Buscar

ÚLTIMA HORA:
La Policía de Nueva York investiga una posible explosión en una estación de autobuses de Manhattan (13:55)

La brecha de género en la política española: todas las instituciones son demasiado masculinas... menos una

8/03/2017 - 15:49
  • Las mujeres representan el 40% del total de diputados españoles
  • En las presidencias autonómicas y las alcaldías son un 23 y 25%, respectivamente
  • El Parlamento Europeo es la institución que más igualdad tiene (46%)
El gabinete de Ministros de Rajoy solo tiene cinco mujeres (Sáenz de Santamaría, Cospedal, Báñez, Tejerina y Montserrat). Imagen: Reuters.

El último censo oficial del INE confirmaba que España es un país femenino, aunque sea por la mínima: hay un 51% de mujeres, que en términos de población se traduce en 23,6 millones frente a los 22,8 millones de hombres. Sin embargo en la política, como sucede en la mayoría de sectores, los hombres son mayoría, y amplia. Colau y Carmena hacen un llamamiento a movilizarse en el Día de la Mujer.

Tanto es así que España no sólo no ha tenido nunca una presidenta del Gobierno mujer, sino que ni siquiera ha habido ninguna candidata a la presidencia desde alguno de los grandes partidos. Las mujeres han sido las máximas representantes políticas del país sólo después de que José Luis Rodríguez Zapatero primero, y Mariano Rajoy después, se ausentaran por un viaje oficial y fueran sus número dos quienes les representaran. Así, María Teresa Fernández de la Vega y Soraya Sáenz de Santamaría son las únicas mujeres que han firmado decisiones del consejo de Ministros... aunque fuera únicamente en representación de sus superiores.

La España actual es el retrato de una sociedad cada vez más igualitaria, en la que la mayoría de instituciones tienen casi el mismo número de mujeres que de hombres. Pero ese 'casi' sigue ahí. Hay instituciones mucho más desequilibradas que otras, como es el caso de las presidencias autonómicas o los ayuntamientos de las capitales de provincia (hay cuatro veces más hombres que mujeres al mando) o el Consejo de Ministros o el Senado (en ambas hay el triple de hombres que de mujeres).

Hay otras 'casi' igualitarias, como son el Congreso (cuatro mujeres por cada seis hombres) o el Parlamento Europeo, al menos en lo que se refiere a nuestros representantes, que alcanza un ratio 54%-46%. Aceptable, pero insuficiente.

Euskadi, Canarias y Andalucía, con mayoría femenina

Las cámaras autonómicas no son una excepción. El global de todas ellas (casi 1.200 miembros electos) conserva ese mismo ratio del Parlamento Europeo, pero es desigual en los territorios. El extremo negativo lo ocupan Murcia (las mujeres ocupan sólo uno de cada tres escaños) y Cantabria (dos de cada cinco), mientras que otras tres cortes regionales están en situación de paridad técnica: Navarra (mitad y mitad), Baleares (30-29) y La Rioja (17-16).

Sólo hay tres instituciones en las que las mujeres son mayoría, y en sólo una de ellas las mujeres están sobrerrepresentadas atendiendo al reparto poblacional del INE. Se trata del Parlamento Vasco, donde un 55% de los asientos los ocupan mujeres. Le siguen el Parlamento Canario (un 51%) y el andaluz (50,5%).

La izquierda igualitaria, la derecha masculina

La desigualdad no es únicamente territorial, sino también ideológica. Es cierto que los cuatro grandes partidos repiten un mismo esquema en sus liderazgos -manda un hombre, y la segunda es una mujer-, pero bajando al detalle de sus cargos electos las diferencias afloran: los partidos conservadores (PP y Ciudadanos) son mucho más masculinos que los progresistas (PSOE y Podemos).

En el caso del PP, hasta en siete de las 17 autonomías hay un 50% más de hombres que de mujeres en sus bancadas, algo que se repite también en el Congreso, el Senado, las capitales de provincia y el Parlamento Europeo; sólo en Canarias tienen más mujeres que hombres. Algo menos extremo es el caso de Ciudadanos, aunque también es marcadamente masculino: en cinco Parlamentos autonómicos (de los 12 donde tienen representación) la cifra de hombres es más de un 50% superior a la de mujeres, y sólo en un caso hay más mujeres que hombres -Extremadura, donde sólo hay una diputada 'naranja'-.

En el caso del PSOE las mujeres son mayoría en seis parlamentos autonómicos (y franca minoría en uno, el de Castilla y León), aunque también tienen profundas desigualdades en el Senado (46-16), las presidencias autonómicas o los ayuntamientos de las capitales. En Podemos hay más equilibrio, aunque menos mayorías de mujeres: sólo en cuatro Parlamentos autonómicos hay más diputadas, algo que se repite en el Senado (más del doble de mujeres -13- que de hombres -6-) y en el Parlamento Europeo.

Comentarios 0