Buscar

elSuperLunes
¡Ya es elSuperLunes! Con sólo un click, descargue gratis su edición de elEconomista

¿Y si Susana Díaz decidiera no presentarse?

6/03/2017 - 8:22
  • Susana Díaz era la candidata 'evidente' y ahora es la peor valorada
  • Las semanas pasan y Sánchez crece en apoyos, sus actos se llenan
La presidenta de Andalucía y secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz. Imagen: EFE

El Partido Socialista lleva viviendo en compás de espera desde el pasado mes de octubre, en aquella infausta velada en la que estuvieron cerca de desgajarse en dos. Aquel día Pedro Sánchez dejó de ser secretario general del partido después de que le tumbaran su idea de convocar un congreso, a través del cual buscaba reafirmarse en un cargo a que se aferraba como quien se resiste a ser llevado por la corriente en plena crecida del río. El caudal, en ese caso, venía de Andalucía.

Desde entonces hasta ahora el PSOE ha pasado a un segundo plano. En estos meses el PP ha conseguido renovar su gobierno merced a un pacto con Ciudadanos, que ya se ha llevado su primer desengaño al comprobar que tampoco esta vez los populares cumplirán lo prometido. Además, en Podemos han pasado por un proceso similar en el que dos facciones emprendieron una lucha fratricida por el control de la formación. En su caso, no obstante, la agonía ha terminado ya: las primarias ya estaban fijadas en el calendario, y las urnas se encargaron de dirimir la tensión.

Pero en el PSOE siguen esperando. Desde octubre los destinos del partido los rige una gestora que, ya desde el principio, reveló que no tenía prisa por convocar el ya imprescindible congreso. Una vez se había eliminado el 'no es no' de la ecuación, y se posibilitaba con la abstención la formación de Gobierno, ya no había prisa. El tiempo -suponían- corre a su favor mientras sigan siendo la oposición, porque no hubo 'sorpasso', y con las semanas las tensiones se relajan y las heridas cicatrizan. Esa era la idea.

De la estrategia a la situación actual

Aún no se sabe ni cuándo será el congreso, pero ya hay dos candidatos. El primero en asomarse fue Patxi López, el que nadie esperaba y de quien no se sabe en verdad de dónde le pueden venir los apoyos. El segundo, Pedro Sánchez, que fuera defenestrado y que iniciara su regreso en actos descafeinados y sin demasiado eco público, se sabía que llegaría.

Sin embargo, las semanas pasan y Pedro Sánchez va creciendo en apoyos. Los actos, antes medio vacíos, ahora se llenan. Parece que la pregunta de si podía conservar su tirón entre las bases se va despejando. Mientras, Patxi López, que estuvo en el equipo de Sánchez cuando se consumó su traición a Eduardo Madina, logró cierta presencia por aquello de ser el primero y romper el hielo, pero acabó diluyéndose.

Las espadas siguen en alto esperando a la que -de momento- nunca llega. Susana Díaz, que era la candidata 'evidente', de momento sigue sin dar el paso. Y mientras, el tiempo hace su surco: es la candidata peor valorada mientras sus rivales siguen creciendo, especialmente el exsecretario general. El motivo principal es evidente: se desgastó en la operación para tumbar a Sánchez. Quizá de forma irreversible.

Ella fue, años atrás, la que ungió a Sánchez frente a Madina. Y ella fue la que decidió que Sánchez no debía seguir, después de que Felipe González lanzara la salva de aviso desde una entrevista radiofónica con la que se inició la asonada desde Despeñaperros. La lideresa, que controla el aparato andaluz -un tercio de la militancia socialista- es quien pone y quita. Pero, parece, no es quien conecta con los votantes.

Lo más probable es que sólo esté esperando el momento adecuado. Que cuando se decida a dar el paso, lo haga con toda la artillería. Los pesos pesados del partido la arroparán, los medios la mimarán y hasta los empresarios que puedan influir de una forma u otra secundarán su opción. Ella es la candidata del 'sistema', y eso supone partir con una ventaja innegable.

Sin embargo cabe otra posibilidad: que no dé el paso. A fin de cuentas, ella se convirtió en lo que es por designación, y eso no convierte a un líder en líder real. Su predecesor en la Junta de Andalucía se fue, salpicado al final por los escándalos de corrupción, y ella fue la sucesora natural. Heredó no sólo la presidencia, sino también el control del partido: de la noche a la mañana, una desconocida se convertía en referencia, pero en realidad eso no le ha asegurado el mando.

