Buscar

2016: el año en que Podemos puede dinamitar la política española

11/01/2016 - 11:01
podemos-celebracion-20d-efe.jpg
La celebración de Podemos el 20D. Imagen: EFE

Decir que Podemos puede hacer saltar por los aires la política patria puede parecer un brindis al sol. A fin de cuentas, los sondeos les ponían como primeros hace un año y al final han tenido que tirar de remontada para ser terceros.

Y sí, el bipartidismo está tocado pero vivo. Pero es que, tomando como base los resultados de las recientes generales, Podemos puede de verdad hacer saltar por los aires la política nacional en los próximos meses.

Galicia: la despedida de Feijóo

Hay varias elecciones que a ciencia cierta viviremos en el año que ahora empieza. Unas de ellas serán las gallegas.

Puede decirse que la tierra de Rajoy es poco amiga de las sorpresas políticas. A excepción del 'impasse' que gobernaron los socialistas coaligados con los nacionalistas del BNG, el PP siempre ha llevado la batuta. Hasta ahora, al menos.

La cuestión es que las 'mareas', nombre de las 'confluencias de izquierdas' en la zona, cosecharon unos impresionantes resultados en las elecciones municipales, llevándose las nada fáciles alcaldías de A Coruña, Santiago y Lugo. Y en las generales repitiendo, sacando seis escaños, igual que los socialistas, aunque por delante en votos.

Si la fuerza de la marca de Podemos en la zona se mantiene parece imposible que el PP reedite su mayoría absoluta, lo que posibilitaría un nuevo acuerdo de izquierdas. Eso, unido al hecho de que Feijóo ha sonado repetidamente como candidato a sustituir a Rajoy, y a que poco menos que ya se despidió de Galicia hace unos meses, parece urdir el argumento perfecto: Podemos podría dar un 'empujón' a Feijóo hacia Madrid. Sólo una pega: que no tiene escaño en el Congreso, y eso es un 'pero' grande para un aspirante a la Moncloa.

Euskadi: adiós al queso

La política vasca ha sido tradicionalmente como un queso: cuatro fuerzas con una tendencia más o menos equilibrada se repartían a los votantes. Dos partidos conservadores, dos progresistas; dos nacionalistas, dos estatales.

Ha habido, claro, peros: la porción más grande siempre ha sido la del PNV, y la de la antigua Batasuna estuvo ilegalizada durante casi una década. En paralelo, los partidos estatales han ido nacionales apoyos hasta caer en la práctica irrelevancia actual.

Y en estas llega Podemos. La formación, concurriendo con su propia marca, fue la fuerza más votada en Euskadi en las generales de forma absolutamente inesperada. Su granero de votos fue la izquierda abertzale, que contaba con cierto voto descontento de izquierda radical aunque no necesariamente independentista que ganaron como forma de solidaridad tras las ilegalizaciones, pero que han perdido al volver a las instituciones y alejarse de las calles. Lo que nadie previó es que el mordisco fuera tan grande.

Lo que se plantea es la duda de si ese queso ha dejado de tener cuatro porciones más o menos similares y se ha roto para siempre, o si por el contrario la ciudadanía vasca de izquierdas ha decidido castigar a otras formaciones de manera momentánea.

Hay, sin embargo, una tercera posibilidad: que esa parte de los votantes hayan decidido dar su apoyo a un partido que defiende el referéndum de autodeterminación y que tiene mucha más fuerza en escaños de la que ninguna otra fuerza nacionalista tendrá jamás precisamente porque es un partido estatal. De ser así, ¿ese sufragio 'inteligente' volvería a ser nacionalista cuando se vote en clave autonómica?

Lo que parece claro es que, de mantenerse esa tendencia en las autonómicas, el PNV podría tener difícil reeditar su mayoría, lo que podría traer consigo posibles nuevos pactos de cara a la lehendakaritza... aunque parecen aún más difíciles de fraguar que el hecho de lograr una mayoría absoluta.

Cataluña: el referéndum de forma indirecta

En las últimas -y recientes- elecciones catalanas la 'confluencia de izquierdas' se dio un soberano tortazo. Yendo en coalición con ICV y contando con la bendición de algunas organizaciones de izquierda catalanas sacaron los mismos resultados que la marca de IU sacó en los comicios anteriores. En las generales, sin embargo, la cosa cambió.

La cuestión es que la marca catalana fue una de las tres grandes coaliciones que sí logró suscribir Podemos, igual que hizo en Galicia con las 'mareas' o en la Comunidad Valenciana con Compromís. Sea por eso, sea por el hecho de que Ada Colau se implicara en la campaña, los resultados de Podemos han sido considerablemente buenos en Cataluña. Y el apoyo de la formación al referéndum no parece baladí en el resultado.

