Buscar

elSuperLunes
¡Ya es elSuperLunes! Con sólo un click, descargue gratis su edición de elEconomista

Soberanismo en España: por qué Cataluña y País Vasco no se pueden comparar

7:00 - 29/10/2015
Vineta-ArturMas-PlanIbarretrxe-sept215Farruco.jpg
Imagen: Pepe Farruco

El 'procés' soberanista catalán ha retrotraído a muchos a los tiempos del llamado 'Plan Ibarretxe' en el País Vasco. Sin embargo, y a pesar de que hay lazos de hermandad o sintonía política entre las formaciones políticas que promovieron ambos movimientos, son dos eventos diferentes, que se dan en momentos diferentes y que difícilmente pueden llegar a converger. Estos son los motivos.

La violencia

A pesar de que ETA abandonó su actividad armada hace cuatro años, y que ya antes había dejado de atentar, la sombra de su actividad ha condicionado el desarrollo político vasco. De hecho, uno de los principales actores, y principal puntal del soberanismo, ha estado casi diez años fuera de las urnas. Eso propició, por ejemplo, que socialistas y populares sumaran lo suficiente como abrir un breve periodo de gobierno no nacionalista a los mandos de Patxi López.

El rechazo al soberanismo fuera de ambas regiones es similar, pero en el caso vasco hay un obstáculo añadido precisamente por esa sombra: determinada parte del espectro político nacional sigue viendo a la izquierda abertzale manchada por la violencia de ETA, y eso, desde su visión política, les inhabilita como interlocutores.

Un claro ejemplo fue el desarrollo del Plan Ibarretxe. El lehendakari inició su mandato poco antes de la firma del Pacto de Lizarra, que fue visto por las fuerzas nacionales como un acuerdo nacionalista excluyente. Su fracaso hizo que ETA iniciara una campaña especialmente cruda, con el asesinato un año después de Fernando Buesa, exvicelehendakari socialista, y su escolta. En las calles confluyeron dos manifestaciones, una contra el atentado y pidiendo la dimisión de Ibarretxe porque su investidura había recibido el apoyo de Euskal Herritarrok, y otra defendiendo a Ibarretxe de lo que se interpretó como una injerencia desde Madrid.

Con el tiempo Ibarretxe sería el lehendakari con la mayoría absoluta más abultada, beneficiado por ese clima de confrontación, agravado por la ilegalización de Batasuna y sus marcas. Y fue entonces cuando puso en marcha su proyecto, respaldado de forma casi unánime por el Parlamento Vasco

Momentos políticos diferentes

El 'procés' soberanista catalán se maneja en otro contexto, carente de violencia que manche a sus protagonistas, pero con la sombra de la crisis económica y la corrupción como argumentos de fondo. El Plan Ibarretxe se envió al Congreso bajo gobierno socialista, que mostró su rechazo pero tendió puentes para el diálogo, mientras que el 'procés' está siendo especialmente convulso porque en Moncloa hay un gobierno popular que ni siquiera ha promovido gesto alguno de acercamiento.

Zapatero reabrió el melón de las reformas estatutarias, lo que entonces calmó en incipiente (y minoritario) soberanismo catalán de la época, mientras que Rajoy llevó dichas reformas a los tribunales.

El desarrollo de este tipo de conflictos territoriales se ve muy condicionado, por tanto, no sólo por quién es el dirigente de cada región, sino también por quién es el inquilino de la Moncloa y cuál es su actitud ante la situación.

El nudo político de CiU y PNV

Desde siempre ha existido un fuerte lazo de hermandad política entre CiU y el PNV: ambos partidos tradicionales, conservadores, acomodados, representantes de un extracto social próspero y poco dado a algaradas radicales, aunque a la vez defensores de las singularidades de sus territorios. Lo que en su día se llegó a conocer como el "nacionalismo moderado", que hacía posible que uno pactara con el PP de Aznar (CiU en aquel acuerdo del Majestic) y otro con el PSOE (como el gobierno en coalición de Ardanza y Buesa), acuerdos que tenían su eco en el Congreso de cara a votaciones conjuntas.

