Buscar

ECOTEUVE.ES
Cristina Saavedra, presentadora de 'La Sexta Noticias', atropellada por un coche

El Gobierno da luz verde a que Ana Mato pueda volver a trabajar en el PP

15/04/2016 - 18:20 | 18:46 - 15/04/16
Ana Mato. Imagen: Archivo.

La exministra de Sanidad y exdiputada del PP Ana Mato ha recibido el visto bueno del Gobierno en funciones para reincorporarse a su empleo en el PP, según consta en el listado de autorizaciones emitidas a ex altos cargos publicado en el Portal de la Transparencia del Ejecutivo. Sin embargo, Mato ha descartado volver a trabajar en Génova 13: su objetivo es no perder sus derechos laborales, pero no tiene previsto incorporarse a la formación. Su adiós a la política.

Mato dimitió como ministra el 26 de noviembre de 2014 y, al no haberse cumplido dos años desde su cese, necesita permiso de la Oficina de Conflictos de Intereses del Ejecutivo para ejercer una actividad privada.

La exministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad recibió la autorización el pasado 9 de febrero. "Reingreso en el Partido Popular", se dice en la información recogida en el Portal de la Transparencia.

Ana Mato presentó su dimisión a finales de noviembre de 2014 después de que el juez de la Audiencia Nacional, Pablo Ruz, diera a conocer un auto en el que proponía juzgarla como partícipe a título lucrativo por los supuestos regalos y viajes que la trama Gürtel hizo a su marido a través del que fuera su marido, el exalcalde de Pozuelo, Jesús Sepúlveda.

Desde que el Ejecutivo está en funciones, el pasado 21 de diciembre, se han concedido otras autorizaciones, entre ellas al ex subsecretario de Presidencia, Jaime Pérez Renovales, para incorporarse al consejo de varias empresas del Santander -al que se marchó ya a mediados de 2015-; o al ex secretario de Estado de Justicia, Fernando Román, para ser docente en CUNEF.

Tras dejar el Ministerio, Ana Mato continuó como diputada del PP hasta que terminó la legislatura y, a su término, fue una de los 64 diputados que solicitaron la indemnización por cese por no tener otro ingreso, que les permite cobrar durante dos años su asignación constitucional (2.813 euros).

No obstante, ésta es incompatible con cualquier otro sueldo, de manera que tendrá que renunciar a ella como ya han hecho otros como la exministra socialista Trinidad Jiménez o el exdiputado 'popular' Vicente Martínez-Pujalte.

Larga trayectoria en el partido

Mato, que ha sido diputada cinco legislaturas, inició su andadura política en Alianza Popular en 1983 pero pocos años después se marchó como asesora de José María Aznar tras ser éste elegido presidente de Castilla y León. Después fue diputada autonómica en el Parlamento madrileño entre 1991 y 1993, año en que logra un escaño en el Congreso de los Diputados tras las generales.

Sus responsabilidades en el partido comienzan a crecer, donde fue nombrada primero coordinadora de Participación y Acción Sectorial y más tarde coordinadora de Organización. Tras un paréntesis como eurodiputada en Bruselas tras los comicios al Parlamento europeo de 2004, Mariano Rajoy la recluta para la lista de Madrid de las generales de 2008 como 'número tres'.

En esos años, trabajando desde la oposición tras perder el PP frente a José Luis Rodríguez Zapatero, Mato ocupa el cargo de vicesecretaria de Organización, un puesto desde donde trabajará codo a codo con Rajoy hasta lograr una holgada mayoría absoluta de 186 diputados en las generales del 20 de noviembre de 2011. El jefe del Ejecutivo la premió entonces con el ministro de Sanidad, un puesto que abandonó en 2014 tras las informaciones que la vinculaban con la trama Gürtel por los regalos que recibió su marido.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 9

#1
15-04-2016 / 18:34
SINACRITÚ
Puntuación 47

¿Una actividad privada? ¿Nos toman el pelo? Como es del círculo íntimo de Rajoy y no tiene quien la fiche, hay que darle "cobertura" porque lo dice el jefe. En todos los partidos es igual. Un cachondeo. Es como ser funcionario, solo que sin oposición.

Dentro de un mes, Soria tambien pedirá el reingreso.

#2
15-04-2016 / 18:37
Peperonis
Puntuación 28

La gran Ana (te) Mato vuelve al ruedo. Esto no me lo pierdo. Risas aseguradas

#3
15-04-2016 / 19:52
isaac
Puntuación -3

ira a trabajar de putilla la mato que es para lo que vale a estos ya les vale las viejas están tan desesperados

#4
15-04-2016 / 21:14
Tira palante
Puntuación 17

Ponerla en el ministerio de economia...

Así la podemos llamar... ECONOMATO

#5
15-04-2016 / 21:22
tururu
Puntuación 5

Y que me dicen de boyer, sus hijos dicen que ganó mucho dinero como ministro y que ellos piensan que deberian tener herencia , después de que su padre vivio 30 años a cuerpo de rey . y tobo al final grandes gastos de "mantenimiento" estuvo tres años de ministro , a 70.000 euros al año

? cuanto gano como ministro expropiador de RUMASA , el fiscal debería investigar

#6
15-04-2016 / 21:24
l
Puntuación -24

Pues yo a ana mato la veo como una person integra , inteligente, agil mental y además muy atractiva.

Pero el Rogerio español , cutre e miserable mental desprecia eso

#7
15-04-2016 / 21:34
gil
Puntuación 1

Isaac, ? por que usted aprenta ser un miserable??.

que traumas infantiles le han creado es inútil y grande " mala leche",

Deberia usted reciclarse, vivir con ese odio , le perjudica a usrt y a los suyos,

de nada

#8
15-04-2016 / 22:18
SINACRITÚ
Puntuación -9

Tambien comprendo que Ana Mato lleva trabajando en el PP más de 30 años (tiene 56) y tiene la confianza de Rajoy. Mientras esté ahí Rajoy, querrá tener gente de confianza en su equipo y Ana lo es en grado máximo. Cuando Rajoy lo deje, veremos que pasa.

¿O es que Pablo Iglesias no pone y quita a quien le place? Me he hecho una enmienda parcial, lo reconozco, pero todos lo hacen igual.

#9
16-04-2016 / 09:05
FELIPE
Puntuación 1

¿Qué DERECHOS PIDE ESTA MUJER LOS MISMOS QUE ME HA QUITADO SU PARTIDO A MI?????.

He cotizado “37 AÑOS”, me despidieron, no tengo DERECHO al subsidio para mayores de 52 (426.-€.-€/mes) si quiera hasta que consiga un empleo. Tampoco tengo DERECHO a pensión de jubilación cuando llegue a la edad, como no consiga trabajar dos años más (de los 52 a los 67), ya que las normas dicen que dos años deben estar comprendidos dentro de los últimos quince.