Buscar

ÚLTIMA HORA:
Atentado terrorista en Barcelona: al menos 13 muertos tras un atropello masivo en las Ramblas (23:23)

La Iglesia decidirá sobre los cuidados paliativos en Madrid

Paula Tena
24/04/2008 - 13:41

Los leones se le han echado encima. El Gobierno regional de la Comunidad de Madrid de Esperanza Aguirre ha ratificado un convenio con el cardenal Rouco Varela para la asistencia religiosa en los hospitales que amplía las funciones de los sacerdotes y les permite decidir sobre los cuidados paliativos en enfermos terminales. El acuerdo fue suscrito entre el Gobierno y el Arzobispado cuando era presidente autonómico Alberto Ruiz-Gallardón.

A partir de ahora, los sacerdotes no sólo visitarán a los enfermos y les asesorarán religiosamente, sino que además podrán tomar decisiones que, hasta ahora, eran competencia de los médicos.

En el convenio ratificado al que ha tenido acceso la Cadena SER se incluye una cláusula en la que se establece que el Servicio de Asistencia Religiosa Católica va a formar parte del comité de ética y del comité interdisciplinar de cuidados paliativos.

Dar o no sedación terminal

Comités que se encargan de decisiones tan trascendentales como dar o no sedación terminal a un enfermo, practicar abortos o decidir si se reanima o no a un bebé con malformaciones en la unidad de neonatología.

Las reacciones no se han hecho esperar y los ciudadanos plantean si también los sacerdotes tendrán competencia en creencias de otras formaciones religiosas como los testigos de Jehová sobre las transfusiones de sangre.

El acuerdo no es de firma reciente, sino que es una actualización de otro suscrito entre el Gobierno y el Arzobispado cuando era presidente autonómico Alberto Ruiz-Gallardón en 1997. Según fuentes oficiales de la Comunidad de Madrid "no se ha tocado nada de ese convenido desde entonces". La ratificación del acuerdo fue firmado el pasado 2 de enero por el consejero de Sanidad, Juan José Güemes, y el obispo auxiliar de Madrid, Fidel Herráez Vegas.

No obstante, la "Asistencia Religiosa Católica" en centros hospitalarios públicos fue acordada entre los Ministerios de Justicia y de Sanidad y Consumo y la Conferencia Episcopal en 1985 donde queda patente cuáles son las competencias de los sacerdotes, la recompensa económica que recibirían por su labor y el número de capellanes presentes dependiendo del tamaño del hospital y las camas.

¿Qué son los comités de ética?

El Comité de Ética en los hospitales es un recurso que los pacientes, los padres, y los equipos del cuidado médico pueden utilizar y consultar cuando se les plantean dilemas éticos sobre todo en el periodo en el cual los pacientes están sometidos a tratamientos fuertes. Los casos y las respuestas por parte de estos comités se dan teniendo en cuenta el punto de vista clínico, pero también el plano ético, espiritual, y legal de cada uno de los pacientes.

Precisamente en esta definición se apoya el presidente del comité de Ética del hospital de Getafe, Miguel Casares quien en una entrevista concedida a la Cadena Ser ha señalado que "el hecho de imponer unos pensamientos concretos vulneran el aspecto de la independencia y la pluralidad de estos comités y el dar respuestas a los ciudadanos teniendo en cuenta su caso particular".

Debate sobre la vida dignamente vivida

Analizar los casos particulares y no hacer juicios de valor precipitados es lo que propone Pablo López, profesor de Doctrina Social de la Iglesia. "Se deben analizar qué vidas merecen o no ser vividas y las condiciones de esta", puntualiza López quien aclara que "el sacerdote no tiene la última palabra en estos comités, es una más".

En su opinión, "la presencia de un sacerdote puede llegar a ser más adecuada" e incluso "exigible" en algunos casos como en "el ensañamiento terapeútico". "Hay que ver al sacerdote como un asistente, una ayuda, no una imposición. Intentará hacer el bien y atender lo más dignamente posible la vida", explica.

Las reacciones al acuerdo

La portavoz de IU en la Asamblea, Inés Sabanés, ha exigido la retirada de cualquier acuerdo suscrito entre la Consejería de Sanidad y la Iglesia católica que permita que ésta intervenga en los Comités de ética o interdisciplinares de cuidados paliativos de los hospitales públicos.

Por su parte, el PSOE ha reclamado la "retirada inmediata" del convenio existente entre la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid y la Iglesia católica. El secretario general del PSM, Tomás Gómez, avanzó que los socialistas van a pedir la comparecencia de la presidenta regional, Esperanza Aguirre, en sede Parlamentaria para que dé explicaciones acerca de este convenio del que informó hoy la cadena SER. Al tiempo, Gómez anunció la apertura de un "frente social, institucional y político" para que se derogue el acuerdo.