Finalmente, pasó por las urnas y superó la prueba: el PP se hundió en Andalucía, en gran medida gracias al empuje inesperado de Ciudadanos en la región, y Podemos golpeó menos fuerte de lo esperado. Susana Díaz se convirtió al fin en presidenta electa de Andalucía, y ahí empezó la operación de minado de Sánchez, quien no era ya un peón, sino alguien que había empezado a tomar sus propias decisiones: el 'no es no', los flirteos con los nacionalistas, la vía del pacto con Podemos, nada que encajara con los designios andaluces.

Díaz, cuando inició la invasión de Ferraz, pensaba seguramente en una contienda a dos, en algo que pudiera controlar. Aunque el rival fuera Sánchez, con los recursos que tendría al alcance, podría ser fácil vencerle: ella se desgastó en el 'golpe', pero él también se había desgastado antes. Al haber tres -o más- contendientes, las alianzas se diluyen, y la victoria podía ser menos limpia. Ella lo sabe bien: en la derrota de Madina fue clave la aparición de Tapias, que consiguió los avales necesarios gracias a muchos apoyos llegados de su federación, y arañó muchos apoyos al candidato vasco en la votación definitiva. Todo tiene su porqué.

Si Díaz no se presentara podría intentar pensar a medio plazo. Trabajar en su imagen pública, muy deteriorada, y preparar la transición en las próximas generales asegurándose un puesto en el Congreso -con la consecuente visibilidad que eso conlleva-. Podría buscar alianzas clave dentro y fuera de su partido, consolidando su candidatura mientras el socialismo vive su enésima travesía por el desierto. Podría incluso centrar su campaña en intentar ser la primera presidenta del Gobierno, quién sabe si en un duelo con Cristina Cifuentes como sucesora de Rajoy. Eso, olvidados estos meses, le daría un argumento potente en una hipotética campaña.

Pero para que todo eso suceda antes debe decidir no concurrir y, además, controlar el proceso para no perder el timón del partido. Y eso, claro, implica ungir a uno de los candidatos existentes, aunque no se note demasiado para no perjudicarle. Eso, con los jugadores actuales, significaría hacer verosímil el improbable escenario de que Patxi López, contando con el aparato, tuviera alguna opción seria de victoria. Ya se le podría poner apellido, aunque fuera por un tiempo.

Sin embargo en política no siempre se sabe esperar, y casi nunca se es prudente cuando uno ya se ha implicado tanto. El PSOE espera a Susana Díaz, y el tiempo parece que ya no corre a su favor, sino en su contra. Los socialistas necesitan un líder, que seguramente no sea ni Sánchez ni Díaz... pero a día de hoy sigue sin haber otras opciones sobre la mesa.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 51

#1
06-03-2017 / 09:28
Pablo
Puntuación -26

Los votantes podemitas acuden a los actos de Sánchez y llenan los foros en su apoyo. Es el típico intento de manipulación sovietico. Pero luego los votantes podemitas votarán a Podemos, y Sánchez se quedará con dos palmos de narices. Es por ello que Susana debe de presentarse y verificar el origen de los votos a Sánchez.

#2
06-03-2017 / 09:50
Funcionario andaluz
Puntuación 81

Susana tiene un problema bestial ahora mismo. Está empeñada en mantener el impuesto de sucesiones y donaciones y eso le va a costar al PSOE la presidencia de la Junta. Han sacado toda la artillería pesada y el juego sucio para impedir que los andaluces puedan ser dueño del dinero de sus padres, pero el PSOE sigue empeñado en robar a los muertos y saquear las tumbas. Y eso está teniendo un coste político bestial. Es posible que en un par de años Susana pase a la oposición y entonces habría finalizado su carrera política.