Sin embargo, el 'procés' de Artur Mas no sólo dinamitó la coalición de CiU, sino que expuso a Convergència a una carrera en solitario a la que no se han sumado desde la lehendakaritza jetzale. Desde el entorno nacionalista vasco perciben con sorpresa los términos y formas de sus 'hermanos' políticos, que plantean el 'procés' de forma unilateral (algo jamás hecho por el PNV) y con gestos evidentes de ruptura.

No se puede decir que se haya roto la relación, porque no es cierto, pero sí que hay cierta distancia en los planteamientos y formas. De lo contrario, desde una visión estratégica, podría haberse iniciado una campaña similar desde el gobierno vasco, poniendo en aprietos al Gobierno central. No obstante, se ha optado por esperar y observar, y eso es sintomático.

La equivalencia desigual a la izquierda

Los compañeros de viaje en Cataluña son dos formaciones simétricas en lo político: Convergència es ahora una formación soberanista y conservadora, de la misma forma que Esquerra es una formación soberanista y de izquierda. Igual que la Convergència de ahora es más soberanista que la CiU de hace unos años, la Esquerra actual es menos radical en sus propuestas que aquella que levantaron Josep Lluis Carod Rovira, Joan Ridao o Joan Puigcercós.

Es cierto que esa ERC más 'radical' pudo pactar un gobierno con los socialistas, pero también es cierto que la ERC actual ha unido sus siglas a las de CDC. El salto, aunque se base en el eje político nacionalista - no nacionalista, no deja de ser enorme en el eje izquierda-derecha.

También habría equivalencias en esa parte conservadora entre Cataluña y País Vasco: la Convergència de ahora, aunque es más soberanista que el PNV actual, sería homologable a aquel PNV de Ibarretxe y Joseba Egibar. Donde no la habría es a la izquierda.

Para poner en marcha un proceso similar al catalán en el País Vasco haría falta un acuerdo PNV-Sortu, y la distancia ideológica y social entre ambos es demasiado grande para ellos. En ese sentido, Sortu no es comparable, en cuanto a posiciones políticas, a Esquerra. De hecho, la comparación más acertada sería la de Sortu con las CUP: su origen es distinto, su pasado también, pero su concepción de izquierda radical y su naturaleza radical es mucho más asimilable. Y son precisamente las CUP las que bloquean un acuerdo con Convergència, de la misma forma que posiblemente haría el sector más duro de Sortu con el PNV actual.

El frente no común

En el momento actual, con la izquierda abertzale normalizada dentro del sistema político aunque para muchas formaciones políticas la sombra de la violencia de ETA esté demasiado cercana en el tiempo, el debate en el País Vasco no es el del soberanismo. Lo es, claro, para Sortu, pero no está en la agenda de la misma forma que lo ha puesto Convergència.

Hay algo que el entorno de Artur Mas ha sabido hacer bien a lo largo de estos años: la construcción de la campaña soberanista desde la sociedad. Desde cadenas humanas a votaciones consultivas, pasando por manifestaciones multitudinarias y gestos políticos. Eso, además de darle visibilidad al proceso, ha tenido un efecto cohesionador que ha permitido que diversas personalidades políticas de otras formaciones y plataformas se unieran. Así, desde Raül Romeva de Iniciativa hasta el exsocialista Ernest Maragall, han mostrado su apoyo a la lista del president. Y, con ellos, representantes civiles como Muriel Casals o Carme Forcadell o personalidades independientes como Josep Guardiola.

Ese efecto cohesionador y transversal más allá de las siglas y la vida políticas es algo que la izquierda abertzale no ha conseguido -más bien al contrario-, y que se antoja necesario en un proceso que requiere sumar una mayoría tan grande para poder ser relevante.

El tacticismo

En este esquema tan complejo todos los protagonistas juegan sus propias partidas internas.