El Gobierno regional "intenta llevar a la Sanidad pública madrileña un modelo moral que no es compatible con el modelo constitucional y que no es compatible con una España moderna", indicó Gómez, quien añadió que ese modelo "más bien parece traído del modelo de sociedad preconstitucional" que del actual.

La izquierda, en contra de los comités

Así, apuntó que los socialistas "se oponen" a la participación de la Iglesia en los Comités éticos y en las decisiones sobre la oportunidad de que un paciente en estado terminal reciba cuidados paliativos o no.

La diputada autonómica ha pedido explicaciones "urgentes" al gobierno de Esperanza Aguirre y ha anunciado que Izquierda Unida exigirá "que se tomen medidas contundentes que impidan que la iglesia católica interfiera en el ejercicio de los derechos de los ciudadanos y en la organización de los servicios públicos".

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 4

#1
25-04-2008 / 13:17
Meneillos
Puntuación -2

Espero que en el último momento de la vida de Esperanza Aguirre, cuando sufra tanto que desee morir, ese mismo comité ético decida que lo mejor es alargar su agonía y que muera sin ningún tipo de ayuda tal y como dictan las premisas de la iglesia católica. Ya se encargará Dios de recompensarla en la otra vida, no te jode.... y mientras tanto, a los que no profesamos ningún credo o uno diferente al católico, que nos vayan dando por el culo, ya que un sacerdote decidirá por nosotros.

Hay que cesar a esta señora e inhabilitarla para la práctica de cualquier cargo público, por favor, ya que es una medida inmoral y anticonstitucional. Se nota que algunos personajes de la vida politica y social de este país hacen cualquier cosa por obtener el favor de la iglesia y de su poder sin importarles el precio a pagar ni el daño que puedan hacer a los demás.

Lo más inquietante es que no se les caiga la cara de vergüenza a estos impresentables y que haya tanta gente que los apoye.

#2
26-04-2008 / 09:23
MARIA
Puntuación 0

La asistencia y presencia religiosa tiene q. ser voluntaria y el enfermo y sus allegados quienes decidan con el médico, según código deontológico, yo personalmente no quiero verlos

#3
27-04-2008 / 00:00
Dios
Puntuación -2

Es triste ver a unos politicos que por determinados intereses, no se preocupan con la ética y con la dignidad y el respecto a sus ciudadanos. Y más verguenza para la iglesia catolica, que en vez de estar preocupandose con los reales problemas de la humanidad, y mejorar la calidad de vida de las personas, siguen persiguiendo y usando su poder y influencias para imponer su "dicha verdad", cada día más alejada de esa misma realidad. Curiosamente la mayoria de la gente de la iglesia nunca estuvo dle lado que quien sufre, pero si de quien tiene el poder, solo para seguir manteniendo ella misma su poder, no le ha llegado a la iglesia aunque los inumeros pecados que ha cometido a lo largo de la historia? Claro como pedir perdon es facil...dentro de 50 años vendrá otro Papa a pedir perdon, o esto simplesmente es lo que la iglesia sabe hacer bien: marketing puro?

La iglesia antes de meterse en comités de ética deberia ella misma pensar cual es su ética y su dignidad, la historia ha demostrado que hasta ahora lleva mas bien poca...

#4
15-05-2008 / 23:24
Genoveva
Puntuación 1

Yo como médico, master en bioética, creo que antes de opinar tan alegremente como se está haciendo sobre este tema hay que informarse verazmente. En esto incluyo tanto a los lectores como medios de comunicación, trabajo en una unidad de cuidados paliativos y todas las informaciones que se están vertiendo sobre la imposición de nadie en los comités o grupos de trabajo son falsas. No se ha hecho nunca ni se puede realizar, por lo que dejemos de hacer demagogia. La participación de un profesional no sanitario de la Institución que ayude en la asistencia religiosa en los comités de ética está regulado por la circular 3/95, de 30 de abril de 1995, emitida por la Dirección General del Instituto Nacional de la Salud, no es nada nuevo. Además en los comités no se decide si se realiza o no abortos, ni si se reciben cuidados paliativos. Los comités son organos consultivos para los profesionales y pacientes, sirven asesorar, analizar y facilitar el proceso de decisión clínica en las situaciones que plantean conflictos éticos,también tiene otras funciones que aquí no vienen al cuento. Por todo esto creo que si se quiere criticar algo hay que citar el convenio y el texto y no realizar conjeturas y escribir meras cortinas de humo que sólo muestran la ignorancia en la que se mueven nuestros medios de comunicación y políticos. Por todo ello muchas veces me averguenzo de pertenecer a esta sociedad tan beligerante y superficial que tan sólo con ruido ya juzga.