Buscar

Solbes señala que el Estado no puede reducir su gasto público y dice a CCAA y municipios que "cada palo aguante su vela"

11/06/2008 - 18:10

El PP pide al Gobierno que de "tiempos y fechas" sobre la reforma de la financiación local y deje de "marear la perdiz"

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

El ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, señaló hoy que el Estado no puede reducir su gasto público porque el 32 por ciento corresponde a la Seguridad Social y recordó que las competencias impropias asumidas por los ayuntamientos corresponden, "básicamente", a las comunidades autónomas, por lo que espetó a las entidades autonómicas y municipales que "cada palo aguante su vela".

Durante la sesión de control en el Congreso, el Gobierno fue preguntado por el Grupo Popular por sus planes para abordar la reforma del modelo de financiación local. En este contexto, Solbes apuntó que "el punto de partida" fueron los acuerdos firmados con la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) en 2005 y que permitieron dar respuesta "a los problemas más inmediatos" de financiación.

Así, señaló que estos convenios produjeron "incrementos importantes" de los recursos financieros destinados a los ayuntamientos y subrayó que todo el aumento fue procedente del Estado. "Entiendo su preocupación, pero que cada palo aguante su vela", espetó Solbes a la diputada 'popular' Teófila Martínez tras reconocer que el 32 por ciento del gasto público del Estado está destinado a la Seguridad Social y que las competencias impropias asumidas por los municipios corresponden a las comunidades autónomas.

El vicepresidente segundo detalló sin embargo que los principios en los que se enmarcará la reforma del modelo de financiación local son que se aborde de forma paralela a la financiación autonómica, "la mejora del espacio fiscal propio y el estudio de la participación en los tributos del Estado para avanzar en su suficiencia financiera" y el cumplimiento del artículo 142 de la Constitución, que establece que las haciendas locales deberán disponer de los medios suficientes para el desempeño de las funciones que la Ley les atribuye.

Por su parte, la diputada 'popular' criticó la disminución de la participación en el gasto público de las entidades locales y reclamó a los miembros del Ejecutivo que "dejen ya de hablar" y se pongan "a trabajar". "Están todo el tiempo hablando para no hacer absolutamente nada --argumentó--. Ha llegado el momento de que se ponga usted a pensar qué pasaría si los ayuntamientos dejaran de prestar los servicios que no les pertenecen".

"Tómenselo en serio y den tiempos y fechas y déjense de marear la perdiz, porque los ayuntamientos tienen que dejar de ser el hermano pobre del Estado español", insistió tras recordar que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero "se comprometió hace tres años" a negociar el asunto con los grupos de la oposición en el Senado.

SALGADO: "NO TENGAN DUDA DE QUE SEGUIREMOS TRABAJANDO".

También abordó esta cuestión durante el Pleno la ministra de Administraciones Públicas, Elena Salgado, quien reclamó a los 'populares' que "no tengan ninguna duda" de que ella trabajará para lograr la suficiencia financiera de los ayuntamientos, desde el ámbito de sus competencias y de las funciones que ejerce.

Salgado ejemplificó el compromiso de los socialistas con esta reforma en la moción promovida ayer por su grupo parlamentario en el Senado. "Espero que el PP ahora sí se implique y podamos llegar al consenso que no fue posible la pasada legislatura", subrayó tras insistir en el aumento de "más de un 40 por ciento" de la financiación de los municipios.

El diputado del PP Juan Manuel Moreno calificó como "incomprensible" que el Ministerio de Administraciones Públicas no haya asumido "ni una sola iniciativa" sobre la reforma de la financiación local y criticó que Salgado se encuentre "desaparecida" y "pasando la pelota a otro ministerio".

TRATAR A LOS AYUNTAMIENTOS COMO 'OKUPAS'.

En este sentido, reprochó a la ministra que "se esconda" detrás de Solbes y afirmó que el Ministerio trata a los ayuntamientos como 'okupas' cuando antes era "la casa común". Así, defendió que "ha llegado el momento de trabajar" y recomendó a Salgado que pida a Zapatero que "disuelva el Ministerio" o que ella misma dé paso a otra persona para dirigirlo "y que asuma la tarea con muchísimo más interés".

"Seguiré diciendo lo que pienso, seguiré trabajando como siempre en la solución de los problemas que afectan a los españoles y, como siempre, desde la unidad de criterio del Gobierno porque, a diferencia de otros, se trata de un equipo bien coordinado que comparte planteamientos y objetivos", concluyó la ministra.

Otras noticias

Contenido patrocinado