Convergència se aferra al liderazgo de su candidato, a pesar de que eso impida tener el apoyo de las CUP, porque de lo contrario podría leerse como un fracaso del proceso y colocaría a la formación, despejado el debate soberanista, ante el espejo de la corrupción y la pérdida del arraigo político que tenía dentro de CiU.

Esquerra, por su parte, se debate entre prolongar o no la aventura conjunta en las elecciones generales, o si opta por acercarse a una formación menos poderosa pero más cercana como puede ser las CUP.

Mientras, en el País Vasco, el PNV aguarda y observa, más concentrado en su batalla interna para no perder la cómoda primacía en el nacionalismo vasquista de la que ha disfrutado durante décadas. La vuelta a las instituciones de la izquierda abertzale y el fin de la violencia de ETA obliga a reconfigurar el tablero político, y eso amenaza sus posibilidades.

La izquierda abertzale, por su parte, también se bate en varios duelos. Por una parte, para intentar despojarse del pasado y ser percibida como una fuerza política más, sin por ello perder su idiosincrasia. A la vez, se dirime entre el aperturismo hacia posibles nuevos electores y la amenaza -ahora menor- de que algunos de sus apoyos en las últimas elecciones autonómicas viren hacia posiciones radicales en lo ideológico pero no en lo nacionalista, como podría ser Podemos.

El futuro

Todos estos puntos llevan a la lectura de que ambos procesos, por su desarrollo, sus características, sus momentos, sus actores y sus orígenes no son comparables. Ahora bien, en un escenario de confrontación con Madrid, ambas llamas podrían prender al mismo tiempo. O, por el contrario, en un escenario en que Moncloa tuviera un inquilino dispuesto a abordar una reforma Constitucional o incluso territorial, podría reconfigurar el proceso.

En cualquier caso, y además de lo que pase en las generales, la capacidad integradora del gobierno catalán (quizá con otro candidato y sumándose a las CUP), la existencia inédita de un gobierno abertzale navarro y los pasos finales hacia la disolución de ETA podrían propiciar escenarios favorables a algunas reivindicaciones o gestos. Y, quién sabe, que de una u otra forma ambos conflictos territoriales confluyan en un único foco caliente para un gobierno venidero.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 70

#1
29-10-2015 / 09:34
Dialogo
Puntuación 26

Moncloa siempre ha estado abierta a la al dialogo con Cataluña. Otra cosa es que el dialogo haya sido rechazado por la generalitat por no acceder a sus pretensiones.

Parece que para los separatistas, dialogo significa aceptación tácita de sus pretensiones. Hasta ahora ha sido una época de concesión, más notable incluso para esas regiones, pero hay que tener en cuenta que el gobierno del estado también tiene que preservar la igualdad de derechos de todas las regiones y no conceder privilegios a ninguna por encima de las otras.

#2
29-10-2015 / 09:42
autonomia
Puntuación 33

El error de estas regiones ha sido pensar que la transferencia de competencias iba a continuar eternamente... es a eso a lo que llaman falta de dialogo. Hemos tenido un periodo de equipamiento funcional para esas regiones, pero en algún momento habría de parar, cuando ya la potencialidad ha llegado a un punto optimo de autonomía.

#3
29-10-2015 / 09:47
Federación
Puntuación 40

Cataluña no quiere dialogo, quiere imponer sus exigencias al conjunto y ser el elemento privilegiado... y esto es imposible. Ni Rajoy, ni ningún otro gobierno del estado pueden acceder a sus pretensiones. Lo único que pueden conseguir es que se configure una federación que dañará incluso a alguna otra región.

#4
29-10-2015 / 10:15
Jose Luis Garcia
Puntuación 19

Veo que no se habla para nada del Ejército. Aunque democrático y calmado, no se debe olvidar que es el garante de la Constitución, incluso si percibe que es el Gobierno quien pretende vulnerarla, por ejemplo con una "reforma territorial" como se sugiere en el artículo.

No digo que sea probable que el Ejército actúe, solo digo que, si la cuerda se tensa demasiado, es posible que lo haga...

