Buscar

Los líderes greco y turco chipriotas deciden abrir una calle símbolo de la división

EFE
21/03/2008 - 2:27

Nicosia, 21 mar (EFE).- Los dirigentes greco-chipriotas y turco-chipriotas decidieron hoy reanudar las negociaciones para reunificar la isla y reabrir la calle del casco histórico de Nicosia que es considerada como un símbolo de la división desde hace más de tres décadas.

"Los dirigentes han acordado que la calle Ledra será abierta tan pronto como sea técnicamente posible", indica un comunicado conjunto tras la reunión del presidente de la República de Chipre, Dimitris Christofias, y el líder turco-chipriota, Mehmet Ali Talat.

La calle se ha convertido en el símbolo de la división ya que separa desde hace más de 30 años a las dos comunidades y su reapertura supondría el libre movimiento para ambos grupos en el centro histórico de la ciudad.

El acuerdo se consiguió en la primera reunión entre ambos líderes desde que Christofias venciera en las elecciones presidenciales greco-chipriotas del pasado 24 de febrero como candidato del Partido Comunista y subrayara sus intenciones de lograr una reunificación de la isla.

La entrevista tuvo lugar en la sede de la representación de las Naciones Unidas en Nicosia y se desarrolló en un "ambiente muy positivo y constructivo", según el comunicado leído por el enviado de la ONU en Chipre, Michael Moller.

En la sesión se acordó que los grupos de trabajo de ambas partes se reunirán y los dos líderes volverán a encontrarse en tres meses para revisar esas discusiones, utilizándolas para "empezar negociaciones plenamente articuladas bajo los auspicios del secretario general de la ONU".

Moller aseguró que los mandatarios alcanzaron "un alto grado de convergencia" en muchas cuestiones.

Christofias declaró a los periodistas tras el encuentro que el problema de Chipre "no podía resolverse en un mes", mientras que su homólogo turcochipriota recalcó que "es el inicio de una nueva era" y que es posible una solución incluso en 2008.

Chipre está dividida desde que el ejército turco invadió su parte norte en 1974 tras un golpe de Estado nacionalista greco-chipriota que contaba con el respaldo del entonces régimen militar de Atenas.

La República de Chipre, de mayoría griega y que ocupa dos tercios de la isla, es reconocida por la comunidad internacional y desde 2004 es miembro de la Unión Europea, mientras que la autoproclamada República Turca del Norte de Chipre sólo es reconocida por Turquía.

El presidente grecochipriota ha defendido una solución basada en una federación desmilitarizada bizonal y bicomunal, que garantice "la plena igualdad de derechos" de todos los chipriotas.

La importancia de la calle Ledra estriba en su historia: fue escenario en 1963 -tres años después de la independencia de la isla del dominio británico- de los primeros enfrentamientos entre greco-chipriotas y turco-chipriotas, cuando entró en crisis la coexistencia pacífica entre las dos principales comunidades.

Peter Young, a cargo de las tropas británicas llegadas para supervisar el alto el fuego, marcó una zona neutral en diciembre de 1963, conocida como la "Línea Verde", que se convirtió en la división del barrio en un sector turco y otro griego.

Esta demarcación representa la línea de división de la isla también tras la invasión turca, que se extiende de forma transversal a lo largo de todo el territorio isleño, y es precisamente en su epicentro donde se encuentra la calle Ledra.

Otras noticias

Contenido patrocinado