La demagogia del PSOE de que sucesiones es un impuesto de ricos ya no se lo traga nadie. Y eso le está costando muchísimo. En mi departamento era yo el único "facha", todos los demás eran los perfectos funcionarios: progretas a más no poder, con sus hijos en colegios públicos, votantes del PSOE, Podemos o IU, ateos, ... los progres perfectos. Pero ya unos han experimentado lo que es quedar en la ruina por sucesiones y donaciones, otros están viendo el estropicio que han hecho con sus hijos en los colegios públicos y otros están temiendo el momento en que mueran sus padres porque saben que no van a poder pagar la herencia. Y ya no son tan progres. Alguno incluso ya está pasando de la abstención a votar al PP. Y todo por el empecinamiento de Susana de prohibir las herencias.

#3
06-03-2017 / 10:12
MBRJ
Puntuación 67

Si no se presentase seria lo mejor para ESPAÑA y los ESPAÑOLES.

#4
06-03-2017 / 10:18
JUAN
Puntuación 36

... Pues si no se presenta, mejor para el PSOE, mejor para los votantes socialistas que hemos sido toda la vida, y mejor para España.

Así de sencillo.

Así que ojalá no se presente.

(Y no soy un podemita infiltrado, como dicen algunos foristas por ahí, al contrario: no me gusta nada Podemos),

#5
06-03-2017 / 10:19
XXXX
Puntuación 85

El juego sucio que ha hecho Susana Diaz en las últimas épocas se acaba pagando. Eso es lo que pasa.

#6
06-03-2017 / 10:40
Raul
Puntuación 58

Susanita ha querido nadar y guardar a lo ropa pero no es posible hacerealizar ambas cosas a la vez.

#7
06-03-2017 / 10:40
Andaluz
Puntuación 65

Es verdad lo que comentan de Andalucía. Conozco muchísimos socialistas patas-negras que están indignadísimos con el impuesto de sucesiones. Y lo peor es que se ven insultados por su propio partido cuando reclaman el fin de este robo. Susana, creo que te puedes llevar un chasco cuando compruebes el resultado de las próximas elecciones.

#8
06-03-2017 / 11:12
ANDALUZ ORGULLOSO
Puntuación -69

YASTAN LOS PEPERROS INTOSICANDO CON MENTIRAS A CERCA DE DOÑA SUSANA DIAZ LA MEJOR LIDER ESA DE TODOS LOS GOBIERNOS Y EMBIDIADA POR LAS DE MAS AUTONOMIAS DESTE PAIS POR HABER CON SEGUIDO PARANDALUCIA UNAS COTAS DE POGRESO IN IMAJINABLES Y CON UN HAORRO PRE SUPUESTARIO DE 90000000000000 DEUROS Y SUVIENDO DIA TRAS DIA EN POPULARIDAZ INTENZION DE BOTO

VIVANDALUZIA LIBRE DE PEPERROS

VIVA EL SOZIALISMO DEL PESOE

VIVA LA JUNTA DANDALUCIA

YVIVA EL BETIS BALON PIE CLUZ DE FUZBOL

#9
06-03-2017 / 11:22
Marta
Puntuación 30

Que no la quiera el resto de España no creo que tenga mucho que ver con las sucesiones en Andalucía. ¿No estará relacionado con la capacidad y fiabilidad demostrada? Y con los hechos que culminaron en octubre?

#10
06-03-2017 / 11:34
Aurelio
Puntuación 40

Con este nivel de rechazo lo mejor es que dejara la política. Seguramente los ciudadanos mejoraríamos nuestra salud.

#11
06-03-2017 / 11:39
Paco
Puntuación 29

Marta, el problema es que el granero del PSOE y de Susana es Andalucía. Si en Andalucía el desgaste es tremendo por el Impuesto de Sucesiones (aunque tengo entendido que el PSOE está sufriendo un desgaste similar en Extremadura y Asturias por este tema), lo que pase en el resto de España da igual. Imaginemos que obtiene grandes resultados en la mitad norte de España pero pierde Andalucía. Pues da igual lo que haya obtenido en el norte, no ganaría. El PSOE pasa por Andalucía, fuera de ésta es un partido con muchísima menos importancia.

#12
06-03-2017 / 12:23
yomismo
Puntuación 26

Es cierto, el PSOE debido a su desgobierno en Andalucía lleva sufriendo un desgaste tremendo desde hace cuarenta años, si siguen así en otros cuarenta están fuera del gobierno.

Con respecto y sin respeto a Susana diré que no me gusta, no me gusta ese tonillo de político profesional que usa en sus mítines, que la hacen menos creíble que un vendedor de crece pelos calvo.

