Buscar

Blanco duda del viaje al centro del PP, porque siempre deja abierto el camino al monte

EFE
4/07/2008 - 13:40

Madrid, 4 jul (EFE).- El secretario de Organización del PSOE, José Blanco, ha cuestionado hoy el nuevo rumbo emprendido por el PP después de su Congreso Nacional de Valencia y ha dicho que, "aunque de vez en cuando vayan de visita al centro, siempre dejan abierto el camino de regreso al monte".

Al inaugurar el 37 Congreso Federal del PSOE, Blanco ha tenido unas palabras de homenaje para el ex concejal socialista de Arrasate-Mondragón Isaías Carrasco, asesinado por ETA el pasado 7 de marzo, y también ha recordado a Alfonso Perales, fallecido hace un año y medio.

En su discurso de apertura, ha arremetido contra el PP al contraponer el cónclave que hoy comienzan los socialistas, del que saldrán "las decisiones más trascendentales", que orientarán la política durante los próximos años, con el congreso del PP de hace unas semanas, que sólo dejó "algunos interrogantes de difícil solución".

"Una conjura palaciega" ha sido la expresión que ha utilizado para referirse al XVI Congreso Nacional del PP, del que salió "exactamente nada" en cuanto a propuestas para la sociedad porque sólo se emplearon en una "bizantina contienda entre los marianistas y las otras cofradías" de ese partido.

A este respecto, ha bromeado diciendo: "A veces no se sabe si Mariano piensa lo mismo que Rajoy", antes de apostillar: "Mariano lo tiene muy difícil, porque tiene que cambiar de política sin que se entere Rajoy".

Pero, sobre todo, se ha cuestionado si el PP ha iniciado realmente un viaje al centro político. "Yo no sé -ha apuntado-si los que llevaron al PP por el camino de la sinrazón serán capaces desandarlo".

En cualquier caso, ha considerado que Rajoy debe una explicación a los españoles de por qué "toleró todas las crispaciones, alentó todos los enfrentamientos, sostuvo todos los infundios y prendió todas las hogueras".

Junto a esas críticas, Blanco ha repasado los 130 años de historia del PSOE y sus 36 congresos federales anteriores a éste, y se ha detenido especialmente el celebrado en diciembre de 1976, el primero en España después de la dictadura.

Ha hecho notar también en que el PSOE "no tiene que sacudirse la tutela de nadie porque nunca la tuvo", ha incidido en que los socialistas sólo dependen del apoyo de la ciudadanía y ha elogiado las aportaciones que en su más de un siglo de historia han realizado para el avance y el progreso de la sociedad española.

También ha querido lanzar un mensaje a los "viejos y nuevos uniformadores", a quienes ha avisado de que los españoles no quieren que nadie les enfrente por el lugar en el que vivan o por la lengua que hablen.

"No reconocemos a nadie el derecho a expedir certificados de españolidad", ha enfatizado en relación al manifiesto por una lengua común que ha firmado un grupo de intelectuales.

En este contexto, ha sostenido que el PSOE no está dispuesto a que se haga de las lenguas "lo que antes se ha querido hacer con los estatutos de autonomía" o con el agua: "Sembrar España de agravios".

Para Blanco, los socialistas han ganado las últimas elecciones generales no por casualidad, sino por haber obtenido el respaldo mayoritario en las urnas, después de cuatro años de "políticas sociales avanzadas, de compromiso enérgico por la igualdad y de reformas modernizadoras".

Otras noticias

Contenido patrocinado