Buscar

El Gobierno y las comunidades afinan la coordinación para participar en las decisiones y los fondos de la UE

EFE
15/02/2017 - 21:48

Madrid, 15 feb (EFE).- El Gobierno y las comunidades autónomas han dejado hoy clara su voluntad de ser más eficaces y ágiles en la toma de decisiones sobre políticas europeas y en el reparto de los fondos de la UE, como el de los 2.000 millones que en próximas fechas se distribuirá entre las autonomías.

Ha sido uno de los puntos abordados en la Conferencia para Asuntos Relacionados con la Unión Europea (CARUE), una cumbre que congrega al Ejecutivo central y a los gobiernos autonómicos para actuar conjuntamente en políticas europeas, pero que llevaba sin reunirse desde 2011. En el Senado se ha puesto fin a la inactividad.

De hecho, fue en el Senado, en la Conferencia de Presidentes de enero, donde se decidió reactivar este foro multilateral en cuya sesión de hoy sí ha estado representada la Generalitat de Cataluña.

No ha estado el titular de la Consellería que lleva los asuntos tratados, la de Exteriores que dirige Raül Romeva, sino su número dos, Maria Badia. Por tanto, todas las sillas de las comunidades han estado hoy ocupadas.

Uno de los puntos de la agenda, trabajada durante los días previos, lo que ha facilitado que la cumbre durara apenas dos horas, ha tenido que ver con el reparto de 2.000 millones de euros provenientes de Bruselas, como consecuencia de la revisión de los criterios de distribución de los fondos estructurales.

Hasta la fecha, dicho reparto se efectuaba a tenor de unos factores que databan de 2007, cuando la crisis no había arreciado en España. La actualización ha determinado que vengan más de 2.000 millones.

El Gobierno ha informado en la CARUE del reparto, que Andalucía no comparte, como ha denunciado su consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano, por considerar que sale agraviada respecto a otros territorios más desarrollados.

Por ello, la Junta ha pedido al Ministerio de Hacienda que le permita gestionar con sus cuentas propias 680 millones de los 1.030 que desembarcarán en Andalucía. En el reparto de hoy a la Junta le tocaban gestionar 440 millones.

Aparte de mejorar los accesos al dinero que viene de Bruselas, la CARUE ha reflejado la voluntad mayoritaria de los asistentes por mejorar los mecanismos de participación de las comunidades autónomas en las políticas europeas.

Ello pasa, por un lado, por la periodicidad, y por esta razón, en tres meses las comunidades y el Gobierno formarán un grupo de trabajo para que analice el reglamento interno y dé con un mecanismo "ágil" que garantice que foros de coordinación como el de hoy den resultados.

Que haya foros multilaterales no quitará que se celebren otros bilaterales, que es justo lo que ha pedido el consejero vasco Josu Erkoreka, foco de atención hoy porque simbolizaba el interés de su Ejecutivo en participar en decisiones europeas que le conciernen por su "especial" situación competencial.

Ese interés es prácticamente el mismo que ha expresado Badia, para quien la Generalitat quiere estar "ahí" donde se cuecen decisiones europeas que le interesan.

Y una de esas decisiones es el 'brexit'. Tal y como ha señalado el secretario de Estado para Administraciones Territoriales, Roberto Bermúdez de Castro, Gobierno y comunidades volverán a verse en dos meses para dedicarse exclusivamente a analizar las posibles consecuencias de la salida de Reino Unido de la UE.

Todos los asistentes se han mostrado de acuerdo con la iniciativa y con que sea el Ejecutivo el que lleve la batuta mediante un intercambio de información constante, han subrayado a Efe fuentes presentes en la CARUE.

Un informe del Observatorio Regional del BBVA conocido ayer anticipaba algunos efectos del 'brexit' tanto en la economía nacional como en la de algunas comunidades especialmente expuestas, bien por la influencia del turismo británico, bien por la dependencia del sector agroalimentario.

Sostiene ese informe que la economía española podría contraerse un 0,4 por ciento debido a la marcha de Reino Unido, cuyo proceso está a un mes de que comience, y apuntaba a las comunidades del Levante, a Baleares y a Canarias como las que más se resentirán.

Para prevenir situaciones así, el Gobierno se ha comprometido a intercambiar la información que vaya recabando con las comunidades.

Otras noticias

Contenido patrocinado