Buscar

DESTACAMOS
¡Ya es elSuperLunes! Con sólo un click, descargue gratis su edición de elEconomista

Calvo vincula el debate sobre la sede del Patio Maravillas a la negociación vecinal

EFE
16/02/2017 - 14:46
Más noticias sobre:

Madrid, 16 feb (EFE).- El delegado de Desarrollo Urbano Sostenible de Madrid, José Manuel Calvo, ha vinculado hoy el debate plenario para convertir una antigua sede del Patio Maravillas en apartamentos turísticos a que se resuelva la negociación con colectivos y asociaciones vecinales.

Preguntado al respecto en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno municipal, el edil de Ahora Madrid ha asegurado que mantendrán el plan especial del edificio de la calle Divino Pastor, pero que lo elevarán a pleno "cuando resolvamos esa negociación".

El equipo de Gobierno de Manuela Carmena retiró del pleno municipal de enero el debate sobre este edificio, que fue okupado durante dos meses de 2015 por el Patio Maravillas, un colectivo del que formaron parte ediles de Ahora Madrid como Guillermo Zapata o Celia Mayer.

Entonces, y ante las acusaciones de choques ideológicos dentro la candidatura ciudadana, el delegado de Desarrollo Urbano sostenible, achacó el aplazamiento del punto al "malestar" vecinal por el incremento de plazas turísticas en el barrio de Maravillas, en distrito Centro.

Hoy, Calvo ha recordado el compromiso adquirido por el Consistorio para "trabajar" con los colectivos en torno a "una inquietud" que también preocupa al Ejecutivo local: "la proliferación de planes especiales vinculados a la transformación de determinados usos a alojamientos turísticos".

Cuando el diálogo con los colectivos finalice, el equipo de Gobierno seguirá con "el procedimiento de tramitación ordinaria", ha añadido Calvo.

La conversión del inmueble de Divino Pastor -hasta 2014 de titularidad municipal- en apartamentos turísticos supone para el Patio Maravillas "la aceptación política de una manera de hacer ciudad pilotada por los intereses inmobiliarios y financieros", según denunció el colectivo en un comunicado el 30 de enero al que siguió, tres horas después, la retirada del punto del orden del día.

El colectivo, que durante ocho años y hasta su último desalojo, el 4 de agosto de 2015, "okupó" varios espacios en el barrio de Maravillas, pidió también una "moratoria turística" en Madrid y planes para intervenir en "el proceso de turistificación" del centro.

Otras noticias

Contenido patrocinado