Buscar

Deportes
Rafa Nadal se impone a Jack Sock en el super tie-break y da más ventaja a Europa en la Laver Cup

Guterres tensa las cuerdas con Washington en su gira por Oriente Medio

EFE
15/02/2017 - 19:27

El Cairo, 15 feb (EFE).- El secretario general de la ONU, António Guterres, concluye en Egipto su primera gira por Oriente Medio en la que ha defendido la solución de dos Estados para resolver el conflicto palestino-israelí, y la designación de un líder palestino para mediar en Libia, a diferencia de lo sugerido por Washington.

En una rueda de prensa en el palacio presidencial de Al Itihadiya, el diplomático portugués aseguró hoy junto al ministro de Exteriores egipcio, Sameh Shukri, que "no hay otra alternativa" al conflicto palestino.

"No hay solución para la causa palestina si no es estableciendo los dos estados: palestino e israelí. (...) Hay que hacer todo lo posible para lograr este objetivo y que se cumpla en la realidad", afirmó de manera rotunda Guterres, que mañana se reunirá en la capital egipcia con el secretario general de la Liga Árabe, Ahmed Abulgueit.

Por su parte, el presidente de EEUU, Donald Trump, afirmó hoy durante una conferencia de prensa conjunta en Washington con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, que aceptará "una solución de uno o dos Estados", lo que supone un cambio respecto a la política hacia Oriente Medio que ha mantenido durante los últimos 20 años por Washington.

En un momento en el que se incrementan las diferencias entre el discurso de la ONU y Washington, Guterres reiteró el pasado 13 de febrero en Emiratos Árabes Unidos su confianza en el nombramiento del exprimer ministro palestino Salam Fayad como nuevo enviado de la organización en Libia, y pidió a EEUU y a Israel, que rechazan su designación, que sean más "objetivos".

Respecto a su relación con el último país que visita en esta gira de seis días, el diplomático aseguró esta mañana durante un encuentro con el presidente de Egipto, Abdelfatah al Sisi, que "Egipto tiene una posición geopolítica central y es un actor principal en la región para contribuir de forma esencial a llegar a la resolución de las crisis en Oriente Medio".

Igualmente, ha insistido en "encontrar soluciones políticas" para acabar con las crisis en la región, y puso sus esperanzas en la nueva ronda de negociaciones de paz para el conflicto sirio, previstas en Ginebra para el próximo 23 de febrero.

Por su parte, Shukri dijo que Egipto "apoya completamente el proceso de paz", y les ha pedido a la oposición y al Gobierno sirio que sean "flexibles" en las negociaciones "para lograr sacar a Siria de este conflicto".

En este sentido, ha destacado la importancia del apoyo de la comunidad internacional en la región para "volver al proceso de reconciliación y rehabilitación para frenar el sufrimiento de sus pueblos" y acordar juntos una solución a la crisis en Libia, en el Yemen y en Irak.

Tras la rueda de prensa, el diplomático portugués se dirigió a la Universidad de El Cairo, en la que declamó un discurso en el salón de actos de la institución, junto al rector, Gaber Nasar, y el ministro de Exteriores, Sameh Shukri.

Allí, tuvo unas palabras para las nuevas generaciones y acusó a la crisis económica y a la falta de confianza en los gobiernos como los principales factores por la que estos jóvenes se radicalizan y se unen a grupos xenófobos y terroristas.

"Cuando los jóvenes terminan sus carreras y no tienen trabajo, pueden acabar en partidos xenófobos o terroristas", adujo Guterres durante el discurso titulado: "Enfrentarse a los desafíos globales: encontrar la esperanza en la juventud", y señaló que "el paro es un problema peligroso que lleva a que los países retrocedan", así como es una de las mayores "amenazas" para la paz internacional.

En otro orden de temas, abordó la brecha económica actual entre la población ya que "los ricos se hicieron mas ricos; y los pobres, mas pobres, lo que indica la falta de justicia en el reparto de riqueza, y esto existe en todos los países".

Asimismo, la falta de confianza del pueblo en sus gobiernos es un "reto que hay que afrontar y un asunto que está en mano de los jóvenes dado que son capaces de enfrentarse a dichos desafíos, y tienen la energía para ello".

Guterres finaliza en Egipto su primera gran gira por Oriente Medio, que comenzó en Turquía el pasado 9 de febrero, y lo ha llevado a Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Omán y Catar.

Tras reunirse mañana con Abulgueit en la sede de la Liga Árabe, viajará a Bonn (oeste de Alemania) para asistir a la reunión de ministros de Exteriores del G20, y antes de volver a Nueva York, acudirá a la Conferencia de Seguridad anual en Múnich.

En ese foro, Guterres tiene previsto defender la necesidad de una diplomacia de la paz, más atención para la prevención de conflictos y un compromiso más claro con el multilateralismo.

Otras noticias

Contenido patrocinado