Buscar

Cuatro claves de por qué Ciudadanos le está comiendo la tostada a UPyD

7:12 - 15/01/2015
Más noticias sobre:
El presidente de C's, Albert Rivera. Imagen: Archivo

Dos datos, uno real y otro estimado, hacen pensar que Ciudadanos emerge como fuerza política de centro en el panorama nacional. El primero, su buen resultado en las elecciones europeas, donde consiguió dos eurodiputados en su primera aventura 'seria' a escala nacional tras varias legislaturas en el Parlament catalán. El segundo, el sondeo de Metroscopia que publicaba hace unos días el diario El País, en el que le otorgaban un 8,1% de intención de voto y le colocaban como cuarta fuerza política tras el tripartidismo que se ve venir de PP-PSOE-Podemos.

Se trata de dos formaciones similares en muchos planos: ambas nacen de plataformas culturales casi al mismo tiempo (C's en 2006 y UPyD en 2007), ambas intentan captar el voto 'de centro' con un mensaje dirigido a los descontentos de los grandes partidos, ambas tienen liderazgos carismáticos con una potente capacidad oratoria, ambas se muestran críticas con el nacionalismo como primer punto programático y ambas tienen su origen precisamente en las regiones más nacionalistas del país (unos en Cataluña y otros en Euskadi).

Sin embargo, y a pesar de los muchos intentos, ambas formaciones han fracasado a la hora de converger en una gran 'tercera vía' y, a la hora de competir, parece que Ciudadanos está ganando la partida. ¿Por qué?

Estrategia de lo regional a lo nacional

A pesar de que ambas nacen fuera de Madrid, la construcción de su identidad ha sido bien diferente. Mientras UPyD bebió de movimientos opuestos al nacionalismo vasco, el entorno de las víctimas del terrorismo y algunos intelectuales y políticos de Euskadi, su estrategia ha sido nacional desde el principio: es en Madrid donde más fuerza tiene, con diputados nacionales y regionales, y donde se ha dado su crecimiento pese a que sus dos grandes líderes son precisamente vascos.

Ese origen 'centralista' les ha dificultado su posterior implantación regional, donde carecen de estructura fuerte. Además de en Madrid, sólo en otras dos autonomías han conseguido un diputado regional, junto al diputado nacional logrado en la Comunidad Valenciana.

El fracaso de esa estrategia se evidencia especialmente en Euskadi, a cuya población no nacionalista se dirigían especialmente, y sólo tienen un diputado, como en Asturias. Peor es en Cataluña, donde UPyD es inexistente (llegó a conseguir menos votos que el partido de Carmen de Mairena en las elecciones autonómicas de 2010) precisamente porque Ciudadanos se centró en el ámbito catalán desde el principio: estaba en el Parlament desde 2006 con tres diputados, repitió cifra en 2010 y desde 2012 cuenta con nueve asientos en la Cámara.

Mensaje más conciliador

El programa de UPyD se ha criticado por parecer en ocasiones un compendio de muchas propuestas de distinto signo, pero donde no falta claridad es en su defensa: los dirigentes de la formación tienen a gala la vehemencia con la que defienden sus ideas, y precisamente esa vehemencia les ha pasado factura. Y no sólo en los mensajes a los votantes, sino también a sus rivales políticos. En la mesa de negociación entre UPyD y Ciudadanos, por ejemplo, se sentaba el diputado Carlos Martínez Gorriarán, que pocos meses atrás hablaba de la formación de Rivera como 'Movimiento Tertuliano':

Mientras, Ciudadanos ha hecho campaña en plena escalada soberanista catalana con una estrategia menos frentista, con lemas como 'Juntos sumamos' y usando como imagen un corazón con los colores de la bandera catalana y española. Han sabido vender su mensaje no como el de la exclusión de la identidad catalana, sino el de su coexistencia con la española, escenificándolo con sus intervenciones en catalán o castellano en el Parlament, igual que los diputados del PP. Y han sabido aprovechar la ola soberanista, vistos los resultados.

Las percepciones

Ciudadanos ha sabido jugar mejor sus cartas combinando los dos puntos anteriores: en el imaginario del ciudadano español UPyD es un partido reciente, pero no nuevo, mientras que la formación de Rivera emerge como renovadora, a la vez que él parece un líder joven y fresco, y el único del panorama nacional que aprueba en el citado sondeo.

Sin embargo, son percepciones irreales: Ciudadanos se fundó antes que UPyD, y Albert Rivera también tiene un pasado político, en su caso en Nuevas Generaciones del PP. Eso sí, ese pasado es mucho menos visible que el de Rosa Díez, que fue consejera en Euskadi con el PSE gobernando en coalición con los nacionalistas del PNV a los que ahora critica, y que luego intentó ser candidata a la lehendakaritza (y perdió) y secretaria general del PSOE (y también perdió)

Lo que sí es real, y aunque no sea político sí es importante en un momento de desafección política, es que ella casi le dobla la edad: 62 años la líder de UPyD por 35 del líder de Ciudadanos. En cuestión de imagen, él gana.

