Buscar

La exdiputada Lourdes Méndez lleva al congreso del PP una enmienda contra los vientres de alquiler

13/01/2017 - 13:21

También plantea que si no se cumple el programa electoral del PP se dé cuenta a los afilados de las razones, como pasó con el aborto

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

La exdiputada y exportavoz de Asuntos Sociales del PP, Lourdes Méndez, llevará al Congreso Nacional de la formación una enmienda para que el partido rechace en su ponencia social los vientres de alquiler, que considera una "nueva forma de explotación que atenta contra la dignidad de madre". Por eso, plantea que la ponencia Social recoja expresamente que los contratos de vientres de alquiler sigan estando prohibidos en España.

Además, registrará otras enmiendas relativas a la defensa de la vida del no nacido, el apoyo y protección especial a la familia fundada en el matrimonio hombre y mujer, la defensa de la libertad de los padres para educar a sus hijos según sus convicciones y otra en contra de la imposición de la ideología de género.

Igualmente, Méndez --que fue presidenta de la comisión de estudio de familia del PP y miembro de la Ejecutiva de Mariano Rajoy durante ocho años-- quiere que se obligue a dar cuenta a la militancia de los incumplimientos de los programas y Estatutos, así como las "razones fundadas" que han obligado a ello.

Con esta última enmienda a la ponencia de Estatutos que ha coordinado Fernando Martínez-Maillo, Méndez ha explicado a Europa Press que el objetivo es evitar que ocurra que no se cumplan los programas en temas fundamentales "sin razón alguna" y de estar forma "cambiar los principios ideológicos del partido sin la aquiescencia de los afiliados".

De hecho, durante la tramitación de la reforma de la ley de plazos en 2015 --limitada al consentimiento paterno a las menores de 16 años--, parlamentarios provida manifestaron que se había producido un incumplimiento del programa electoral con esa reforma "limitada" de la ley aprobada por el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero, que considera el aborto como un derecho.

La propia Méndez sostiene que ese incumplimiento del programa ha originado una "gran confusión" en los votantes del PP y ve "más necesario que nunca" afirmar y definir si el PP "defiende o no el derecho a la vida del no nacido" y como van a proteger ese derecho. "Es incompatible la coexistencia de esta defensa con el mantenimiento del aborto como derecho. Ni la alusión al TC ni la autorización de los padres justifican la inactividad en un tema fundamental", opina.

CONTRA LA MATERNIDAD DE ALQUILER

En la enmienda sobre maternidad de alquiler, pide que la ponencia Social --coordinada por el vicesecretario de Sectorial, Javier Maroto--, señale que el PP considera que "la maternidad de alquiler, más conocida como vientres de alquiler o gestación por sustitución, no constituye una forma más de reproducción asistida, ni se trata de un progreso ni avance social".

"Por el contrario, --sigue el texto-- es una nueva forma de explotación que atenta contra la dignidad tanto del niño como de la madre, abusando del estado de necesidad en que se encuentran mujeres jóvenes en situación de pobreza. Por este motivo, y como ocurre en la mayoría de los países europeos, defendemos que los contratos de vientres de alquiler deben seguir estando prohibidos en España". Firmarán con ella esta enmienda otros miembros del PP y exparlamentarios, como Luis Peral, Javier Puente y José Luis Sastre.

En su justificación, Méndez indica que en el Consejo de Europa ya se hizo en 2012 una declaración escrita condenando la subrogación, al tiempo que subraya que el 30 de noviembre de 2015 el Parlamento Europeo adoptó el informe sobre los derechos del hombre y la democracia en esta materia, que "condena la práctica de la gestación por sustitución (GPA) por atentar contra la dignidad de la mujer, cuyo cuerpo y función reproductiva son utilizadas como mercancías".

DERECHO A LA VIDA DESDE SU CONCEPCIÓN

En otra enmienda, a la que ha tenido acceso Europa Press, Méndez pide que se recoja explícitamente en la ponencia Social que el PP defiende "el derecho de toda persona a la vida desde su concepción hasta su muerte natural, a la dignidad, al pleno ejercicio de derechos y libertades en igualdad de condiciones entre hombres y mujeres". Según argumenta, la defensa de este derecho humano fundamental es un "principio elemental" del que el PP "no debe desprenderse".

Asimismo, plantea que el PP trabaje por evitar el "adoctrinamiento educativo" en materia de sexualidad que "pueda impedir la libertad de pensamiento, ideológica y religiosa" consagradas en la Constitución, así como el derecho de los padres a elegir la educación de sus hijos conforme a sus convicciones.

En la justificación de esta enmienda Méndez asegura que "resulta evidente que la imposición a todos" de una determinada ideología de género "provocará que quienes no la compartan se vean privados de su libertad de pensar y opinar, constituyendo además un ataque a la familia".


Otras noticias

Contenido patrocinado