#5
29-10-2015 / 10:21
Nacionalismo = cancer
Puntuación 21

Dejando a los asesinos etarras al margen, lo hacen bastante mejor los vascos que los catalanes.

Los catalanes parecen directamente nazis.

No les da asco las manifestaciones llenas de banderitas??

A mí me recuerdan a tiempos pasados.

#6
29-10-2015 / 10:30
Luis
Puntuación -19

Desconozco el caso de Cataluña, pero sí sé que el Estatuto de Autonomía del País Vasco, aprobado en 1.979, lleva 36 años sin cumplirse por parte del Gobierno Central; ya que un buen número de transferencias están bloqueadas y se utilizan como moneda de cambio en vez de cumplirse la legalidad y transferirlas como estaba pactado.

Si el propio Gobierno de la Nación no cumple la Ley, luego no puede acusar a las autonomías de deslealtad.

#7
29-10-2015 / 10:39
PP malo para la unidad
Puntuación -41

El Plan Ibarretxe emergió en época de Aznar y tuvo que venir Zapatero a arreglarlo. El procès de ha montado en época de Rajoy y tendrá que venir otro a arreglarlo.

Está demostrado que los gobiernos del PP son malos para la unidad de España

#8
29-10-2015 / 10:39
Al 6. Igualdad.
Puntuación 39

Al 6:

Es que no hay nada más que cumplir que la constitución, que establece que todos los españoles somo iguales ante la ley en derechos y obligaciones.

Que le quiten el cupo a los vascos, que renuncien a unos fueros del rey de castilla de hace 10 siglos y entonces que reivindiquen.

Pero trincar y encima pedir más no es de recibo.

#9
29-10-2015 / 10:39
UNO DE TANTOS
Puntuación 39

Basta ya de privilegios de unos y otros, aqui o todos moros o todos cristianos.

#10
29-10-2015 / 10:42
sergio
Puntuación -24

Al 1

Como se puede ser tan hipócrita y cínico?

#11
29-10-2015 / 10:44
sergio
Puntuación -27

Al 3

Elemento privilegiado??? Que me estas contando hombre! Mira en las transferencias de fondos para ayudar a las demás comunidades, nuestro caso sube hasta el 8%---para que los demás se lo pulan cuando realmente se sabe que mas de un 4% se considera expólio!!

#12
29-10-2015 / 10:47
HAHIO
Puntuación -23

Al 5

Tienes una mente retrógradaa que deberían extriparte y usarlo para crear gilipollez artificial

o sea es mas jodido enseñar banderas que asesinar como lo hacia eta???

Aun queda demasiado cateto en este país como para que tiremos adelante... a la gente joven como a mi les dais ascoQ!!!

#13
29-10-2015 / 11:15
josep
Puntuación -26

si CATALUNYA fuese pobre no habria problema, pero como aporta tantos millones ESPANYA no la quiere dejar escapar. esa es la cuestion.

#14
29-10-2015 / 11:19
Golpistas Catalanistas
Puntuación 33

Si si menudo civismo y democracia y su ESTAFA CATALANISTA

Si los Catalanistas tienen derecho a VOTAR para trocear España ellos si lo tienen el resto de españoles NO

Saltandose la Constitución y la legalidad vigente

Los Condados Catalanes de Aragón jamas fuerón independientes.

GOLPE DE ESTADO CATALANISTA CONTRA ESPAÑA-

#15
29-10-2015 / 11:21
ESPAÑA Colonia economica de Cataluña
Puntuación 36

España, colonia de Cataluña



Hablemos un poco de historia: Cuando se unieron los Reinos de Castilla y Aragón por el matrimonio de sus Reyes, los Católicos Isabel y Fernando, la administración territorial de los mismos no sufrió grandes alteraciones.

Cataluña siguió disfrutando de sus privilegios en cuanto a contribuciones, tanto económicas como militares, que eran necesarias para realizar la política de los “Reyes de España”. La política “Imperial” de los Austrias españoles la pagó íntegramente Castilla (con los territorios pertenecientes a su corona).

