Buscar

Obama afirma que la ley de reforma no busca castigar a los bancos, sino proteger a las personas

EFE
20/05/2010 - 23:50

Washington, 20 may (EFE).- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, saludó hoy el paso adelante del proyecto de ley de reforma financiera en el Senado y aseguró que la medida "no busca castigar a los bancos, sino proteger a las personas" de crisis como la de 2008.

En una alocución en la Rosaleda de la Casa Blanca, Obama aseguró que la medida que maneja el Senado incluye "las mayores protecciones" para el consumidor que se han visto hasta ahora.

La medida, indicó, "protegerá a los consumidores y a la economía, y fortalecerá el sistema financiero".

Obama habló después de que en el Senado de EE.UU. los demócratas lograran hoy la mayoría que necesitaban para limitar el tiempo de debate sobre la medida y avanzar hacia el voto final del texto.

Con 60 votos a favor -el mínimo que necesitaban los demócratas- y 40 votos en contra, el Senado aprobó hoy limitar a 30 horas el debate del extenso proyecto de ley de la reforma financiera, que entra así en la recta final para su votación.

En principio, dado que la aprobación sólo requiere una mayoría simple, 51 votos, los demócratas, que reúnen 59, no deben tener problemas para pasar el proyecto de ley.

Una vez aprobada, la propuesta legislativa debe fusionarse con la versión que ya ha pasado en la Cámara de Representantes.

Obama indicó que a lo largo del proceso la industria financiera ha intentado bloquear la medida a través de grupos de presión.

En el procedimiento que queda por delante, advirtió, "el sector financiero y sus grupos de presión seguirán luchando" por imponer límites al proyecto de ley.

Pero la meta de esa medida, insistió el presidente, "no es castigar a los bancos, sino proteger a los ciudadanos estadounidenses de turbulencias" como las que se han visto "en tiempos recientes".

El proyecto de ley, de 1.400 páginas, incluye la mayoría de las medidas propuestas por la administración de Obama y supone una reforma de gran calado de las normas financieras del país, que intentan tapar las lagunas descubiertas durante la gran crisis financiera iniciada en 2008.

Así, la reforma financiera está llamada a cambiar la regulación del mercado hipotecario, de las firmas financieras y de las tarjetas de crédito, así como a reforzar la supervisión bancaria, con objeto de subsanar los errores que condujeron a la crisis.

Otras noticias

Contenido patrocinado