Buscar

Ibarretxe afirma que EHAK no será "árbitro" el próximo 27 de junio porque espera "un sí rotundo" de todo el Parlamento

11/06/2008 - 15:09

Rechaza discrepancias con Urkullu y afirma que participa "íntegramente de la reflexión" del presidente del EBB del PNV

BILBAO, 11 (EUROPA PRESS)

El lehendakari, Juan José Ibarretxe, afirmó hoy que EHAK no será "árbitro" en el pleno del próximo 27 de junio de la Cámara vasca porque espera "un sí rotundo" de todo el Parlamento al proyecto de Ley para habilitar la consulta. Además, aseguró que este "camino" no tiene "vuelta atrás" y no terminará con esta sesión plenaria, ni el 25 de octubre, jornada prevista para consultar a la ciudadanía.

En una entrevista concedida a Telenorte de TVE, recogida por Europa Press, Ibarretxe negó que mantenga discrepancias con el presidente del EBB del PNV sobre esta cuestión y afirmó que participa "íntegramente de la reflexión" del líder jeltzale, en la que afirma que "la condena y el rechazo más explícito y más efectivo" es pedirle a ETA "que cierre la persiana de una vez y para siempre", como, a su juicio, se hace en las preguntas de la consulta.

Además, afirmó que espera el pleno del 27 de junio, "con normalidad y sin nerviosismo" y rechazó que ese día "el árbitro de la situación" vaya a ser EHAK y precisó que "árbitros serán cada uno de los 75 parlamentarios" de la Cámara autonómica. "A mí se me hace imposible, no ya que EHAK, sino que el PP o el PSE-EE se nieguen a dar la palabra a aquellos votantes que les eligieron", añadió.

En esta línea, precisó que, en este caso, "no estamos ante la responsabilidad de un grupo o de unos parlamentarios", sino "ante la responsabilidad de todos los parlamentarios". "Yo espero un sí rotundo del Parlamento", aseveró.

De esta forma, expresó su convencimiento en que el Parlamento respaldará la Ley de Consulta y que éste se celebrará. "Sí, sin ninguna duda porque me parece que es bueno, democrático, moderno y actual. Es un instrumento jurídico-político del siglo XXI, no del siglo XIX preguntar a la ciudadanía", manifestó.

El máximo representante del Gobierno vasco aseguró que "éste es un camino que no tiene vuelta atrás, no es un camino que se va a abrir y cerrar el día 27 de junio o el día 25 de octubre, el día propuesto para realizar la consulta".

"Este es un camino que no tiene vuelta atrás, el camino de preguntar al pueblo vasco y que el pueblo vasco conteste y nos diga que es lo que quiere, es, sin duda, una iniciativa de calado. Por lo tanto, no es una iniciativa que tiene una vocación, como alguien decía, electoralista", añadió.

A su juicio, se trata de "un camino por el que el pueblo vasco tomará sus decisiones, decidirá su futuro y eso va a implicar, no una elección", sino que "va a haber muchas elecciones, locales, autonómicas y generales". "Estamos ante una iniciativa de un gran calado democrático", dijo.

LEY PARA LA CONSULTA

El lehendakari subrayó que, si se aprueba la Ley para la Consulta, no se puede "jugar con estas cosas" porque "las leyes hay que cumplirlas". "Esta Ley, de aprobarse, es de aplicación para todo el mundo", apuntó.

Además, consideró "muy nerviosa la reacción del Gobierno español", al advertir de que no se podrá celebrar la consulta y que recurrirá al Tribunal Constitucional si la Ley se aprueba. "Yo les rogaría que tuvieran más serenidad y más respeto", aseveró.

En este contexto, emplazó a, "con serenidad, esperar a que se produzca el debate en el Parlamento, a que se produzca la decisión en el Parlamento y, después, veremos". "Cada tiempo tiene su afán. El tiempo actual tiene el afán de respetar el debate del Parlamento", manifestó.

PREGUNTAS

Sobre las preguntas de la consulta, reiteró que "el compromiso ético es exactamente el mismo que le sirvió, por acuerdo del Congreso en mayo de 2005, a Zapatero para negociar a ETA y fue el mismo compromiso ético que se incorporó al Pacto de Ajuria Enea".

"Por tanto, lo que hay que decir es que, en esa pregunta, se le exige a ETA lo que realmente queremos que haga, que cierre la persiana y que la cierre para siempre", destacó.

Además, señaló que "alguien quiere ver" que hay en ello discrepancias con el presidente del EBB del PNV, Iñigo Urkullu. "Pero, evidentemente, participo íntegramente de la reflexión de Iñigo Urkullu cuando decía que la condena y el rechazo más explícito y más efectivo es el que se produce en la pregunta que hemos hecho, que ruego a los ciudadanos que se lean, y es pedirle a ETA que cierre la persiana de una vez y para siempre", manifestó.

Tras criticar "las mentiras y desnaturalizaciones" que se hacen de este debate, pidió a los ciudadanos que "dediquen 45 segundos a leerse las dos preguntas y que sean ellos los que saquen las consecuencias, más allá del debate político tan empobrecedor que, a veces, tenemos".

VIOLENCIA

Ibarretxe recordó que José Luis Rodríguez Zapatero "ha hablado con violencia y sin violencia". "Y nosotros le dimos apoyo para que lo hiciera, al igual que Aznar lo hizo antes, al igual que Felipe González lo hizo antes", afirmó.

En este sentido, dijo que él lo que "echa en cara a Zapatero no es que haya hablado con ETA con violencia y sin violencia". "Lo que yo le digo es que aquello que estaba dispuesto a firmar, no a hablar, el Partido Socialista y Rodríguez Zapatero con Batasuna y con ETA el 26 de octubre de 2006, aquello que estaba dispuesto a firmar, a ver cuál es la razón por la que no está dispuesto a firmarlo conmigo", apuntó.

Juan José Ibarretxe insistió en que "lo que le está diciendo a ETA" el presidente del Gobierno central es: "No os preocupéis porque aquello de lo que estuvo hablando con vosotros y negociando con vosotros, sobre el derecho a decidir del pueblo vasco, jamás lo negociaré con el lehendakari, con las instituciones democráticos del pueblo vasco. Eso es absolutamente inasumible", explicó, para asegurar que él no lo asumirá porque "es muy grave democráticamente".

Otras noticias

Contenido patrocinado