En 1640, el Conde-Duque de Olivares trata de que Cataluña coopere con el resto de España en la “Guerra de los Treinta Años”. Pide que aporte algunos fondos, unos pocos soldados y acepte la estancia en su territorio de los ejércitos que luchaban contra Francia en defensa de la frontera catalana. Se produjo el “Corpus de sangre”… y la Proclamación por los catalanes de Luis XIII como Conde de Barcelona, que reinó doce años sobre Cataluña… Terminó este “curioso” episodio con la sublevación ¡nuevamente! de Cataluña, ahora contra Francia. Llamaron en su ayuda a las tropas españolas, que llegaron, los liberaron, y quedaron integrados, por su propia voluntad, nuevamente en España.

Felipe V en su primera visita a Barcelona fue recibido por los “notables” catalanes hablándole en español. Anuló con sus decretos de “Nueva Planta”, en 1717, muchos de los privilegios, que provenían de los antiguos fueros de Cataluña. Promovió una legislación más homogénea para toda España. Igualó los impuestos, excepto en las Vascongadas y Navarra, que siguieron gozando de sus fueros respetados luego por Cánovas al terminar la III Guerra Carlista. Suprimió las aduanas interiores entre los antiguos reinos españoles. Esta circunstancia, al liberalizar el comercio interior, fue decisiva para el enriquecimiento de Cataluña, que aumentó la cantidad de sus “colonos-clientes”.

En los siguientes siglos va a tener lugar una auténtica guerra con distintas batallas, casi todas ganadas por Cataluña. Nos referimos a las leyes de aduanas exteriores con sus limitaciones para importar y con muy altos aranceles. Así el Código de Comercio de 1829, con su proteccionismo a la industria catalana, perjudicó notablemente el desarrollo económico del resto de España. Como muestra valen las observaciones de un turista ilustre que viajó por España en 1840. Stendhal, que es el nombre del personaje al que nos referimos, escribió en su libro de “Memorias”: “A los catalanes les encantan las leyes que obligan a cualquier súbdito español a pagar tres francos por una vara de un mal paño catalán, cuando podrían obtener un magnífico paño inglés al precio de un franco por vara”.

Siguió la descarada política proteccionista de la industria catalana pudiéndose citar los siguientes hitos: Arancel Figuerola de 1869 (librecambista), el de 1892 de Cánovas (proteccionista), y el de Amós Salvador de 1906, el mas protector de todos. Además de proteger a la industria catalana, se rechazaban los tratados comerciales que incluían las exportaciones agrícolas del resto de España.

En el siglo XX no cesan estas políticas. En su libro “Ni Mussolini ni Franco: la dictadura de Primo de Rivera y su tiempo”, Ramón Tamames nos proporciona los resultados de distintas batallas económicas: la nueva regulación de 1922 constituida por la ultraproteccionista tarifa Cambó. El mismo año Cambó promulgó la “Ley de quiebras para salvar la banca arruinada de Barcelona y al tiempo “para regalar un arancel ultraproteccionista a la industria de Cataluña, todo ello, a costa del resto de España”. Todos estos datos han tratado de ser borrados por los catalanistas con medias verdades, muchas mentiras y una constante manipulación del lenguaje.

Santiago Alba fue un político liberal que destacó entre todos sus colegas españoles comprendidos desde la Restauración hasta la II República. Hoy nadie duda de las ventajas económicas que proporciona una política liberal sobre otra intervencionista y, más aún si es proteccionista. Según Tamames, Alba trató de aplicar su liberalismo económico para “Toda España”, lo que habría sido beneficioso para la nación entera. Sin embargo chocó, y perdió en el choque, contra Cambó, quien pretendió, y consiguió, que siguieran las leyes proteccionistas que favorecían solamente a Cataluña. Eso si: los catalanistas le tacharon de centralista, anticatalán y… manipularon el significado de sus ideas: Hacer una política “nacional” española que beneficie al conjunto de la nación, no es ser centralista ni anticatalán.

