Buscar

Llamazares llama a evitar la mayoría absoluta del PSOE y pide ministerios para IU

EFE
6/03/2008 - 12:48

Sevilla, 6 mar (EFE).- Sin titubear y en voz alta, el candidato de IU a la Presidencia del Gobierno, Gaspar Llamazares, finaliza la campaña electoral con el mensaje de que hay que evitar una mayoría absoluta del PSOE y que IU está dispuesta a formar parte de un Gobierno progresista que lleve a cabo un "cambio de izquierdas".

Después de recorrer 6.000 kilómetros, el número uno de la federación de izquierdas se muestra convencido de que el PP perderá las elecciones y pide al líder de los socialistas, José Luis Rodríguez Zapatero, que aclare su "secreto mejor guardado": la política de alianzas.

Llamazares inició la campaña clamando contra el bipartidismo que quieren imponer, a su juicio, PP y PSOE, y denunciando la "inutilidad" del "voto útil" a los socialistas.

Pasados casi quince días, Llamazares ha vuelto a exigir que se le devuelva la "transfusión roja" de votos prestados al PSOE por los votantes de IU en 2004 y que se incorporen a su electorado los jóvenes, las mujeres y los "socialistas de verdad".

Llamazares también ha centrado parte de su discurso en el "precariado", los once millones de trabajadores cuyo salario no llega a mil euros al mes, que no pueden conciliar la vida laboral y profesional y que tienen serios problemas para acceder a la vivienda.

Pero el candidato de Izquierda Unida no se ha quedado estancado en estos estratos del electorado, sino que ha llegado a pedir incluso el sufragio de los "cristianos de base, de los cristianos por el socialismo y de los cristianos por la izquierda".

Confía en obtener más de siete diputados y que el PSOE se vea obligado a pactar un programa de Gobierno con su formación, que incluya algún ministerio para el "banquillo" de Izquierda Unida.

"Hay que evitar que Zapatero acabe como Felipe González", ha advertido en varias ocasiones el líder de IU, que ha identificado las mayorías absolutas socialistas con las reconversiones industriales, las huelgas generales, la "prepotencia" y los "atajos" en la lucha antiterrorista.

Izquierda Unida presentará después del 9-M al PSOE 25 medidas para pactar un posible Gobierno, entre las que se encuentran una ley de interrupción voluntaria del embarazo, la reforma del sistema electoral y suprimir el Concordato con el Vaticano.

Entre mitin y mitin, Llamazares también ha tenido tiempo para recibir el respaldo de intelectuales y representantes del mundo de la cultura como Almudena Grandes, Luis García Montero, Pilar Bardem, Luis Pastor o Guillermo Toledo.

Llamazares cierra la campaña convencido de que la derecha está "desahuciada" y con la seguridad de que el PP sólo ha ganado las elecciones de la Conferencia Episcopal.

A parte de la lucha por el voto, el candidato de IU ha librado otra batalla para intentar ser incluido en los debates televisivos entre Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy.

IU impulsó un recurso, que secundaron CiU y PNV, ante el Tribunal Supremo para evitar la celebración del segundo cara a cara y presentará ante el Tribunal Constitucional también una protesta para intentar que no se encorsete la democracia y se acabe, a su entender, con el pluralismo político.

El candidato da por hecho que la federación mantendrá sus cinco diputados, pertenecientes a Madrid (2), Barcelona (2) y Valencia (1), y aspira a aumentar su representación en Sevilla, Asturias, Vizcaya, Málaga y también en la capital madrileña, principalmente.

En estas últimas semanas el candidato ha pedido el voto desde los atriles de varias universidades, con una "kufiya" -pañuelo palestino- y entre muñecos de cartón pluma de Rajoy y Zapatero, aunque en alguna ocasión ha reconocido: "No soy la alegría de la huerta".

Otras noticias

Contenido patrocinado