Buscar

elSuperLunes
¡Ya es elSuperLunes! Con sólo un click, descargue gratis su edición de elEconomista

De la Vega cree que aplazar la cumbre debe verse como un "éxito"

EFE
20/05/2010 - 22:52

Madrid, 20 may (EFE).- La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha afirmado hoy que el aplazamiento a noviembre de la cumbre de la Unión por el Mediterráneo (UpM) de Barcelona no debe verse como "un fracaso, sino como un éxito".

De la Vega, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, ha afirmado que España, junto con Francia y Egipto, están esforzándose para garantizar los resultados de la cumbre y favorecer la reanudación del diálogo entre Israel y Palestina.

"Eso no es un fracaso, eso es un éxito, eso ya en sí mismo es un éxito, porque pone de manifiesto que hemos estado trabajando y que las cosas están caminando bien", ha argumentado.

Según la vicepresidenta, la reunión con los 43 países de ambas orillas estaría "preparada" para celebrarse en la fecha prevista -7 de junio-, pero se ha optado por "ganar unos meses" para apoyar el proceso de paz en Oriente Próximo.

La decisión de posponer la cumbre, que será igualmente en Barcelona, la ha adoptado España junto con Francia y Egipto, que copresiden la UpM desde que se impulsó esta iniciativa en julio de 2008 con la celebración de la primera reunión en París.

De la Vega también ha destacado lo "simbólico" que supone que la cumbre sea en noviembre para coincidir con la conmemoración del XV aniversario de la Conferencia de Barcelona que marcó el inicio del diálogo euromediterráneo.

La cita ya no será durante la presidencia española de turno, sino en la de Bélgica, que comienza el 1 de julio.

La vicepresidenta ha restado importancia al hecho de que este aplazamiento se una a la suspensión de la cumbre que la UE y Estados Unidos iban a celebrar también este semestre.

Este encuentro se canceló después de que el presidente estadounidense, Barack Obama, adujera que tenía una agenda interna muy apretada.

Para De la Vega, estos imprevistos se compensan con el buen desarrollo que han tenido las cumbres organizadas en España con Marruecos y con los países de América Latina, además de las que han tenido lugar en Bruselas en materia económica.

La vicepresidenta ha subrayado que la presidencia española se está caracterizando por sus "resultados razonables" y por su "hiperactividad".

"El balance es razonablemente positivo", ha resumido la portavoz del Ejecutivo.

Otras noticias

Contenido patrocinado