Primo de Rivera, apoyado por Alfonso XIII y por la burguesía catalana, proclama su Dictadura en septiembre de 1923. Santiago Alba, simplemente por su regeracionismo liberal, pasaba en Barcelona por ser la mas viva representación del centralismo castellano; pretendió unos aranceles de aduanas de tendencia librecambista … en contraste con el viejo proteccionismo canovista para el textil” Primo de Rivera declaraba un día después de la proclamación de su dictadura: “En Barcelona, señores, el ambiente era fatal. Todos cuantos industriales y comerciantes me visitaron ese día, repetían alarmadísimos sus quejas contra el señor Alba: “Es un lladre, es un lladre”, me decían todos”. Trataba de rebajar los injustos privilegios económicos de la industria y el comercio catalanes. ¡Eso era indignante!, sobre todo porque, justamente, trataba de mejorar la situación del resto de España.

Con “estos apoyos”, y Cambó, uno de sus principales consejeros, Miguel Primo de Rivera siguió la ya inveterada senda de protección para los productos catalanes. Seguimos a Tamames: “Con la dictadura comenzó un periodo muy activo de proteccionismo. Concretamente: la política aduanera se tradujo en el reforzamiento del arancel Cambó de 1922, al que se acumularon fuertes elevaciones de derechos entre 1926 y 1928. Tras ellas, como se puso de relieve en un estudio de la Sociedad de las Naciones, España pasó a estar en el nivel mas alto del proteccionismo mundial”

Después con Franco: ¿Ha sido posible nunca aumentar el grado de proteccionismo del “Caudillo”?. El trigo estaba tasado, la implantación de nuevas industrias “reguladísima”, los productos industriales catalanes y vascos, sin competencia posible de la producción extranjera, en plan monopolístico, se vendían con total libertad de precios. ¿Caben mayores ayudas para el enriquecimiento de esas dos regiones? ¿Es posible que en esas condiciones prosperen las demás?

¿No se parece muchísimo esa situación de tantos privilegios a un protectorado económico sobre las otras regiones “comercialmente protegidas” y ¡avasalladas!? Ahora que no es posible la prohibición de importaciones por nuestra pertenencia a la UE… ¡pretenden “de facto” una casi total independencia política!

#16
29-10-2015 / 11:23
Estelados 3%
Puntuación 22

al 13

vete con ese cuento catalanista de la TV3 estelado y se lo cuentas a la UE a ver que te dicen ,precisamente es el fundamento de EUROPA la solilaridad entre territorios.

#17
29-10-2015 / 11:26
Adela
Puntuación 29

al 11

Ya no teneis a FRANCO a la dictadura aclamado por la Diagonal de Barcelona brazo en alto ,precisamente esta ladrona,victimista y chantajista burguesia catalana que ahora cambio de chaqueta y es nazionalista

Siglos de favoritismo a Catalunya en contra de las demas regiones de ESPAÑA

el tiempo de amos y señores se ha acabado fascistas nazis catalanistas peseteros carroñeros.

#18
29-10-2015 / 11:28
GOLPE DE ESTADO EN CATALUNYA
Puntuación 32

Los Catalanistas son un cancer para España

o me das lo que quiero o amenazo y chantajeo

todo esto envuelto en grandes dosis de victimismo .

#19
29-10-2015 / 11:30
circo Catalanista
Puntuación 27

Artur se planta. Llama a Angela Merkel y le dice: Angela...que te echo de la UE. Que los catalanes estamos hartos de amenazas. te parece? Y después coge el tlf y llama a Hollande, y asi lo mismo...que estás fuera. Y así hasta los 28. Hemos echado a todos!- dirá Mas. Y la gente se creerá que está en la UE y los hemos echado. Así va la película. Ah!! Y conexión en directo de TV3 con la pluma inoxcrom firmando la bancarrota.

