Buscar

Nicaragua rompe relaciones diplomáticas con Colombia

EFE
6/03/2008 - 9:30

Managua, 6 mar (EFE).- El Gobierno de Nicaragua rompió hoy sus relaciones diplomáticas con Colombia, anunció el presidente Daniel Ortega, en una conferencia de prensa con su homólogo de Ecuador, Rafael Correa, en Managua.

"Nicaragua, en este momento, anuncia que rompe relaciones diplomáticas con Colombia", dijo el líder sandinista, quien explicó que tomó esta decisión "en solidaridad con el pueblo ecuatoriano" y "ante las reiteradas amenazas militares de parte del Gobierno colombiano".

A través de esta medida, Nicaragua reivindica, además, "el derecho a que se respete el fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya (CIJ)" en su litigio territorial con Colombia, apuntó.

El mandatario nicaragüense precisó que esa ruptura "significa retirar la misión diplomática (de Managua) en Colombia" e igualmente la de ese país en Nicaragua.

Es "una ruptura de relaciones que (a ambos países) nos tendrá que llevar a buscar intermediarios para comunicarnos y abordar estos problemas tan sensibles que tenemos que resolver" en la Corte de La Haya, apuntó.

El gobernante explicó que "una condición fundamental para poder retomar relaciones con el Gobierno colombiano es que se respete el fallo de la Corte (en el caso con Managua) y que no se vuelvan a cometer actos de terrorismo como el que se ha lanzando contra Ecuador".

Ortega aludía así a la operación que las tropas colombianas llevaron a cabo el sábado pasado en suelo ecuatoriano, en la que fue abatido el "número dos" de las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Luis Édgar Devia, alias "Raúl Reyes".

Bogotá debe aceptar "toda la disposición que tenemos todos los Gobiernos latinoamericanos" de contribuir a alcanzar la paz en Colombia en cuanto al conflicto que mantienen con las FARC, afirmó.

"Esta ruptura de relaciones no es con el pueblo colombiano, con el que tenemos relaciones históricas. Estamos rompiendo con la política terrorista que está practicando el Gobierno de Álvaro Uribe", aseguró el jefe de Estado nicaragüense.

Por su parte, Correa -que rompió relaciones diplomáticas con Colombia tras la ofensiva militar- agradeció al dirigente sandinista y al pueblo nicaragüense por "esta muestra de solidaridad" y "espaldarazo a la causa de Ecuador y de toda Latinoamérica".

La crisis entre Ecuador y Colombia "no es un problema bilateral; el que piensa eso está profundamente equivocado, es un problema regional".

Si "dejamos impune este antecedente nefasto de agredir, de bombardear otro país en su lucha antiterrorista y perdemos todo, esto se nos convierte en otro Medio Oriente", afirmó.

El mandatario ecuatoriano acusó a Uribe de albergar en su territorio a guerrilleros y terroristas, por lo que "el peligro para la región es el Gobierno colombiano".

"Latinoamérica, si no paramos ahora a un tipo como Uribe, que incluso no tiene ningún escrúpulos, después estaremos llorando lágrimas de sangre", advirtió.

Correa también expresó toda su "solidaridad para que se solucione el problema limítrofe Nicaragua-Colombia, siempre por medios pacíficos, en base al derecho y a la justicia como lo ha hecho Nicaragua".

Managua y Bogotá mantienen una disputa desde hace décadas por sus fronteras marítimas en el Caribe, y el máximo tribunal de las Naciones Unidas se declaró, el 13 de diciembre pasado, competente para dirimir ese conflicto.

No obstante, la CIJ reconoció que el Tratado Esguerra-Bárcenas de 1928-1930 estableció la soberanía de Bogotá sobre las islas San Andrés, Providencia y Santa Catalina, por lo que se declaró sin jurisdicción para resolver este tema.

Otras noticias

Contenido patrocinado