Menos tensiones internas

La formación de Rosa Díez ha estado rodeada de polémica casi desde el principio, con unas fuertes tensiones internas que han desgastado la imagen de la cúpula del partido con acusaciones de excesivo personalismo. Una de sus bajas más llamativas llegó poco después de su nacimiento con el adiós de Mikel Buesa, y recientemente la formación vivía otro momento de tensión con la salida de su cabeza de lista en el Parlamento Europeo, Francisco Sosa Wagner, por haber pedido una alianza con Ciudadanos en una columna pública.

De Ciudadanos, sin embargo, no han trascendido ese tipo de luchas internas ni críticas, ya sea porque no las hay de forma tan evidente, porque sus miembros no son tan conocidos o porque no han estado tan expuestos a los medios de comunicación nacionales por haber sido, hasta ahora, una fuerza regional.

En cualquier caso, la ruptura de las negociaciones de ambas formaciones se ha asociado más a la falta de voluntad de los de Rosa Díez, y esa percepción de inflexibilidad ayuda poco a la imagen de la formación ante sus votantes. De hecho no sólo ha sido Sosa Wagner: muchos ciudadanos, algunos líderes de opinión e incluso miembros del partido han lamentado la falta de un proyecto común. Por ejemplo el eurodiputado Fernando Maura, que intervino en un acto político de Ciudadanos tras la ruptura de sus negociaciones.


Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 188

#175
15-01-2015 / 23:23
PePe
Puntuación -6

Yo me quedo con el PP, que está sacando a España adelante, como siempre, nunca en la historia han caído tantos corruptos, esta gente son los que mejor gestionan el país.

#176
15-01-2015 / 23:38
Machote
Puntuación -4

Yo voto al que me de una tía para pasar la noche.

#177
15-01-2015 / 23:52
les pararemos
Puntuación 9

Hay una brecha social importante que se ha venido sucediendo y algunos mirando hacia un lado y se han destruído derechos básicos importantísimos que algunos le dan la importancia de un deseo una tía para pasar la noche. Así les marcha su cerebro. Hasta que ese cerebro de mosquito no cambie, los demás conscientes de la importancia de esa brecha intentaremos que se pare ya.

#178
16-01-2015 / 00:01
elemental
Puntuación 5

174 A base de deshacerse de la gente con problemas y endeudándonos hasta los siglos de los siglos. Así salen los restrasados de los gobernantes y pocos más.

#179
16-01-2015 / 00:26
Puntuación 0

'La juventud, ja, ja, la juventud, ja, ja, sabe lo que quiere, sabe donde va', 'Ya hemos llegado hasta aquí, y no me voy a parar, llevo el tiempo tras de mi, y no me dejo atrapar. Aquí y ahora, es lo que me importa: aquí y ahora'

Dígalo con música...

#180
16-01-2015 / 01:04
Paco
Puntuación 0

Albert Rivera, un joven con ideas viejas, un 80% de su militancia procedentes del PPSOE y lo peor de los vicios de la vieja política (crecimiento a toda costa, absorción de corruptos y tránsfugas), frente a Rosa Díez, una política veterana con nuevas y frescas ideas, con un 80% de su militancia sin antecedentes en política. No hay color. UPyD sin lugar a dudas.

#181
16-01-2015 / 01:20
leovilgido
Puntuación 0

u-pede es un poco mandona , votare a ciu-datans,o al de jodemos mas que nada porque en teruel al pequeño campesino lo han discriminado 20 años el pp-psoe.

#182
16-01-2015 / 01:51
joan
Puntuación 2

animo albert, tienes mi voto desde que llegaste a la politica;llegaras alto ya lo veras

#183
16-01-2015 / 02:05
Puntuación -2

Que manía echar la culpa al bipartidismo y votar aveturas ridículas.

#184
16-01-2015 / 06:45
Puntuación 0

Los países más prósperos del mundo tienen bipartidismo y nosotros desde el 78 tenemos la mejor época de la historia de España, fuera aventura

#185
16-01-2015 / 07:00
Puntuación 1

Sí se sigue por este camino dentro de un año seremos un país ingobernable, luego no habrá remedio por favor no lo fatidiemos

#186
16-01-2015 / 16:04
Rafa
Puntuación 2

A ver, Ciudadanos tiene que explicar sus alianzas como partidos de extrema derecha como España 2000. Transparencia internacional dio un 9 sobre 10 a UPyD, y un 3 sobre 10 a Ciudadanos. Me parece que UPyD hace bien en no aliarse con un partido que se alía con cualquiera. Pienso votar a UPyD, creo que tienen una base más sólidad y un programa más definido.

#187
17-01-2015 / 10:05
Al 4
Puntuación 0

#4

Pues vete con Arenas y con Blesa que no son socialistas. Buena gente son.

#188
21-01-2015 / 19:48
Puntuación 1

Lo que está claro es que estamos cansados de que los partidos de siempre o no hagan nada o lo hagan mal. Y artos de que todo el mundo nos toree.