Buscar

EN DIRECTO
Siga la calificación del Gran Premio de Estados Unidos de Fórmula-1 en Austin

Iglesias centra su estrategia para Podemos en la movilización social y pide a sus parlamentarios ser activistas

13/01/2017 - 14:42

Advierte contra el "tactismo parlamentario" porque las "élites quieren parlamentarizar los conflictos para desactivarlos"

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha diseñado una estrategia política para la formación que tiene como objetivo principal diseñar una organización que no sea un partido sino una herramienta al servicio del movimiento popular, y que las instituciones sirvan para dar respuesta a las demandas de la sociedad civil y sean cauce de la movilización social. De hecho, señala que la función de los parlamentarios no debe ser "parlamentarizar" sino ser "activistas institucionales".

"La construcción de un movimiento popular no es un fetiche, sino la única forma de avanzar. Solamente con diputados, portavoces y un buen discurso que conecte con las necesidades de la mayoría no basta. Para ganar necesitamos gente organizada, activa y con capacidad para movilizarse y llevar los debates del cambio constituyente a la sociedad", reclama Iglesias en el documento 'Plan 2020: ganar a al Partido Popular y gobernar España', recogido por Europa Press.

El líder de Podemos ha redactado este borrador con "voluntad unitaria" y con el objetivo de establecer un punto de partida para llegar a un acuerdo con el resto de sectores antes de la II Asamblea Ciudadana Estatal de Vistalegre de febrero, tanto con los 'Anticapitalistas' como el sector liderado por el secretario Político, Íñigo Errejón, si bien son más los guiños que hace a la primera corriente.

Así, su texto, que comienza con un repaso de los cambios políticos que ha vivido España desde la Transición, supone una clara reivindicación de construir un Podemos que se centre en ser una "herramienta política al servicio del movimiento popular" y que aspire a liderar "una confluencia política, social y popular de cambio" que sea capaz de ganar al PP, primero en las próximas elecciones municipales y autonómicas de 2019, y después, en las generales previstas para 2020.

RECHAZA EL "OPORTUNISMO PARTIDISTA"

Iglesias dedica un capítulo a la labor de Podemos en las instituciones, una de las principales preocupaciones de los llamados 'errejonistas', y defiende realizar en el Parlamento una labor de "oposición" que tenga como objetivo poner de relieve las "contradicciones del discurso del Gobierno y sus aliados".

Eso sí, aprovecha para avisar del riesgo de caer "en el tacticismo parlamentario" y el "oportunismo partidista" y aboga por mantener "la coherencia programática, demostrando que Podemos es el instrumento parlamentario del bloque social y popular de cambio e ir anticipando la que será nuestra futura acción de gobierno en la próxima legislatura".

"Las élites siempre quieren parlamentarizar los conflictos como una manera de desactivarlos, mientras que si el pueblo está, habla, debate y participa, se consiguen los cambios. Sociedad civil y Parlamento son dos caras de la misma moneda", señala, para añadir que "no existe una contradicción fundamental entre movimiento e institución sino una tensión elemental".

Por ello, avisa de que "el papel de los cargos públicos no puede limitarse al trabajo en los diferentes parlamentos". "Su principal función debe ser la de ser 'activistas institucionales'. Debemos estar en todos y cada uno de los conflictos sociales y escuchar a los movimientos. Tenemos que trabajar codo con codo con ellos, respetando siempre su autonomía", defiende.

RECUPERA "LA CASTA"

Así, señala que "el principal problema de la política europea" ha sido "la profesionalización de la tarea política". "La 'clase' o 'casta' política tiene que renovarse con gente normal cuyas expectativas no sean tener una biografía política de veinte o treinta años en cargos públicos", avisa. La solución pasa, en resumen, porque Podemos se nutra de "gente haciendo política" y escuchando a los movimientos sociales, "en vez de políticos repitiendo los lugares comunes de la política".

"Los movimientos señalan las carencias de la sociedad y es nuestra obligación en el Parlamento trabajar para convertir cada carencia en un derecho. Debemos ser capaces de articular las demandas de la ciudadanía y llevar su voz a las instituciones introduciendo en la agenda política aquellas medidas que resuelvan los problemas de la gente para que nunca más las instituciones vivan a espaldas del país", insiste.

"GANAR SOCIAL Y POLÍTICAMENTE AL PP"

Desde el entorno de Iglesias plantean que, si bien difieren de Errejón en el peso que debe darse a la labor institucional y el modo en que esta debe llevarse a cabo, sí se ha asumido su apuesta fijar como objetivo principal de Podemos el "ganar social y políticamente al PP" y gobernar España.

"Debemos prepararnos, en primer lugar, para revalidar las victorias electorales de los Ayuntamientos del Cambio y ampliar esa victoria a otros municipios y comunidades autónomas en 2019 y, en segundo lugar, para ganar las próximas elecciones generales en 2020", señala.

En sentido, asegura, en un lenguaje que recuerda al secretario Político, que la determinación de Podemos debe ser "recuperar la patria para la gente". "Aspiramos a ganar, por lo que debemos estar preparados para asumir la responsabilidad de gobernar, lo cual significa trabajar como si las próximas elecciones generales fueran mañana", añade.

GOBIERNO A LA SOMBRA Y MANTENER LA TENSIÓN HASTA LAS GENERALES DE 2020

De hecho, propone configurar un 'gobierno a la sombra', es decir, un equipo encargado "de evaluar las políticas públicas del gobierno restaurador, de ir explorando vías alternativas y de articular la participación de los expertos en el diseño de futuras políticas públicas", que conciba su actuación "como un ensayo general del futuro gobierno de España".

"Esta fórmula de ensayo general tiene una larga tradición en Inglaterra y permite ir construyendo perfiles políticos y técnicos para evitar las sorpresas de los nombramientos caprichosos a los que nos tiene acostumbrada la política turnista", aclara.

En este sentido, pide a la organización mantener "la tensión" hasta esa cita prevista para 2020 pero también tener en cuenta que Podemos no puede afrontar ese reto en solitario, sino que debe trabajar para "edificar desde las bases un nuevo bloque político, social y popular".

SEGUIR SUMANDO ACTORES

"Somos un actor protagonista que aspira a seguir liderando el cambio, pero la humildad nos obliga a ser generosos con el espacio institucional alcanzado y a aceptar que para ganar las próximas elecciones generales debemos seguir sumando", asegura, en referencia a la coalición Unidos Podemos que conformaron en los comicios del 26 de junio junto a Izquierda Unida (IU) y otras formaciones como Equo.

Aunque no cita directamente a IU, Iglesias sí reafirma su apuesta por seguir reforzando esa relación y caminar hacia un bloque que supere a Podemos como partido. Por ello, pide "seguir construyendo con otros actores el espacio político del cambio en un país".

"La lógica debe ser por tanto la de la unidad en la diversidad: un proyecto compartido por identidades políticas, sociales y territoriales diversas, donde lo que es una realidad en la cotidianeidad se articule en el ámbito de lo político", explica.

"Los partidos no pueden caer en la arrogancia de querer representar a todas las personas y hacerlo en todo momento. Por eso es esencial que un partido del siglo XXI se conciba como parte de un proyecto más grande que el propio partido", avisa.

Otras noticias

Contenido patrocinado