jajajajajaajajaja Circo CATalanista =Africa CAT

#20
29-10-2015 / 11:30
Catalonia mal Camino
Puntuación 27

Cataluña lleva como un siglo con ínfulas independentistas. Más o menos desde que empezaron a ser favorecidos por muchos gobiernos que por ejemplo impedían la entrada del textil extranjero o montaban allí fábricas de corte INI como la SEAT. Cataluña con esta riqueza era la leche, más parecida a europa que al resto de España. Cuando las cosas se han normalizado un poco y se les han visto las vergüenzas y que no son tan guays como creían ni tienen una industria tan productiva ni exportadora sino turismo, cava y poco más, es cuando quieren volver a subirse al carro de su supuesta superioridad. Pero ya es tarde. Las regiones ricas siempre quieren separarse de las pobres, así que catalonia pronto ya solo buscará que la mantengamos con líneas de ayuda. Este mazazo, gane el sí o el no, ha marcado historia, somos muchos los que no compraremos allí, muchos inversores saldrán pitando, miles de empresas que llevan el Hispania, española o ibérica cambiarán de sede, se les ha acabado el chollo. Las próximas décadas serán de decadencia para Cataluña, aún tienen familias capitalistas, gente bien formada, un bonito paisaje, pero la confrontación social está hecha unos zorros y los mejores se irán marchando ante este ambiente filonazi. Porque los separatistas seguirán raca y raca con que son las víctimas, en vez de trabajar en algo productivo y sensato. Mal futuro para Cataluña y se lo tienen merecido por engreídos y lerdos.

#21
29-10-2015 / 11:31
BUTIFARRAS 3%
Puntuación 25

Jefe Mas necesitar mucho dinero. Jefe Mas pedir a Jefes Blancos Madrid. Jefe Mas gastar en TV3 para salir el. Jefe Mas llevarse dinero Linchestein. Jefe Mas ser muy listo. Jefe Mas cortar cabellera disidentes, Jefe Mas solo querer voto de tu.

#22
29-10-2015 / 11:33
Alex
Puntuación -28

Al 1#

Lo que dices es mentira

De hecho el proceso independentista tiene su pistoletazo de salida cuando Moncloa se niega a debatir cuestiones cuando todavía no se hablaba de independentismo.

Se puede estar a favor o en contra del independentismo, pero afirmar que este gobierno ha dialogado o ha querido solucionar algo es falso.

El PP, como ahora Ciudadanos, han basado su apoyo fuera de Catalunya atacandola siempre, sino planteate porque hay articulos del estatuto de Andalucia o Comunidad Valenciana que son legales allí e ilegales (siendo identicos) en Cataluña.

En fin, todo esto se le ha ido de la mano a Más, pero muchisimo mas a Rajoy que ni ha sido un buen gobernante ni ha sabido estar a la altura

#23
29-10-2015 / 11:34
josep
Puntuación -21

No es lo mismo que te quiten el 6 por ciento que el 35 por ciento. Madrid no es tonta y por eso es la capital.

#24
29-10-2015 / 11:35
Espejo del Alma
Puntuación 22

Los nazis Alemanes en los desfiles sacaban las banderas de la cruces gramadas

y acusaban de todos sus males a los judios

Los filo-nazis Catalanistas sacan en las Diadas las Esteladas

y acusan de todos sus males al resto de españoles

#25
29-10-2015 / 11:36
Cataluña región fallida
Puntuación 22

Cataluña está en derribo. Nadie con dos dedos de frente confiaría un negocio con catalanes. Toda Europa está posicionandose en la guerra abierta que ha presentado Mas y su circo separatista.

Y es que Mas se ha pillado los dedos, después del histórico chantaje de los separatistas que tenían a Franco, sacando beneficios y lucrándose a costa de beneficiarse de esclavos españoles y de absorver riqueza que correspondía a otros territorios, pensaban que siempre podrían tener a España sometida a su tiranía, pero no se han dado cuenta que ya todos se han dado cuenta del juego sucio que manejaban... Ellos pensaban que siempre disponían de puerta abierta para escapar, pero su ignominia se ha descubierto, hoy día ya nadie duda de la perversión ideológica del separatismo catalán... y ese debe ser el primer objetivo de cualquier gobierno que salga en España, romper los privilegios y concesiones que posicionaban a Cataluña por encima de los demás..