Buscar

Deportes
Nadal y Federer ganan su primer partido como pareja de dobles y ponen a Europa a un paso de la Laver Cup

Sarkozy reduce el arsenal nuclear y propone iniciativas de desarme

EFE
21/03/2008 - 4:42

París, 21 mar (EFE).- Francia reducirá en un tercio el componente aéreo de su arsenal nuclear, anuncio hoy el presidente de la República, Nicolas Sarkozy, quien lanzó otras propuestas de desarme como prohibir los misiles de corto y medio alcance.

Sarkozy, que asistió al lanzamiento de un nuevo submarino atómico lanzamisiles balísticos dijo que el recorte de las armas atómicas, misiles y aviones de ese componente aéreo dejará a Francia con "menos de 300 cabezas nucleares" en total.

"La mitad del máximo" que tuvo durante la guerra fría, dijo el jefe de Estado, a tono con la "transparencia" que ha decidido sobre este asunto.

El arsenal nuclear francés se basa en dos componentes: el aéreo y el naval, integrado actualmente por tres submarinos lanzamisiles.

Sarkozy escogió el lanzamiento en Cherburgo (noroeste) del "Terrible", que entrará en servicio en 2010 y será el primero de los submarinos equipado con el nuevo misil balístico M51, para su primer discurso desde su llegada al Elíseo, el pasado mayo, plenamente dedicado a la Defensa y a la disuasión nuclear.

Una disuasión, "estrictamente defensiva", que debe adaptarse a las amenazas actuales y futuras a los intereses vitales de Francia, y también tener en cuenta sus alianzas y "la construcción europea".

Las fuerzas nucleares francesas, por su mera existencia, son "un elemento clave" de la seguridad de Europa, dijo, al proponer a sus socios europeos "que lo deseen, un diálogo abierto sobre el papel de la disuasión y su contribución a nuestra seguridad común".

"Nuestro compromiso por la seguridad de nuestros socios europeos es la expresión natural de nuestra unión cada vez más estrecha. El tratado de Lisboa es, al respecto, un avance histórico", agregó.

Argumentó, por ejemplo, que Irán pone "en juego la seguridad de Europa", con el aumento del alcance de sus misiles en un momento en el que "graves sospechas pesan sobre su programa nuclear".

Hace dos años, el entonces presidente francés, Jacques Chirac, había suscitado un revuelo en Europa al amenazar con una respuesta nuclear a Estados que practicaran el terrorismo o en caso de amenazas a abastecimientos estratégicos de Francia o sus aliados.

Hoy, Sarkozy no delimitó con precisión los "intereses vitales" de Francia, pero dejó claro que "no bajará la guardia".

También dijo que, dentro de la revisión que ha encargado para diseñar un "concepto global de defensa y seguridad nacional" en el horizonte de 2015, asumirá el coste presupuestario de la disuasión nuclear, "el seguro de vida" de Francia.

Quienes amenazaran con atacar los "intereses vitales" de Francia se expondrían a una respuesta "severa", con daños "inaceptables" para ellos, afirmó.

Francia "nunca ha participado en la carrera armamentista", aplica el principio de "estricta suficiencia" y mantiene su arsenal al nivel más bajo posible "compatible con el contexto estratégico".

"Propongo la apertura de negociaciones sobre un tratado que prohíba los misiles tierra-tierra de corto y medio alcance", afirmó.

Sarkozy también propuso a la comunidad internacional abrir "sin tardanza" negociaciones para prohibir la producción de materias para armas nucleares, así como la puesta en marcha de una moratoria "inmediata" sobre esa producción.

Después de recordar que en el mundo hay ocho Estados que han declarado haber efectuado pruebas nucleares, propuso a la comunidad internacional "un plan de acción", con el que llamó a las potencias atómicas a comprometerse "resueltamente", de aquí a la conferencia sobre el Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP) en 2010.

Instó a todos los países a ratificar el Tratado de prohibición completa de las pruebas nucleares, "empezando con China y Estados Unidos" que lo firmaron en 1996, y llamó a las potencias nucleares a desmantelar "todas" sus instalaciones de pruebas nucleares.

Otras noticias

Contenido patrocinado