Al igual que en el supuesto vasco, cabe otra opción: que, hastiados por la corrupción en la antigua CiU, el bloqueo con las CUP y la aparente (¿y estratégica?) inacción de ERC, los soberanistas catalanes hayan virado su apoyo a una formación que conseguirá más escaños que Convergència y Esquerra juntas (porque es una fuerza nacional) y que aboga por el referéndum.

Sea una cuestión de pensamiento práctico o de simple voto de castigo, si la marca de Podemos logra emular sus resultados de las generales en las hipotéticas autonómicas que se celebrarán en 2016 se puede añadir un nuevo elemento al ya revuelto tablero de la gobernabilidad. Porque, además de las fuerzas soberanistas, aquí también juega (y fuerte) Ciudadanos, y formaciones como PSC, PP o las CUP pueden ejercer de bloqueo en contiendas tan fragmentadas.

España: el abrazo del oso al PSOE

En el contexto nacional Podemos puede tener la sartén por el mango si juega sus cartas con habilidad. Aunque muchos lo señalen como factible, Podemos parece muy incompatible en cuanto a propuestas con este PSOE -muy nacional, muy andaluz y muy fragmentado-.

Así las cosas, las alternativas para los socialistas, parecen malas (a pesar de no tenerlo tan mal para gobernar).

Si pacta con el PP, el castigo de sus votantes puede ser épico (y no parece raro pensar que muchos viraran a Podemos). Si pacta con Ciudadanos, Podemos puede presentarse como única fuerza importante verdaderamente de izquierdas (y robarle votos). Si pacta con el PSOE para hacer a Sánchez presidente hay cuestiones políticas o programáticas -como el referéndum- que serían una bomba de relojería en el socialismo andaluz (y por tanto en el socialismo) y que Podemos podría exigir para no tumbar la legislatura.

Así las cosas, Podemos puede erigirse en matarreyes en las Cortes Generales, pero también en tres territorios históricos e importantes. Y puede verse en la tesitura de gestionar el 'procés' catalán, la sucesión de Rajoy o el final de ETA. Casi nada.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 11

#1
11-01-2016 / 12:17
Humberto
Puntuación 2

Pues estamos apañados!!; de todas formas algunos medios parecen olvidar que muchos millones de personas hemos votado al centro derecha, y no vamos a permitir que la extrema izquierda nos lleve a la decadencia.-

#2
11-01-2016 / 12:37
antonia
Puntuación -2

Estamos apañaos van a crear trabajo igual que Cuba, Venezuela o Corea del norte, la gente está tarada.Huimos de la corrupción y nos meterán en más corrupicón y además en comunismo y falta de libertad

#3
11-01-2016 / 12:57
S.A
Puntuación -1

Esos no van a gobernar, para empezar, no tendrían mayoría con nadie, puesto que el PP+PSOE juntos la tienen, segundo,a esos de Podemos se les ha visto el plumero, la gente sabe que apoyaban el chavismo y lo del comunismo, si hay elecciones otra vez, volverán a perder.

#4
11-01-2016 / 13:18
Rancios alpargateros PODEMITAS tercermundistas
Puntuación 6

Comunismo rancio desfasado bolivariano

PODEMOS la sucursal en España de Evo Morales y Nicolas Maduro.

#5
11-01-2016 / 13:19
MODELO DE PODEMOS
Puntuación 0

ALOOOOOOOO VENEZUELA DIGAME...???

NI PAPEL HIGIENICO PARA LIMPIARNOS LOS TRASEROS APESTOSOS COMUNISTAS BOLIVARIANOS .

#6
11-01-2016 / 13:21
Recetas Magicas
Puntuación 0

Champú,champú anti-caspa grasienta comunista bolivariana

y en grandes cantidades Podemitas.

#7
11-01-2016 / 13:52
CATALAN
Puntuación 2

Que desastre tantos años luchando nuestros padres y ahora nosotros, para que nos manden el País a la "MERDA", entre unos y otros.

#8
11-01-2016 / 15:27
Puntuación 0

¿Cuándo? “alguna” gente de este país recobrá la cordura y la sabiduría PARA entender que no cualquiera sirve para la política, POR MAS LAVIA QUE SE TENGA, hay que tener alturas de mira y respeto a los demás. Llevo treinta y dos años en este país y estos últimos tiempos da vergüenza el comportamiento de los políticos.

#9
11-01-2016 / 15:56
Vacilón
Puntuación 3

Que viene el lobo...NO, el lobo esta aquí y lo que haremos es desalojarlo de la poltrona tras 38 años.

#10
11-01-2016 / 16:21
Puntuación -1

jajajajaj...nivelazo...sobre todo el de la laVIA

#11
11-01-2016 / 17:10
POTEMOS
Puntuación -1

Los amigos de Rusia, Chinae Irán, lo que van a dinamitar es nuestro futuro.

Menudo panorama se nos viene encima.