Buscar

DESTACAMOS
Garbiñe Muguruza empieza lanzada y derrota a la letona Ostapenko en su estreno en las WTA Finals

Una mesa técnica de Comunidad y vecinos decidirá los derribos de la Cañada

EFE
13/01/2017 - 14:25
Más noticias sobre:

Madrid, 13 ene (EFE).- Una mesa con técnicos procedentes tanto de la Comunidad de Madrid como de las asociaciones vecinales de la Cañada Real decidirá qué viviendas permanecen y cuáles son derribadas en este asentamiento ilegal, de acuerdo a un plano que refleje las limitaciones urbanísticas.

Este es el acuerdo alcanzado hoy por los grupos políticos de la Asamblea de Madrid, representantes de los tres ayuntamientos afectados -Madrid, Rivas Vaciamadrid y Coslada- y portavoces de las asociaciones de vecinos de la Cañada, en desacuerdo con el mapa edificable presentado por la Comunidad.

Este mapa, que se dio a conocer en el mes de diciembre, consideraba edificable un 20 por ciento del asentamiento, lo que implicaba que el 80 por ciento de las viviendas serían derribadas al contravenir limitaciones por ruido, acuíferos, zonas protegidas, o cableados de alta tensión, entre otras.

Ahora la mesa, que se creará de forma inminente, decidirá un nuevo plano en el que exista consenso sobre limitaciones como las de ruido, que suponen el 20 por ciento del total, según ha indicado a los medios el comisionado de la Comunidad de Madrid para la Cañada, Juan Antonio Martínez Páramo, que espera acordar un pacto regional en un trimestre.

Sin embargo, la portavoz de la asociación de vecinos del sector IV, Lidia Resani, ha sido muy crítica con el actual borrador, que, a su juicio, supondría derribar el cien por cien de las viviendas para realojar a los vecinos y ha adelantado que judicializarán cualquier acuerdo autonómico que no les convenza.

El espacio edificable en disputa asciende a cien mil metros cuadrados, según el comisionado, pues el proyecto del Gobierno regional plantea más de 200.000 metros cuadrados edificables y el de los vecinos prevé más de 300.000.

Casani, sin embargo, defiende que las afecciones "son mentira" y que las de ruido suponen hasta el 90 por ciento del total, contradiciendo al Gobierno.

El comisionado ha destacado el consenso de los grupos y ayuntamientos para garantizar el derecho a la vivienda, mientras que la portavoz de los vecinos ve "muchas palabras pero pocos compromisos" y considera que los partidos contradicen la ley que prevé que permanezca el máximo de viviendas posibles ya construidas.

Preguntado por la compatibilidad de construir viviendas en altura para los realojos y mantener los chalés existentes, Martínez Páramo ha señalado que "puede ser compatible" y que hay sectores como el primero, situado en Coslada, donde hay acuerdo.

Respecto al resto -el asentamiento cuenta con seis sectores- se estudiarán a partir de la "foto fija" de limitaciones urbanísticas que surjan de la mesa técnica.

En la Cañada Real, que se extiende a lo largo de 16 kilómetros, viven en la actualidad más de 8.000 personas de 30 nacionalidades distintas distribuidos en seis sectores, de los cuales el más conflictivo por su conexión con la droga es el sexto.

Otras noticias

Contenido patrocinado