Buscar

Austria habla de pérdidas de 1.100 millones en la compra de cazas a Airbus

EFE
16/02/2017 - 12:57

Viena, 16 feb (EFE).- El Gobierno austríaco cifró hoy en 1.100 millones de euros las pérdidas sufridas por el país en la compra en 2003 de cazas Eurofighter al consorcio europeo Airbus, contra la que ha presentado un denuncia por fraude y a la que reclama al menos 183,4 millones de euros.

El ministro de Defensa de Austria, Hans Peter Doskozil, aseguró hoy en una rueda de prensa que se dispone de "pruebas claras" de que EADS, rebautizada luego como Airbus, engañó al Estado austríaco en la operación.

Doskozil se refirió a unas pérdidas de 1.100 millones de euros, entre las que se incluyen los 183,4 millones de sobreprecio que Austria considera se incluyeron indebidamente en concepto de compensación y comisiones, entre las que habría también transacciones ilegales.

Al respecto, el ministro afirmó que no es aceptable que los "contribuyentes hayan cofinanciado también sobornos en el precio de compra".

Austria reclama la devolución, al menos, de esos 183,4 millones, poco menos del 10 % de los 1.960 millones de euros que se acordaron en 2003 por la compra de 18 aviones Eurofighter.

Un informe realizado por una comisión de investigación creada en 2012 por el Ministerio de Defensa austríaco ha concluido que el Estado fue engañado en su decisión de compra.

Aparte del precio, afirma que hubo engaño también en el equipamiento y la configuración de los cazas que Airbus se comprometió a ofrecer y que la empresa no estaba en disposición ni pretendía aportar.

Austria mantiene que, sin ese engaño, se habría decidido por otra oferta para renovar su entonces obsoleta fuerza aérea.

"Sin ese engaño sobre esos hechos esenciales, la República de Austria no se habría decidido por la compra de los cazas Eurofighter sino por la adquisición del caza JAS 39 Gripen del ofertante SAAB y habría ahorrado así cantidades considerables", resume ese informe.

Airbus no ha querido hacer comentarios sobre el caso argumentando que acaba de recibir información sobre la denuncia austríaca y no conoce los detalles.

El ministro de Defensa, Hans Peter Doskozil, habló hoy en una rueda de prensa de la posibilidad de que Austria prescinda incluso de los aparatos y anunció que ha creado una comisión que tendrá que evaluar todas las posibilidades de aquí al verano.

Otras noticias

Contenido patrocinado