacional ordena a Rajoy comparecer de forma presencial por el 'caso Gürtel' el 26 de julio (12:47)

El senado de EE.UU. despeja el camino hacia el voto final de la reforma financiera

EFE
20/05/2010 - 22:10

Washington, 20 may (EFE).- La reforma financiera en EE.UU. dio hoy un paso crucial en el Senado, donde los demócratas lograron la mayoría que necesitaban para limitar el tiempo de debate y avanzar hacia el voto final del texto del proyecto.

Con 60 votos a favor, el mínimo que necesitaban los demócratas, y 40 votos en contra el Senado de EE.UU. aprobó hoy limitar a 30 horas el debate del extenso proyecto de ley de la reforma financiera, que entra así en la recta final para su votación.

Tras el intento fallido del miércoles, los demócratas, que no cuentan con la mayoría necesaria de los dos tercios de la cámara, tuvieron que convencer a algunos republicanos para que votaran hoy a favor de avanzar en la reforma.

Uno de los que dio su apoyo fue el senador republicano por Massachusetts Scott Brown después de que ayer los impulsores de la reforma le prometieran que atenderían sus preocupaciones sobre las restricciones impuestas a las gestoras de activos en su estado.

El proyecto de ley, de 1.400 páginas, incluye la mayoría de las medidas propuestas por la Administración del presidente estadounidense, Barack Obama, y supone una reforma de gran calado de las normas financieras del país, que intenta tapar las lagunas descubiertas durante la gran crisis iniciada en 2008.

Así, esta reforma está llamada a cambiar la regulación del mercado hipotecario, de las firmas financieras y de las tarjetas de crédito, así como a reforzar el papel supervisor de las agencias estatales, con objeto de subsanar los errores que condujeron a la crisis.

Si el Senado aprueba el proyecto de ley, el texto tendrá que ser armonizado con la versión ratificada por la Cámara de Representantes en diciembre.

El proyecto crea una nueva oficina de protección al consumidor en el seno de la Reserva Federal, una de las ideas más criticadas por los republicanos.

También da autoridad a las agencias reguladoras para intervenir y desmantelar a grandes entidades financieras, un proceso que pretende evitar quiebras desordenadas como la del banco de inversión Lehman Brothers, que estuvo a punto de hundir al sistema financiero mundial a finales de 2008.

El proyecto establece, además, un sistema de supervisión del mercado de derivados, que mueve 615 billones de dólares, para aumentar la transparencia y competencia.

Asimismo, crea un consejo de reguladores, compuesto por nueve miembros y presidido por el secretario del Tesoro, para elevar la coordinación entre las agencias y vigilar los peligros al sistema financiero como un todo.

Obama, en su discurso radiofónico del sábado pasado, dijo que todos los estadounidenses se beneficiarán de la reforma de Wall Street.

Otras noticias

Contenido patrocinado