Buscar

Los nacionalistas celebran el Aberri Eguna inmersos en la reflexión por el fracaso electoral

EFE
21/03/2008 - 10:41

Bilbao, 21 mar (EFE).- Las formaciones nacionalistas celebrarán el próximo domingo el Aberri Eguna (Día de la Patria vasca), en medio de una reflexión sobre las causas de su fracaso en las pasadas elecciones generales del 9 de marzo.

Además del fracaso electoral del nacionalismo, el Aberri Eguna de este año se caracteriza también por la propuesta del lehendakari, Juan José Ibarretxe, de realizar una consulta en octubre si no hay un acuerdo previo con el Gobierno sobre el derecho a decidir y por la vuelta del terrorismo de ETA, que el año pasado por estas fechas decía mantener el alto el fuego, pese a que el 30 de diciembre de 2006 asesinó a dos personas al volar el aparcamiento de la T-4.

En los comicios generales, el PSE-EE consiguió una victoria histórica al imponerse en las tres provincias vascas y conseguir él solo 40.000 votos más que la suma de los tres partidos nacionalistas que concurrieron a las elecciones (PNV, Eusko Alkartasuna y Aralar).

Ese resultado electoral ha abierto en las dos últimas semanas una reflexión en las formaciones nacionalistas y así el PNV ha celebrado varias reuniones especiales y ha acordado elaborar un nuevo "contrato" con la sociedad vasca, denominado Euskadi 2020, para tratar de adaptarse a la evolución de la sociedad.

Desde Eusko Alkartasuna, que ha rechazado la posibilidad de volver a integrarse en el PNV, del que se escindió en 1986, se ha reconocido el problema del nacionalismo para captar el voto urbano y joven, mientras que en Aralar se ha insistido en la necesidad de que los nacionalistas vayan juntos a las elecciones en una "gran coalición".

De todas formas, PNV y EA han insistido en que mantienen la "hoja de ruta" del lehendakari, que contempla negociar con el Gobierno central hasta junio y si no hay un acuerdo, solicitar en junio al Parlamento vasco la realización de una "consulta" el 25 de octubre.

Para el sindicato ELA, mayoritario en el País Vasco, existe "una falta de entusiasmo en las bases del movimiento abertzale" debido a la "falta de unidad" y considera preciso que el nacionalismo reflexione y elabore una propuesta única "con perspectiva estratégica de Movimiento Nacional", para lo que defendió la recuperación del pacto de Lizarra.

En cuanto a los actos previstos, el PNV mantendrá la tradición de los últimos años y reunirá a sus bases en la Plaza Nueva del casco Viejo bilbaíno en un acto político que tendrá como lema "queda mucho por hacer" y donde intervendrán el presidente del EBB, Iñigo Urkullu, y el lehendakari Ibarretxe.

El PNV transmitirá ese día a afiliados y simpatizantes su pretensión de lograr este año 2008 un acuerdo con el Estado con el objetivo de caminar hacia la paz, pero además, avanzará su proyecto para lograr un "nuevo contrato social".

Eusko Alkartasuna también ha elegido uno de sus emplazamientos habituales para el Aberri Eguna, la villa foral vizcaína de Gernika, donde realizará un mitin, en el que intervendrán el presidente del partido, Unai Ziarreta, y su secretario general y consejero de Justicia del Gobierno Vasco, Joseba Azkarraga, para posteriormente celebrar una comida con la afiliación.

El manifiesto de Eusko Alkartasuna para esta jornada recoge también la esperanza de este partido de que en el 2008 se de un "paso irreversible" para la consecución de un acuerdo sobre un "nuevo marco jurídico-político que pueda ser refrendado por la ciudadanía vasca en una consulta".

Además, el Foro de Debate Nacional, integrado por organizaciones sociales, sindicales y políticas nacionalistas, excepto PNV, celebrará el Aberri Eguna, por segundo año consecutivo, con una marcha que partirá de Irún (Guipúzcoa) y finalizará en Hendaya (Francia), donde se desarrollará un acto político.

Otras noticias

Contenido patrocinado