Buscar

González Pons dice que el PSOE "se mueve hacia la radicalidad" y le pide que trate en su Congreso "la crisis y el paro"

4/07/2008 - 15:08

El dirigente popular critica que los socialistas tratarán "asuntos cerrados" como la Ley del Aborto y la de la Eutanasia

El dirigente popular critica que los socialistas tratarán "asuntos cerrados" como la Ley del Aborto y la de la Eutanasia

VALENCIA, 4 (EUROPA PRESS)

El vicesecretario de Comunicación del PP, Estaban González Pons, indicó hoy que, mientras en el PP "nos hemos movido hacia el centro, el PSOE se mueve hacia la radicalidad". Asimismo, "desde la amistad y el respeto" pidió a sus "amigos socialistas" que dedique su Congreso a "hablar de las cosas que preocupan a los españoles", entre los que citó "la crisis económica, el paro, la pérdida de empresas y las dificultades con las que millones de españoles afrontan las vacaciones y la vuelta de vacaciones este año".

González Pons, que realizó estas declaraciones en una rueda de prensa en Valencia, señaló que "así como el PP ha intentado en su Congreso sacar los temas que importan a los ciudadanos y hablar de aquello que preocupa a las personas moderadas y de centro, el PSOE quiere sacar asuntos que están cerrados para la mayoría de los ciudadanos, como es la ampliación de la Ley del Aborto, la introducción de la Ley de la Eutanasia y otros asuntos similares que radicalizan su discurso".

El dirigente popular advirtió de que "si el PSOE en su Congreso no habla de la crisis económica y no se centra en encontrar soluciones, si la esconde, la disfraza, la ningunea y disimula que no hay una crisis y dedica a ver las estrellas, ese Congreso se cerrara políticamente en falso". En este sentido, apuntó que "para que sirva políticamente de algo, tiene que ser un congreso serio, que trate en serio los problemas serios que padecen los españoles".

Para González Pons, el cónclave socialista será "un congreso orondo en el que van a enseñar barriga, mientras las vacas flacas pastan al lado de los españoles". "Va a haber una verdadera exhibición de opulencia ideológica y autocomplacencia política mientras los españoles en la calle lo están pasando mal", remarcó.

En su opinión, "más que un congreso" será "una cena de empresa, en la que el jefe pone fecha, se hace el guía y el enrollado hablando con gente con la que normalmente no habla a lo largo del año, sentándose con los curritos y haciendo chistes, y nombra empleado y empleada del mes". A su juicio, España "merece un PSOE más serio, en el que se abordaran de verdad a los asuntos que están inquietando a los españoles".

Esteban González Pons aseguró que espera encontrar "un debate sobre soluciones económicas de política presupuestaria o de política industrial a los problemas que en este momento sufre la población española", entre los que citó "el incremento de precio, la perdida de empleo, la perdida de competitividad, la destrucción de tejido industrial y la pérdida de perspectivas para muchísimas familias españolas".

Sin embargo, lamentó que los socialistas "hablarán del derecho a la muerte de algunos pacientes hospitalarios, de una ley de plazos para el aborto, de una ley de laicidad y del derecho al voto de los extranjeros". "Hasta ahora, el Congreso del PSOE lo están perdiendo los españoles porque los asuntos que realmente les importan no van a ser tratados", resaltó.

"Tengo la sensación de que este encuentro será un congreso sonajero: van a mover durante el fin de semana las maracas para hacer ruido de fondo e impedir lo que mas les importa: que la palabra crisis sea pronunciada", subrayó González Pons.

POLÍTICA ECONÓMICA.

Por otro lado, hizo hincapié en que "sin política económica no puede haber política social", puesto que "si no hay riqueza no hay posible reparto de riqueza" y, de esta forma, "hay desigualdad y falta de oportunidades para los que tiene menos".

González Pons indicó que el crecimientos del primer trimestre en España fue del 0,3 por ciento, "el peor dato de la historia desde 1995", destacó. Así, apuntó que "es la primera vez en diez años que España pierde por debajo de la zona euro".

Asimismo, aseguró que en el último año, en España "se han registrado 424.555 parados más, de ellos 211.198, alrededor del 50 por ciento, en el sector de los servicios". En esta línea, manifestó que la situación es "lo suficientemente grave para que el paro que se está extendiendo por todos los sectores de actividad sea la principal preocupación de un partido serio, que tiene que celebrar un congreso en serio".

Respecto al último mes, apuntó que "hay 36.899 parados más" y agregó que "en el año 1993, la media mensual de parados era de 35.000". Por este motivo, señaló que José Luis Rodríguez Zapatero "puede apuntarse un logro de cara al Congreso de este fin de semana" ya que ha alcanzado "una media socialista de destrucción de puestos de trabajo". "Puede darle la mano a Felipe González porque al menos en esto, o sólo en esto, ha conseguido ponerse a su nivel como presidente de Gobierno", resaltó.

Otras noticias

Contenido patrocinado