#13
06-03-2017 / 12:32
Es Bandoler
Puntuación -16

El Impuesto de Sucesiones y Donaciones no tiene nada que ver con el fracaso cantado de esta señora, por más que los peperos intoxicadores como los números 8 y 11 (casi seguro que son el mismo "liberal" de siempre) quieren vender a los lectores incautos.

Los militantes socialistas quieren socialismo, no caridad de los neocon. ¡A ver si os enteráis de una p. vez, fachorros!

#14
06-03-2017 / 12:38
NO AL PSGE
Puntuación 30

TANTO SI SE PRESENTA COMO SI NO, A LOS EFECTOS SERA TOTALMENTE IGUAL, PUESTO QUE DE PRESENTARSE, NO SACA NI PARA PIPAS.

SU RATON LA NECESITA MÁS

#15
06-03-2017 / 13:32
Puntuación 27

La sucesora evidente, para quien?..... Para 4 jerifaltes, rancios y derechizados del PSOE?....

#16
06-03-2017 / 13:34
Puntuación 25

A esta chiquita, como no se le dé mejor "la costura" que la política, jodido lo tiene.....

#17
06-03-2017 / 13:36
Puntuación 20

Que cuenta con pocos apoyos?..... Que se presente su "ratón", que seguramente conseguiría más.

#18
06-03-2017 / 13:40
dau6
Puntuación -10

Para presentarse tendrá que adelgazar y dejar de comer tanto.

#19
06-03-2017 / 13:50
ALMUSTAFA
Puntuación 27

Diría entonces que no se presenta porque tiene un compromiso con Andalucía, con su tierra, y que está entregada con su trabajo para los andaluces,.... y andaluzas,....igual que dicen los futbolistas antes de irse a otro equipo,....

#20
06-03-2017 / 14:04
work
Puntuación 31

Yo no entiendo mucho o nada de politica pero ésta me da que es una oportunista y demagoga.

No se moja para no perder la poltrona.

#21
06-03-2017 / 14:13
BEN
Puntuación 6

Y A MI QUE ME PARECE INCOMPRENSIBLE EL COMPORTAMIENTO TAN TIMORATO DE JAVIER FERNANDEZ???

PERO QUE LE PASA A ESTE SEÑOR QUE PODRIA BARRER EN LAS ELCCIONES ??

TAN MALITO ESTA Y TANTO MANDA SU SEÑORA ???

NO PUEDO ENTENDERLO.

#22
06-03-2017 / 14:26
Puntuación 10

Esto nos da la pista de por qué a los votantes habituales del Partido Socialista NO nos gusta Susana Díaz.

"Susana Díaz barre entre los votantes del PP: uno de cada dos quiere que lidere el PSOE"

http://www.elboletin.com/nacional/146457/susana-diaz-votantes-pp-psoe-sanchez-lopez.html

O sea, Susana es la que les gusta a los del PP. Pues si les gusta a los del PP, que la voten los del PP.

No hacen falta más comentarios.

#23
06-03-2017 / 14:27
fer
Puntuación 17

Da igual es una política profesional, de esas que comienza barriendo la sede del partido, luego hacen de concejal de relleno, le caen en gracia a alguien y pasa a ser teniente de alcalde, lugo delegada provicial (aún sigue barriendo la sede del partido), luego directora general (ahí ya no barre), luego consejera y por último presidenta. Su curriculum sule ser Licenciada en derecho por la UNED con un tiempo medio de obtención de la licenciciatura de 12 años. No suele haber tesis ni doctorados ni menos artículos científicos. Suelen ser simpáticas de verbo fácil y dan muchos besos y abrazos, pero se les nota que no le hacen gracia.

#24
06-03-2017 / 14:35
Berto
Puntuación 7

Creo que Susana Díaz estará de acuerdo conmigo en que los golpistas y los traidores no tiene sitio ni en el PSOE ni en la política.

#25
06-03-2017 / 14:41
Román
Puntuación 26

Ella no se quiere presentar porque no es tan tonta como para ver que los militante socialistas no la queremos ver ni en pintura.

Pero Emiliano, Vara, Fernández, González, Zapatero, etc... quieren enviarla al suicidio político y ella lo sabe.

Fuera de Andalucía no es nadie¡ No pinta nada¡¡¡